En la boca del león

Ay, qué sensación rara meterme en la jaula de los leones, aunque muchas veces me sentí así... ésta en realidad fue literalmente así.Todo ocurrió en un zoo interactivo, y no sé si los pobres bichos, estaban dopados o realmente ya no les interesa mover ni un pelo, pero yo me sentí a mis anchas de tocarlos, olerlos, sentir su hermosa piel ... realmente estoy conmovida

MALiZiA

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los peores "leones" son los que están afuera del zoo!!!
Luchi

Martin dijo...

Ojoooo, que no salte una Raya y te ataque justo en el corazon!