Teorías contrapuestas

Tengo la ropa de medio placard tirada arriba de la cama. Y ya me cansé de ordenar. ¿Por qué siempre el cansancio aparece justo en la mitad de la acción? No sé por qué pero es así, es parte de una teoría.
Dicen algunos que cuando más desordenada está nuestra vida, necesitamos ordenar el exterior: placard, biblioteca, apuntes, boletas de impuestos, fotos. Como si necesitásemos un orden externo que, de alguna forma, reemplace al interno que no poseemos. Toda esta teoría funciona a la perfección en mi; hay días, en que me siento tan aturdida por pensamientos que inmediatamente surge una frase salvadora.
-Tengo que ordenar el placard.
Mi señor placard tiene por lo general un aspecto desaliñado, no sucio, pero si desprolijo. Quizás por ser ansiosa, busco la última remera, y no me tomo el tiempo, de levantar la pila con la mano derecha o izquierda (para el caso es lo mismo), y con la que tengo libre, sacar suavemente la prenda.
¡Nooooo! Eso jamás pasa, lo mío es cámara rápida, impulso volcánico. Saco de un tirón, la pila se va lógicamente a la mierda, por todas las leyes de la física, que ni sé cuáles son pero intuyo algo tienen que ver en esto. Se cae todo, entonces ahora sí con las dos manitas empujo y pongo lo que de pila quedó: un enjambre de ropa apiñatada. Así soy yo.
Pero cuando estoy complicada, angustiada, desbordada, o simplemente loca, es cuando arreglo el placard. Y me tomo todo el tiempo del mundo, doblo con sumo cuidado prenda por prenda, remeras, remeritas, remerazas, todo pasa a ser colocado con la mayor armonía, percha por percha, cajón por cajón. En tiempos de crisis absolutas, ordeno hasta por color.
Lo que más me gusta es acomodar lo que tengo en una caja que nunca me decido a tirar. Está llena de cosas que no me sirven. Serían cosas inservibles, no usadas por años, pero valoradas. El souvenir del bautismo del hijo de mi amiga, hecho bolsa off course, los lentes a los que se le rompieron la patilla, pero que adoraba y con los cuales conocí a fulanito, la invitación a mi baile de egresados, el pañuelito bordado que me regaló mi abuela, casettes que grabé con una filmadora que no puedo ver en ningún lado porque ya son out, la botellita con arena caribeña. Están allí guardados y cuando limpio el placard toman aire un rato, me hacen viajar un poco en los recuerdos y vuelven a su lugar, hasta mi próxima sacudida psicológica.
Hoy Violeta me tiró la teoría por el piso, me dijo que ella era al revés que cuando peor estaba, su cuarto era un total desastre. O sea una concordancia total de espíritu contrariado y desorden. Me dijo eso, y yo le pregunté:
-¿Pero cuando ordenás te cansás justo en la mitad del proceso?
Me contestó que sí, y yo me quedé contenta. Las teorías en algún punto coinciden.

21 comentarios:

Salitou dijo...

Uy, soy la primera? sisisisi! al fin primera en algo! :D
Mali, a mi me pasa como a tu amiga, y como a las dos, me canso en mitad del proceso, o peor, me agarra alergia.
Sonará patético, pero le tengo alergia al polvo. Al polvo ambiental, aclaremos sin oscurecer ;)
Mi habitación es suele estar llena de pilitas de revistas, apuntes, folletos, libros, papeles y más papeles, y cuando me decido a ordenar, me cuelgo leyendo, recordando cosas, que cuando escribí esto, cuando leí lo otro, y después llegan los estornudos, y todo termina siendo una redistribución de pilas de papeles, prolijitas, pero sin ordenar.
Ropa tengo solamente lo usable, dejé mi gran guardarropas en lo de mis papis, muy de vez en cuando paso y me llevo algo :)
Abrazo de oso

chico de country dijo...

mi mamá dice que mi placard es un chiquero y creo que tiene razón, eh.

gabriel dijo...

