Consumo femenino

“El suspensor deportivo para hombre fue creado en 1874. El corpiño para deportes fue inventado en 1977. Aquí viene el dato: cantidad de corpiños deportivos vendidos en el primer año: 25 mil unidades; cantidad de corpiños vendidos en 1995: ¡42 millones!”.
La puta entonces somos muy compradoras, es lo que pensé cuando leí esto.
Al instante me sentí bien, pues mi tendencia a llenarme de cosas, entonces no tendría que ver con ese vacío afectivo del que hablaba mi psicólogo, el que pretendo llenar con objetos materiales, sino con que al fin y al cabo soy mujer y estudios precisos demuestran, que las que compramos más somos las féminas.
Menos mal, porque pensar que tenía un agujero por ahí que no se llenaba con nada, me tenía preocupada.

Prefiero ser alguien que está dentro de las estadísticas. En ese artículo también leí que el 65% de las decisiones de compra de un automóvil son tomadas por nosotras ... pero paradójicamente sólo el 7% de los vendedores de autos son mujeres.
Aunque si lo pienso bien, no es paradójico que pongan vendedores hombres si las que compramos o decidimos la compra somos las damas. ¡Y los vendedores de autos son tan zalameros!
Está clarísimo: las mujeres compramos más que los hombres.
Compramos más corpiños deportivos, champúes, jabones, cremas, camisas, pañuelos, medias, bombachas, perfumes, aros, zapatos, chocolates, golosinas, consoladores… hasta automóviles. Y, también según el artículo, aunque se piense lo contrario, calzado deportivo.
Hay teorías de consumo que sostienen que la mujer compra recolectando. Es una recolectora, va de un negocio a otro, de una prenda a otra, y va, y va, y va… hasta que elige lo que quiere.
El hombre es un cazador, donde pone el ojo pone la flecha, o la bala, quiere un par de zapatos, mira, lo prueba si le queda bien se lo lleva, no empieza con que el marrón me viene mejor para el traje chocolate, pero no para el negro o el gris, pero el negro es de cuero muy brillante y esa costurita no me gusta porque me hace el pie más ancho...
Dicen que somos así porque en un comienzo cuando de shopping no tenía idea la civilización, las mujeres recolectábamos granos, los de comer, y los hombres cazaban animales, los que se comían también.
Y puede ser que ese instinto se mantenga a través de los siglos, por los siglos, amén. Quizás por eso, una de las cosas que el hombre detesta es acompañarnos a hacer las compras. Mirar vidrieras es una categoría que no existe en su idea de paseo. Sería como mandarlo a cazar un tigre con la bolsita de las compras en la mano.
Entonces, debemos pensar en esto y dejarlo en una plaza, para que retoce al aire libre, y se contente con la vista de algún venado apetecible (aunque a veces no se contenta con mirar),mientras nosotras vamos con la canasta y la billetera con provisiones, a recolectar algunas cositas que liquiden por ahí.
Siempre queda la posibilidad de que la remerita divina por 10 pesos que vimos en el primer negocio, nos entre y combine perfecto con la pollera que compramos ante de ayer, y que no tengamos que caminar 10 cuadras, y entrar a 20 negocios en la búsqueda eterna del "grano" perfecto.

39 comentarios:

Anónimo dijo...

Bue, me tocó ser la primera por madrugadora.

Por eso las mujeres somos mejores compradoras que los hombres y normalmente dirigimos la vida económica del hogar. La misma palabra "economía", que viene de los vocablos griegos "oikos" y "nomos", algo así como manejo o regulación del hogar, lo indica.

Quizás, entonces, más ministras de economía en el futuro sean la solución para un país que yo conozco.

Por lo menos van a saber cómo ir de compras.

Jesús dijo...

Y es que por mucho que se empeñen las feministas no somos iguales, ni física ni psiquicamente. Esas terroristas están desestabilizando el mundo.

Vota el Post de Oro

Ro dijo...

Malizia, totalmente verdad. Yo también tiendo a llenarme de cosas, y muchas veces me pasa que en un ratito gasto una fortuna y al día siguiente me parece que son todas cosas inútiles y ni siquiera tan lindas.

Nefastas dijo...

Claro que soy consumista!! jajaja, lo tengo más que asumido...pero como todos supongo, tengo mis límites y bien claro cuál es el presupuesto disponible..
Todas creo que hemos sufrido alguna vez el síndrome del "laremeritayanomegusta" en un tiempo tan corto desde que saliste del local hasta tu casa, cuando llegás y te probás todo de nuevo...
pero bueno, somos ansiosas también...
y parte de esa ansiedad supongo la canalizamos con eso...
a mí venir con las bolsas caminando por la vida...mencantaaaaaaaaaaaaaaaa!!

zorgin dijo...

