Yo rechazo, ella rechaza...

El rechazo femenino es una historia que viene de lejos, desde que la primera mujer habrá rechazado al primer hombre que no le gustó. Y cuando hablo de primera mujer, no me refiero a Eva, porque ella no tenía chance, ¡si sólo había uno!
Qué iba a hacer Eva, decirle a Adán no me gusta tu nariz, tenés olor a pata, que horrible esa hoja que te pusiste ahí, o me voy con el primero que pase. De todas formas, se ve que igual Eva hizo lo que quiso, y al fin Adán, no sé por qué pero supongo que refunfuñando, fue a buscar la dichosa manzana. Porque, no sé por qué tampoco, supongo que Eva le dijo: O me traes esa manzana o no me cogés más, claro que en otro idioma.
El rechazo femenino es mucho más directo que el del hombre. Creo que la mujer ante un hombre que no le gusta a simple vista, no piensa en darle oportunidad, simplemente dice no. Y aún más cuando esa mujer todavía no se convirtió en mujer, y es una niña, ahí el rechazo es todavía más cruel y directo.
Violeta contó que en primer grado le rompió el corazón a un niñito que había escrito todavía con letra despareja: “¿Querés ser mi novia? Contéstame en una cartita”. Y encima le había puesto un corazón recortado en tela. A lo que ella, ni se tomo el atrevimiento de escribir en un papel: no, sino que directamente se lo dijo en la cara. El pequeño enamorado se fue corriendo llorando al baño de la escuela.
Mona cuenta que también en la primaria, pero ya más grandecita en séptimo, un chico le dijo delante de todos si quería ser su novia, a lo que ella le respondió no, y qué casualidad el chico se puso a llorar. O también la hermana de Violeta que en un “asalto”, o sea un baile organizado en la casa, unos de los varones asistentes que fue rechazado por ella, se encerró en el baño y no salió en toda la noche.
Mi primer rechazo fue cuando tenía 13, él 16, y recuerdo que fue muy doloroso, para él off course. Y otro chico que rechacé en plena adolescencia me escribió una carta, diciéndome que se iba a matar. A lo que nunca contesté, pero sé que no lo hizo porque unos compañeros del secundario me dijeron que lo vieron vivito y coleando por ahí, eso sí... triste.
O sea que también se podría decir que los niños varones se dan el permiso de llorar. Las niñas somos crueles con los “no correspondidos” y los niños lloran por nuestros rechazos a su corazoncitos enamorados. Nos sentimos poderosas, ellos mueren por nosotras. ¡Cómo cambia la historia con el correr de las vidas de ambos! ¿Qué pasó desde los 10 a los 30 años?
No puedo asegurarlo ciento por ciento, pero creo que a la hora de decir no me gustas, o no quiero, me parece que la mujer es más decidida a dar el golpe, la bajada de guillotina, o las palabras finales, por lo menos y de eso estoy muy segura cuando su corazón late al ritmo de la niñez.

40 comentarios:

Rain dijo...

Es un tema complejo el que planteas... ¿Si me rompieron el corazón? si, muchas veces, pero debo reconocer que ninguna fue especialmente cruel. jaja es mas! haste creo que querian que no me sientiera mal con su "No"
¿Si yo rompi algun corazón? Alguno habre roto, pero para eso uso esa peculiaridad masculina de la cual he hecho todo un arte: Me hice el boludo.
Sin embargo, es cierto que son ustedes las que deciden si si o si no... mas a nosotros nos queda saber hasta cuando vamos a continuar...
Un beso Mali.

deapoco dijo...

siiiiiiiiiii!!!!
recuerdo mis "nos" de niña, decididos, claros, sin vergüenzas.
ahora parece que con los años las cosas que se agregaron hicieron que todo esa claridad se olvidara.

cyn dijo...

es cierto las mujeres podemos decir mejor que no y a veces podemos ser crueles. En cambio los hombres tal vez prefieren meter los cuernos y seguir con la mina para no hacerla sufrir.

cyn dijo...

es cierto las mujeres podemos decir mejor que no y a veces podemos ser crueles. En cambio los hombres tal vez prefieren meter los cuernos y seguir con la mina para no hacerla sufrir.