Mi placard es un chiquero, mi pieza también, mi barba también. mi patio también, mi comedor también, mi baño también, mi balcón también, ... emmmm mi cocina también, mi terraza también, los archivos de mi PC también....
Pero sospechosamente sufro de Trastorno Obsesivo Compulsivo. Lo cual no deja lugar a dudas de que tu teoría es acertada.
Cuanto más ordenado está mi mundo anímico más desordenado está mi exterior.
Recuerdo que en mis peores momentos me dedicaba a limpiar porque estaba lleno de dudas e inseguridades.
Ahora, que tengo una vida, mis amigos me dicen que para mis vecinos debo ser el hippie hermitaño que vive en la puerta de al lado.

cyn dijo...

yo debo tener una crisis terrible entonces! desde que recuerdo mi placard, mi casa, mi escritorio (laburo) esta siempre ordenado y de punta en blanco! Eso si cuando decido hacer limpieza de placard para regalar lo que ya no uso, yo también en la mitad me canso y puteo un rato.
Cariños

Lady_Marian dijo...

Hola Malizia, increiblemente coincidimos de nuevo... cuando mi vida es un desastre (siempre es un desastre, pero cuando el desorden es mas insoportable) lo primero que hago es ordenar el placard... y despues sigo como por inercia ordenando todo... obviamente en la mitad me canso... pero sigo... tengo esa rara sensacion (y tonta por lo visto porque nunca funciona) de que la vida se va a ordenar a medida que se ordena el ambiente en el que se desarrolla...
No hace falta decir que pase el 31 ordenando el placard (y todo lo demas) para que el nuevo año sea "ordenado". Creo que cada dia estoy un poco peor de la cabeza pero veo que por suerte no estoy sola... Un beso
Marian

Legally Blonde dijo...

Coincido con vos mali, ademas,también tengo la caja que vos tenés jajaja!y si en la mitad del proceso me canso y aburro y arrepiento de haber empezado,ahora hace un tiempo que no ordeno bien, quizá sea un buen indicio,saludos!

deapoco dijo...

mi placard es un desastre..y si estoy mal sólo si me conocés te das cuenta que es aún peorrrr...
me voy a ordenar
:-)

Rain dijo...

no, a mi por el placar no me da... lo mi abarca TODA la casa. Y creo que las teorias coinciden en varias cosas: Primero nos enquilombamos adentro, ergo se enquilomba lo de afuera y como lo de adentro no lo podemos arreglar, ordenamos lo de afuera cansandonos a la mitad y detestando la psicología jejeje
En fin, Es un placer saber que uno no está solo!
Saludos!

Violeta dijo...

Coincidimos en más de una cosa Mali! Yo también tengo las cajas con "boludeces". Muchas cajas, una de recitales (entradas, listas de temas, flyers, etc), otra de cartas que llegaron por correo, otra de cartas desde las que me escribía mi mejor amiga en cuarto grado! y así...
y como dijo Salitou, SIEMPRE me agarra alergia por el polvo y termino hecha una piltrafa y hasta sonándome los estornudos con alguna de las remeras viejas que saqué del placard y termino tirando.
Lamento haberte tirado la teoría, pero repito, cuando estoy mal vivo en medio de un caos externo, ropa tirada, libros y cuadernos y la persiana baja, y cuando me reconcilio con la vida limpio todo escuchando música y bailando, termino, prendo un sahumerio y me tiro a disfrutar de un libro o escribir un poco o usar la compu.
no falla!

Violeta dijo...

creo que nunca puse tantas veces en un mismo párrafo variaciones de "termino" y "tirar". valga la redundancia...

MALiZiA dijo...