Tal vez imprima su post..., esa partecilla donde habla de dejarnos en paz (retozando en alguna plaza)...
Si si, creo que lo voy a ampliar, imprimir, plastificar, encuadrar, y colgar a la vista de quien corresponda...
Al fin de cuentas, para dudar probar, decidir, abrir la cartera y sacar la tarjeta... no hacemos falta.
Total, a la vuelta al hogar igual nos vamos a quejar...
Nocierto?

Martin dijo...

Mmmm... no acuerdo del todo con lo expuesto, yo personalmente me fijo con que cuento y que me gusta, voy vidriera tras vidriera para buscar calidad y economia y me gusta mucho ir de choping aunque no tan seguido como a muchas mujeres.

Anónimo dijo...

jajaja que delirante.

Jaime V. dijo...

¿Y te has dado cuenta Mali que las jovencitas son un super nicho de mercado para los fabricantes de cualquier producto imaginable?
Un abrazo.

Migraña dijo...

BUENISIMO

Me encantan las explicaciones basadas en la evolución de comportamientos actuales... para mi son más ciertos de lo que creemos.

Me gustó

BESO

Dracula con Tacones dijo...

Y bue... si no fuese por las mujeres el consumo quedaría estancado... carajo!

Cristibel dijo...

Mmm... interesante... pero sigo pensando que soy cazadora. Amo ir de compras, pero decido rapidamente que es lo que quiero. No porque quiera salir del paso, sino porque miro la prenda y digo: es para mi. Como me conozco, por lo general me queda, y vamonos...

Igual me pasa con los chicos, pero en ese punto no he tenido suerte. Dice mi psicologo que proyecto ser una mujer fuerte, y en el fondo soy super sensible, una bomba de mocos, horror! Que hago con mi instinto de Diana???

Sandra dijo...

Mali:
lei este blog y me recordo un dia de copras con mi hno. le pedi ke me acompañara por unos zapatos que necesitaba par ir a una bado y el aprovecho la ocasion para comprar un regalo de cumpleaños para su jefe, al salir del centro comercial , yo llevaba 6 bolsas de coistas que me parecieron que se me vein lindas y si no las llevaba en ese minuto seguro despues no estarian y habria perdido mi gran oportunidad y ademas con 2 pares de zapatos que combinaban con el vestido para la boda pero no pude decidir cuales se verian mejor hasta que me los viera puestos y mi hno salio solo con una corbata para el jefe, sin mas ni mas estuvimos 3 hrs dentro de las tiendas jajaja, entiendo lo que dices de llenar un vacio, pero creo que no es un vacio personal, es como un vacio en el closet y en la zapatera que debe ser llenado, y si se trata de llenar el vacio emocional la verdad lo acepto tambien podria ser pero que contenta me hace sentir a uds no? y ademas con prendas que se nos ven bien, yo asi lo prefiero, por que me duran mas unos zapatos que un hombre y se me ven mejor...

garrobito_alado dijo...

..estadisticamente... al menos por aca (gringolandia) las mujeres compran un 30% mas que los hombres.. aunque debo dar gracias a dios por los nichos a saber..
a.- Si llego a ver una mujer en un porsche soy capaz de ponerme a llorar..
b.- Gracias a dios aun no han descubierto (o no les interesa) ese sagrado dominio masculino llamado "futbol"
c.- ..Nunca me he cruzado con una mujer que tenga un camaro...
O sea que aun hay dominios puramente masculinos para la compra... el dia que vea una mujer montada en una hayabusa (dios que nunca descubran el placer enorme detras de esta palabreja!!!) dejaremos de ser hombres... ninos que nunca crecemos.. solo cambiamos nuestros juguetes...

vasquito dijo...

Malizia!!! Genial como siempre... fijate en mi blog, vas a poder ver algunas imágenes de nuestro viaje al norte... espero te gusten, besos!

Lunaria dijo...

Pues yo soy una de las que está dentro de las estadísticas también. Y mi chico el que encanja a la perfección con el modelo de hombre comprador. ültimamente cuando le digo que tenemos que ir de compras, automáticamente pilla el libro y el mp3 y hala! a disfrutar. Se queda tan ancho sentado en un banco mientras yo voy y vengo de aquí para allá de tienda en tienda.

Lunaria dijo...

Ah! se me olvidaba darte las gracias por la visita. Me ha resultado interesante tu blog y volveré.

carlos martinez dijo...

Doctora Malizia, tengo un problema. ME MATO POR IR DE COMPRAS. Acompaño a toda conocida a comprar y me lo paso de vicio, y curiosamente ellas más. ¿Será porque solo cazo con la cámara de fotos?
Todo el rato me refiero a comprar para ellas, claro. Para mi me aburre comprar para hombres, con una tienda bastaria.

