Top ten de cosas que no hago

Siempre, siempre me propongo hacer cosas, que al final no hago. Oh!!! eterna inconstancia, falta de ganas, o simplemente olvido. No olvido, no. Porque todas las noches, esa lista viene inmediatamente a mi cabeza como si fueran ovejitas a contar antes de dormirse.
Quiero aclarar que el único motivo que me mueve a escribir esto, es la sola satisfacción masoquista de ver publicados mis nunca realizados propósitos.

  1. Levantarme a las 8.30 am para ir a caminar a la plaza que queda a 2 cuadras de casa, y luego empezar el día súper energizada.
  2. Dejar de tomar gaseosas, aunque sea light.
  3. Comer más frutas.
  4. Hablarle más seguido a mi mamá por teléfono.
  5. ¡Dejar de comprar aros!
  6. Estudiar inglés.
  7. Anotarme en un taller literario.
  8. Pedalear en mi bicicleta fija, 30minutos por día, negociables a 15. (casi está entrando en los imposibles).
  9. Ahorrar un mínimo por mes, aunque sean 30 pesos.
  10. Guardar la ropa que uso cada día ( y no dejar su cadáver por el cuarto luego de que la uso)

Prometo fielmente tratar de cumplir algo de lo que escribí. Esto lo pongo de pura caradura, para generar algún tipo de compromiso. Espero que la lista no se engrose hasta fin de año, y que pueda por lo menos cumplir algún items. Pensé en poner, no comer más alfajores Jorgito, pero niente... a mi amor no lo dejaré jamás.

3 comentarios:

cecy dijo...

Siempre prometo dejar de comprarme bolsos (ya vi el sábado uno de $40 divino que prometí comprarme al cobrar). Prometo empezar la dieta, abandonar el consumo de chocolates y alfajores, LEVANTARME MÁS TEMPRANO, estudiar inglés (alcoyana-alcoyana! pero yo apenas estoy en nivel 3!), escribir con más continuidad y no cosas sueltas y hacer gimnasia, que es la más imposible.
por lo menos algo que hice este año fue llevar la novela al Fondo Nacional de las Artes... motivo para desilusionarme una vez más seguramente.

Pattolin dijo...

Obviamente que ir al gimnasio aunque sea para preguntar de cuanto es la cuota es más que imposible... y abandonar los Jorgitos seria ¡¡ suicidaaaa!!

Anónimo dijo...

garchamos?