Chicas, sí totalmente tengo alergía también no sé si al polvo o a ordenar!
Pero ya cansada de estornudo, y estornudo, ahora la hago simple, me tomo un antihistaminico un rato antes y santo remedio.
Unidos ordenados y desordernados, el shing y el shang!
Besitos para todos!

lolita dijo...

cuando estoy mucho afuera no le presto atención al dpto, y cuando me toca períodos de estar en casa primero miro de reojo todo el quilombo (desde los acolchados del invierno en adelante) y en un arrojo de valentía empiezo a ordenar. Luego (yo no tengo una cajita de recuerdos, tengo un baúl 4x4) a la mitad me agarra el ataque y pienso que la vida no es para estar todo el día ordenando, que mejor es salir y ver lo que te ofrece la vida, y vuelvo al despelote de siempre.

Bataclana dijo...

yo no ordeno nunnnnnnncaaaaaa.....soy un total desastre siempre!! que quiere decir eso? que mi vida es un qui
lombo siempre. O sea, ordeno cuando ya es imposible encontrar algo en el laburo y en el placard, pero para esto pasaron unos cuantos meses.
El tema es qeu cuando me decido (dos veces al año) lo hago puntillosamente. El placard por ejemplo, por tipo de ropa, color, les doy orden de favoritos, etc.
Que me dice Doc?

Una Pepina dijo...

Es cierta la teoría: cuanto más desolado es nuestro interior, más necesitados estamos de alguna catarsis que nos permita ver la salida.
Toda técnica de ordenar nuestros pensamientos comienza en un punto o símbolo a partir del cual podemos visualizar las cosas más claramente.
Sea ordenar el placar, tirar cosas, barrer, limpiar el piso, cada uno de nosotros se rasca como mejor le acomode la teoría, en tal caso, siempre en el gráfico existe un punto en común a ambas funciones.

Lullaby dijo...

Pues yo no sé con que teoría me identifico. Mi mesa de trabajo está super ordenada, pero mi habitación es un desastre...aunque claro como yo digo, mi desorden es mi orden, asi que...

Santxo dijo...

Yo soy igual con el placard y la ropa (saco lo que quiero sin importar su alrededor), pero con la diferencia de que nunca se me da por ordenarlo!! Al menos no por iniciativa propia, por lo que no me canso por la mitad, me canso desde el principio :P
Igualmente, por lo general cuando hago algun "cambio" o "trabajo" que requiera un esfuerzo y poca recompensa, me canso por la mitad... así que debe ser lo mismo.
Lo que también tengo es varias cajas y cajones con porquerías que nunca quiero tirar! Y cada vez que las veo pienso "para qué habre guardado esto", y cuando lo estoy por tirar digo "no, lo voy a guardar, no vaya a ser cosa que despues me arrepienta..."

Julie dijo...

A mi con el placard no me pasa.. pero si me agarra un ataque de Mar{ia y me pongo a limpiar todo freneticamente. Mis favoritos para los momentos de nervios extremos son los vidrios y espejos.

Pd. Aiiaaaa me hiciste acordar de mi "cajita de recuerdos" con cosas importantisimas como el papel del caramelo que me convido, el dibujito que hicimos en clase sde historia en segundo año con las chicas, cargandoonos con flacos y , fundamental, la liga que me sac{o el bombonazo del amigo de mi t{io en su casamiento.. ¿Como podria vivir sin eso???

Beso

garrobito_alado dijo...

Hum nop, decididamente el placard no me atrae para nada (closet que le dicen)
Pero si arreglo mis equipos.. reconecto alla, corro aca, cambio esto, muevo esto otro... sera patologico??

Frida dijo...

a mí siempre me pasa lo mismo, nunca logro terminar todo
empiezo con todas las ganas y finalmente hay un montón de cosas que no se donde meterlas y terminan en el mismo lugar, molestando. en el medio me pregunto para qué me puse a hacer eso y me quiero matar

Venusina dijo...

a mi me pasa que cuanto más feliz es mi vida, cuantas más cosas me están pasando y más estoy haciendo: más enquilombado está mi placard. Por eso ya no me preocupa.

Tamara dijo...

a mi me encanta ordenar mi placard. no entiendo como hay gente puede tener el placard tan desordenado.