.:{María}:. dijo...

yo no se no ser cruel cuando digo que no... y me jode muchisimo!!! he hecho el esfuerzo por cambiar eso pero es dificil... :S
Slds Mali!

La ciclotimica dijo...

si, coincido en q somos mucho mas crueles y decididas.
Si no nos cabe el flaco, palo y a la bolsa... el tipo en cambio opta x encamarse con otra...
Yeap, en el momento de mandar a la mierda, somos una reverendas conchudas...

T a n g e r i n e* dijo...

un tal que andaba asi como enamoradito de mi una vuelta me dijo q si no lograba estar conmigo, el se cortaba un brazo. No me resulto ni romantico ni atrayente. Espero que le haya ido bien en la vida con el brazo solo. jaja

Tan Linda como Pelotuda dijo...

De chica hacemos sufris.
Y de grandes, nos hacen sufrir?

Maurus dijo...

Yo nunca padecí un rechazo de ese tipo, por suerte. Y creo que nunca fuí agresivo para rechazar... lo que pasa es que ya la palabra "rechazo" suena agresiva.
Lo que si es cierto es que los pendejos son muy crueles... con los defectos ajenos... con las diferencias... y por que no... con los rechazos... pero creo que eso se deriva de su sinceridad... brutal... pero inocente...
Saludos

Maurus dijo...

Para Ciclotimica: dejaste seteado tu blog para que solo los miembros puedan dejar comentarios. Perdon por poner esto acá.
Saludos

Bataclana dijo...

las chicas somo crueles pero decimos la verdad, algunos hombre prefieren seguir la historia para (supuestamente) no herir a la enamorada pero paradojicamente la hacen sufrir igual metiendo los cuernos.
Besotes

Martin dijo...

Naaaaah... puede que sea cierto que es mayor en porcentaje, pero no, yo he dicho no directamente a relaciones duraderas y he roto corazones, habria que ver el rol que las mujeres tienden a desempeñar, si no tuviesen una concha, creo que no seria tan complicado todo, no podrian hacer demasiado... sorry la vulgaridad pero asi... Todo su poder, esta alli.

Juana dijo...

Decir ya no te quiero, o ya no me gustás, es el camino más difícil. Porque es el camino de la verdad ante uno mismo y ante el otro. Y trae consecuencias que hay que estar dispuesto a bancar.

loca_como_tu_madre dijo...

Totalmente de acuerdo Malizia.

Te dejé algo en mi blog, tarea.

Besos!!!
Maru.-

DudaDesnuda dijo...

Cuenta la leyenda que sí hubo una primera mujer y que no, no se llamaba Eva, sino Lilith y que, sí, rechazó al pánfilo de Adán.

Besos y colgadas de galleta.

Rain dijo...

y si no me equivoco a esta Lilith por eso la hicieron la Señora de los Demonios (Si que era vengativo Dios ¿O fue Adan?)
Saludos y buen finde!

pol dijo...

Es cierto, yo creo q las mujeres no temen hacer o decir algo q pueda herir a otro, en este caso, un hombre. Aunq siempre hay excepciones tanto para hombres como para mujeres.
El corazòn me lo rompieron mil veces, en realidad me lo rompí yo solo, cuando me quedaba callado y no le decía nada a esa chica q me gustaba. Peor era cuando luego me enteraba q ella si sentìa algo por mi. Pero bue, q se le va a hacer, el tiempo ya pasó y las situaciones son distintas.

Solo en la Oscuridad dijo...

Vaya tema historia del rechazo, mas sin embargo siendo hombre duele y a la mujer cuando un hombre no le corresponde tambien, como dije en una ocasion.

"Adan comio la manzana y todavia me duele la muela"

Saludos

Blonda dijo...

Yo creo que los hombres no saben decir que no... muchas veces por no hacerlo se quedan con cada una!

Fernando dijo...

Me pasó en tercer grado de primaria. Fui rechazado sin ningún miramiento...

Mafi dijo...

