Las patas de la mentira

Mi abuela siempre decía que “las mentiras tienen patas cortas”. Cuando era chica imaginaba cómo serían esas patas. En realidad, no me las imaginaba ni cortas, ni largas. Me costaba creer que las mentiras tuvieran extremidades que les permitiese caminar. Al crecer fui entendiendo el significado. Sí, a pesar de sus patas cortas, las mentiras podían caminar. Y cómo.
La otra semana con esto de los mineros chilenos, volví a pensar en esas patas, cortas por supuesto. Aunque a veces cuando se es infiel, o se miente por infidelidad, las patas que puede generar una mentira, más que cortas, serían de un arácnido. Muchas patas para una sola mentira, o tal vez, para una sola verdad.
Yonny Barrios (50) fue el minero número 21 en salir de la oscuridad y no sólo ver, o casi, la luz, sino ver a su amante, Susana Valenzuela. La mujer que vieron otros miles de millones de personas abrazar a Yonny al salir de la mina y que se declaró como “legítima”.
La que tendría que haber blandido la bandera de legítima era su esposa Marta Salinas, con la que lleva casado 28 años. Pero ella se quedó en su casa, y según declaró, no pensaba ni verlo por televisión. ¿Habrá aguantado la curiosidad? Mmmm... me queda la duda.
“Tengo dignidad”, dijo. Actitud que fue respalda hasta por la propia primera dama chilena. ¡Cachai!
Ahora, parece que Susana no sólo luchó contra la esposa para quedarse con su cuchi cuchi, con quien está hace 10 años, sino contra otra jovencita de 25 años que también disputaba la presa. Mirálo al Jonny bravo. Y, con lo que se va a quedar también Susi es con la donación de 10 mil dólares que hizo un millonario para cada minero.
La verdad Susana en su afán por estar con su enamorado logró borrar de un plumazo ante millones de personas el papel de segundona de la amante. Siempre en segundo lugar, siempre teniendo el tiempo que sobra, el que le toca por descarte, siempre escondida. Pero... ésta no se escondió y la jugada le salió redondita. Pasó en una vuelta del destino a ocupar el podio, y el primer puesto.
De todas formas más allá de este final feliz para ella, y más para él, que salió cantando "cuántas minas que tengo", me queda la duda si más de un infiel de larga data, se tomará el tiempo de pensar en esto de las patas de la mentira.
Seguramente, Yonny nunca pensó que se iba a quedar 70 días bajo tierra, y que tanto su mujer y su amante se iban a encontrar afuera. Y encima, que la historia de él y sus 32 compañeros se iba a transformar en el hecho más visto de los últimos años, superando la llegada del hombre a la luna.
Claro, este hombre infiel no podía pensar todo esto, como tantos otros no pueden pensar que a veces las mentiras no sólo tienen patas cortas, sino que se hacen públicas, con televisación o sin ella. Y cuando se hacen públicas, más de uno quisiera estar bajo tierra y ya no por 70 días, sino por unos cuantos más.

7 comentarios:

8patas dijo...

Yo conocía más ese de: se pilla a un mentiroso antes que a un cojo.
No sé si Yonny Barrios pensó en su vida afuera mientras estaba bajo tierra, supongo que con pensar en su vida bajo tierra tuvo bastante. Pero si hubiese pensado, tal vez haya pensado que es hora de dejar de engañarse a si mismo.
Porque no es que sólo haya engañado a la mujer, es bastante posible que haya engañado a la amante, de dos formas. Una con una jovencita de 25 años que si no hubiese tenido o hubiese tenido posibilidad de tener algo con el supongo que no hubiese aparecido.
Y la otra forma prometiéndole algo que seguramente nunca iba a cumplir. Pero como tu dices el nunca hubiese imaginado lo que le pasó. Y esas tres mujeres en vez de estar pendientes de el deberían estar algo más pendientes de si mismas y quererse un poco más.
Tal vez las que se mienten sean ellas mismas y el lo único que hacía es aprovecharse de que a ellas les gustaba vivir en una gran mentira.
Besín

luly dijo...

Hola Mali te sigo desde hace rato...como andas?? seguis de novia con nando??, besos rosarinos!

KB dijo...

Hay personas con vocación de laberinto.

KB dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
winner dijo...

your blog is very splendid.

Your_Little_Cupcake dijo...

Amiga:

Todo un MINERO el Yonny, y comparto tu dicho tambien lo tenemos en Peru, lo repito mucho y hasta lo he traducido al ingles para explicarselo a la gente aca, es uno de mis dicho favoritos y una gran verdad.

Esta mini historia q compone el mosaico de la historia de los mineros me dejo anonadada tambien, al igual q mi esposo, no se explica como un hombre q pasa media vida bajo tierra tiene habilidad para repartirse entre varias mujeres!!

Yo ademas pienso en las dos mujeres q se trenzaron peleando por el amor del ahora celebridad!! y la unica legitima no dice esta boca es mia. Una de esas insolitas anecdotas q colorean la vida sentimental dramaticona en latinoamerica.

No hay limite alguno para la infidelidad y la sinverguenzura no???

besos

YLC

Sabrina dijo...

Hola Mali! que bueno que hayas vuelto a escribir, te dejo la dirección de mi blog, arranqué hoy, cuando puedas date una vuelta,

http://sabrina-eremita.blogspot.com/

Un beso grande,