Mikaelina dijo...

Lo que dices es cierto, somos las que consumimos, pero más para los demás, los hijos, la casa... Incluso cunando nos compramos ropa es para "alguien", cuando no estamos por alguien nos preocupamos menos, somos así de generosas.

Me ha "tocado" lo del vacío afectivo que llenamos con objetos, ayer estuve en el Ikea buscando afecto.

Legally Blonde dijo...

muy bueno mali y muy cierto!

neftalicruznegron dijo...

Saludos desde Puerto Rico; primera vez qeu te visito y me gustó tu blog.

Interesante escrito.

Te seguiré visitando y leyendo.

P.D. Hago una historia de los Encuentros con la Mujer de Boca Grande. Voy por el Quinto.

naoko. dijo...

ayer sábado fui de compras... al final no encontré una mochila como la que quería y los anteojos de sol que me gustaron estaban en un negocio cerrado!
cuando pasan esas cosas, me agarra bronca y decido que de ninguna manera puedo volver a mi casa sin nada, y termino comprando cualquier cosa.
me reprimí bastante porque este mes estoy corta de dinero, pero elegí unas zapatillas color crudo que me combinaran con mi vestido nuevo, comprado hace menos de un mes en otro ataque de consumismo.
de todos modos, mañana voy por la mochila y los anteojos, y hoy fui al shopping con mis papás y no pude evitar comprarme un disco, y después cruzamos a la feria y me compré unas haditas sentadas sobre piedritas como las que vi en casa de una amiga.
un desastre lo mío.
besote

Miada dijo...

Lo mío es una extraña mezcla, disfruto viendo escaparates y echando un vistazo dentro de las tiendas, cuando no voy a comprar, sí mi cartera está segura disfruto del paseo y las vistas, pero sí voy a comprar, apenas me paro, salgo de caza...

Un beso.

Lucy in the Sky dijo...

Desde que me fui de Buenos Aires, mí patología de compradora compulsiva leve desapareció. ¿Será que acá no hay shopping?

cyn dijo...

ay me lo escribiste a mi esto?
yo te aviso que soy una compradora compulsiva, lo peor es que tengo varios de los rasgos de esta patalogia. Estoy hecha mierda.

me mude para aca

http://mefuiparaalla.blogspot.com/

cynthia

MoRoKi@ dijo...

Muy buena la explicación... así que por eso somos compradoras compulsivas? Wow! yo mientras no tenga un mango en la billetera...todo bien...puedo mirar cuanta vidriera "se cruce" en mi camino...ahora cuando tengo algún billete...ahí cagó la persona que esté a mi lado, porque me meto en cuanto local "se cruce" en mi camino y a la mierda la plata!!!! Pero ahora sabiendo esto, le digo al chico que esté a mi lado: "cosita, acá tenes la gomera, quedate en la plaza a casar, que yo me voy a reventar la billetera comprando granos"!!jajaja.
besote!

Caracol dijo...

Muy, pero muy bueno.
Coincido en gran parte.
Obviamente soy cazador, me gusta una camisa voy, la pruebo, y compro.
5 min.
No puedo estar siglos en un shopping.
En Anne Taylor en el medio del negocio hay una tele enorme y un sofá enorme para que uno no la martirice a la mujer. Lástima que es puro baseball.

En lo que no coincido es en la compra de autos... eso está mal.
Y tampoco en que si la remerita que vieron en el primer boliche les queda bien no caminen para ver/comprar mas. Igual van a recorrer todos los negocios.

Gabu dijo...

Qué buenooo!Las mujeres a la hora de adquirir algo,ir de shopping ó mirar vidrieras somos casi casi patéticas...jajaj
Yo particularmente soy uno de esos especímenes raros,veo algo que me gusta,le hago una "autopsia" previa,pero no entro;sigo unas cuadritas más con la idea fija de que si ahí lo ví $15,a dos cuadras va a costar $10 y ni hablar si voy al Once,la misma exacta prenda acusa desde la vidriera $8(que fastidio esto de la oferta-demanda).
Pero el "quid" de la cuestión es si accedo y entro a comprar la prenda,jamás me la pruebo,detesto los probadores y a los vendedores/as,que en lugar de orientar al cliente parece a veces que los quisieran espantar...
Cuando llego a casa saco todo lo que adquirí y como por arte de magia(todavía no sé cómo lo logro),me queda perfecto!(para ser honesta lo que me resulta tedioso es la idea tener que volver a cambiar la prenda;difícil es dar en el clavo con el cambio).
Ni hablar si le compro algo a mi amor,también doy justito en la tecla,gusto,talle,etc...
Creo que ser obsesiva en ciertos aspectos de la vida es lo mejor!
Besotes…