Tal como dice Duda, la leyenda cuenta que existió una mujer anterior a Eva que fué Lilith y se dió el lujo de rechazar a Adán pero como en esa época el machismo ya era institución, la pobre Lilith fué desterrada sin miramientos por actuar de acuerdo a sus instintos y condenada a vagar en la oscuridad in eternum. Hoy es la Diosa de las bajas pasiones para algunos, para otros la Diosa de la Luna Negra y existen quienes afirman que vive su espíritu vive en los espejos y se encarga de robar parte del alma de quienes se miran en él y todo eso por haber rechazado al galán del Paraíso.
Ahora que recuerdo...estando en séptimo grado me dí el lujo de rechazar a un chico (Oscar) que moría por mí y nunca le dí bola por estar atrás de otro que tenía unos ojos verdes inmortales. Y juro que con el pobre Oscarcito fuí demasiado cruel.

MALiZiA dijo...

Holiss a todos!
si si, Lilith rechazó a Adán, según ella él estaba muy depresivo, y olía mal, vaya a saber, las malas lenguas cuentan que además Dios no se esmero mucho en su miembro, pero bueno, además con quién se iba a comparar, no?
Para él era el súper macho, pero igual Lilith lo rechazó, y miren cayó a ser como la reina de los bajos instintos que nada tiene que ver con Sharon Stone.

Bueno chicas, parece que estamos de acuerdo en que el "no" es más terminante para nosotras, y que los hombres prefieren ir de rama en rama, o de cama en cama, no todos ya lo sé, el 99,9% jaja.

Un beso a todos,sus comments geniales como siempre!!!

Sebastián dijo...

JAJA. Gracias por ese 0.1%
También es verdad que uno se va moldeando de acuerdo a lo que va viviendo. Si uno no tuvo esas oportunidades se acostumbró a eso y listo. Nunca estuve con alguien porque sí, si no sentía algo no me interesaba. Si no me interesa alguien no voy a estar con esa persona, pero tal vez sea diferente en el caso nuestro ya que no es que tengamos que decir que NO de una a una pregunta o lance (generalmente). En el caso femenino es más como que el tipo las apura y ellas tienen que decidir. Cuando son ellas hacia nosotros es como más sutil todo y también puede ser sutil nuestro rechazo y todos los implicados pueden hacer de cuenta que no pasó nada y listo.
Beso.

Paxzu dijo...

Mucho me temo que de toda la vida, la gran mayoria de las mujeres se dan el lujo de rechazar a quienes no le van de formas diversisimas, pero sí la mujer es más tajante a la hora de dar vuelta la cara.Yo tengo una creencia, "yo no te engaño, te dejo".

beso

*Natacha*Cocó* dijo...

y justo cuando no keria leer nada de rechazos....

jajajaj

saludos.

Anónimo dijo...

Mi gran problema es decir que no. Por eso siempre terminó con cualquiera.
(Bueno no tanto por eso) Tambien me gusta conocer y darle una oportunidad a la gente.

Rechazarme por otro lado lo han hecho miles de veces. Algunos cortes fueron crueles o despreciativos diría yo. Pero otros lo hicieron bastante bien y hasta ligué algo.

Mmmm... ninguna chica me cortó así de mal hasta ahora.

Mi blog
http://www.acompaniante.blogspot.com/

escorpiona dijo...

Pasa que sabemos decir que no cuando niñas, ¿pero que sucede de grandes? aún no lo se, como que cuesta mas, como que hay mas cosas que te retienen la lengua y el NO, no sale.
Un rayo de sol desde el norte verde.

Tanguera dijo...

Me acuerdo al final de mi adolescencia cuando mi mejor amigo de ese entonces me confeso sus sentimientos hacia mi persona....los cuales no compartia... fue incomodo, luego me dio un poco de tristeza porque la amistad no volvio a ser la misma por varios años...

Anónimo dijo...

Si, yo rechacé a un niño en la escuela primaria por el sólo hecho de que usaba anteojos, y todos le decían "cuatrochi", juro que todavía me pesa ese rechazo, me sentí muy mala.
Aclaro, mi actual pareja usa anteojos.
Saluditos Mali, siempre te leo, pero no soy de dejar comentarios. Me encanta tu blog!
Virginia

Acker dijo...

Divertido y complejo tema. Divertido porque ahora me puedo reír de las veces que fuí rechazado. Hoy en día sé que es parte de la vida, pero no por ello me reprimo en expresar las ideas o sentimientos que tengo. Finalmente dice mi abuelito: "Mientras sea de una forma amable y correcta, aunque la mujer te niegue lo que tú quieres, ella lo agradece". El miedo al rechazo es algo que se tiene que superar y creo que eso uno lo aprende con el tiempo.

Gracias por la visita y estaremos leyéndonos.

Un saludo.

*Blue*Star* Hilda* dijo...

si ya es mas facil decir que no

basko dijo...

Pienso que uno de a poco y a lo largo de la vida se va convirtiendo en una especie de antología caminante de los rechazos obtenidos, claro los de la niñez pueden hacernos llorar mas por la ruptura de la ilusión, los adolescentes pueden significar la vida, y los adultos una buena borrachera...

YAYA dijo...

Las pibas crecen y se vuelven vulnerables. Entonces cuando nos rechazan ya no nos ponemos a llorar, usamos el caballo de Trya de la amistad.
Ejemplo de pertinacia son los no correspondidos que encallan en la amistad, que tienen siempre el hombro listo, porque tarde o temprano las guardias caen (y aunque todo no dure más un que un minuto) se satisface el orgullo herido.

MALiZiA dijo...

Hola a todos, nuevos y ya conocidos!
Ja, eso de ser amigo y esperar que la guardia baje, si tal cual... es cierto. Pero qué paciencia hay que tener!

Basko, las tres etapas y sus consecuencias perfecto!!! en la adolescencia todo hecho traumático tiene que ver con la vida, no? Y emborracharse para olvidar, qué tango no lo dice.

Si chicas es más difícil rechazar de grandes, pero igual lo hacemos sin reparos, no?

Besos, sin ningún rechazo!

Anónimo dijo...

apoyo lo que dice Basko,
me mamo bien mamao para olvidar.
Luis

Juanpa dijo...

Es cierto una vez esperé dos años, con una chica que me había rechazado, y cuando la dejó el novio, trac, ahí vino a mi a llorar en mis brazos, los brazos de un buen amigo. Que la consoló con todo, lo que podía. jejeje.

Sabrina dijo...

A mi nunca me gustó ser cruel, pero reconozco que lo he sido.
Yo generalmente doy mil señales de que no tengo interés, pero...el ego masculino les hace creer (realmente no se el porque) que tienen oportunidad y cuando ya me agotan parezco una bruja.
Si fueran más observadores algunos hombre...sinceramente damos señales (las mujeres) de quien nos interesa y quien no.
BESOS

Alfredo Octavio dijo...

Los hombres no rechazan a mujeres sino a circunstancias, las mujeres, en cambio, nunca rechazan al hombre correcto sin importar las circunstancias...

Cristibel dijo...

Mmm... a mí me pasa lo contrario. Siempre preferí conquistar a ser conquistada. Y en mis primeros años de vida, siempre fui rechazada. Pero seguí intentándolo, y lo logré cuando dejé de ser la gordita o la acosadora: en algún momento lo lograría, siempre lo creí. Y claro, hay que tomar también en cuenta que para los hombres es más difícil decir que no, por una cuestión cultural.

También rechacé, no sólo porque no me gustara el tipo, sino porque cuando me gusta, fijo le caigo... je! A mí que no me vengan a echar el cuento, porque me quitan el brete (trabajo) que me gusta hacer.

Anónimo dijo...

QUE No rechazamos??!! no creo que sea una idea que parta de un hecho de esta decada o por lo menos de un sitio cosmopolita, donde vivo tanto las mujeres o los hombres rechazamos de manera dura y es normal mas aun cuando la mujer dice estar al nivel del hombre en todo tambien debe estar al nivel de sentir el golpe de un rechazo no?