Analía dijo...

jajaja jjj yo soy así doy mil vueltas para comprar, mientras que mi novio, no tarda un segundo! bueno el artículos. besos

Virginia dijo...

a mi lo de estar dentro de la estadística no me consuela, sigo pensándo en lo del vacío afectivo y llego a la conclusión de que, estadísticamente, entónces, las mujeres sentimos más vacío afectivo que los hombres y no sé si la culpa es del chancho o del que le rasca el lomo pero me tocó la fibrita pensar en esto...

por lo demás

¡qué viva la variedad de granos!
así al menos mi vacío afectivo tiene un huesito para chupar

Your_Little_Cupcake dijo...

Mali pues mira q somos telepatas. Justamente anoche a raiz d euq vi pr enesima vez WHAT WOMEN WANT, y a mi natural curiosidad de investigadora de merados, meregutnaba por esa conducta de la muijer de ir de aca a alla espurgando y llevando muchas pequeña cositas, y buscaba el termino para nombrarlo... ninguno mejor que RECOLECTORA.

ESO SOMOS!!!! gracias ahora me entiendo yo tambien.. dime eres sociologa, psicologa o comunicadora social???? Es q si no adquirimos cositas nosomos nosotras, y todos los hombres se quejan de lo mismo. Aunque confieso q debido al stress de hoy en dia a veces comopro rapido, pero iguola miles de cositas.

Es q un no salimos del neolitico querida, solo q hemos osfisticado los metodos de recoleccion jahahaah

Genial el post

q hay del del cuarto???

besitos

Juan Ignacio dijo...

muy bueno, cazo siempre, es cierto, odio acompañar a mi novia a comprar... y encima me lo pide siempre, opino como Zorgin, imprimire este post y que me dejen en una plaza, prometo no morder a nadie.
saludos.

A-X dijo...

Ja ja!! 42 millones de corpiños???
Mierrrda... Yo me conformo con lo que viene dentro.

Ja ja

Me encanta tu blog... Me dicvirto mucho... sos como un CQC de la web.

Besos

A.-

MALiZiA dijo...

hola a todos,
bueno cuando no contesto a cada uno, es porque estoy tapada de laburo, pero leí todooooossss los comments...
claro que habrá casos diferentes, y es lógico, pero por lo que veo la mayoría de las chiquis coincidieron y muchos varones también, así que los estudios no están tan desacertados.
Como siempre sus comments completan el post, y algunos me hacen matar de la risa.... si serán!
Beso enorme a todos gracias por pasar!!!
CQC?????, no será mucho?????? Gracias!

Martin Bolivar dijo...

Muy bueno tu post. Admiro a las mujeres. El último coche que compramos lo decidíó mi esposa y nunca me hubiera imaginado que iba a tener un carro cómo ese. Los varones nos vemos obligados a que las mujeres nos digan cómo vestir porque somos un desastre. Un buen comentario, sí señor.

chocoadicta dijo...

Pues no es que sea excesivamente consumista pero tengo que reconocer casi todo lo que compramos lo decido yo porque a él le da igual, así que imagino que formo parte de la estadística :)... Y, eso sí, de vez en cuando algún ataque de compra compulsiva si padezco ;).

Susy dijo...

Malizia, muchas gracias por tus palabras en mi blog.
Al hilo de lo que cuentas y dices, digo y pienso que por eso la publicidad es dirigida siempre, siempre a las mujeres.
Aunque a veces la apariencia engañe como es en el caso de ciertos asuntos masculinos que plantan a una mujerona para atraer... aún así, va dirigido a nosotras. Por comparación.
Y en las estadísticas, la verdad, no creo nada. Es al margen.
Un abrazo.

Silvia dijo...

es cierto, pero también es que si veo una cosa en el primer negocio, no lo compro por indecisa y luego, por ahí no lo encuentro. Y me da una bronca, que ni te cuento!
besos

Gaby dijo...

por suerte mi novio si me banca haciendo compras, porque no soy tan demorona, me doy vuelta todo, pero también compro mucho.
En nuestro caso el insoportable para comprar es él, mira mira mira, y nada, le encuentra defectos a todas las cosas! jajaja, es bastante divertido.

besos,

Mara Jade dijo...

A mi me encanta comprar y comprar y comprar y comprar... y luego poder ponerme tooooooooooooooodo lo que he comprado... o que a la gente le guste lo que le regalo...

En fin, que a veces hasta me siento culpable de lo mucho que me gustaría ir de compras.