Quema esos emails

Si sos medio naboleti con la tecnología no te mandés emails con tu amante. Eso le diría a Santiago Bal, como también se lo dije a mi ex, con el que viví en Miami. Porque ambos cometieron el mismo error, eliminar los emails… pero dejarlos en la papelera.
Y aunque parezca cosa de boludos, no lo es. Se los aseguro. Muchos hombres borran a la mitad su infidelidad. A veces me pregunto si en realidad, en el fondo, muy en su inconsciente, quieren ser descubiertos.
Nunca pensé que algo me uniría a Carmen Barbieri, como nunca pensé que cuando iba a ver la papelera, descubriera una relación amorosa de mi novio con otra mujer. Pero en uno de esos programas de chimentos estuvo contando que le había pasado esto mismo.
Mi historia no es tan mediática, pero entra dentro del mismo rubro: la infidelidad. Yo había llegado de viaje de España, me había ido por dos meses porque no tenía Visa para vivir en Estados Unidos y tenía que salir cuando se me vencía la turista. Por eso me fui a España. El primer mes mi tortolito me escribía emails todos los días contándome cuánto me extrañaba y que prácticamente no podía vivir sin mí. Es más, no sólo me enviaba varios emails diarios, sino que me llamaba por teléfono. Yo vivía con mis tíos, y claro las 5 o 6 horas de diferencia hacían que sonara el ring ring cuando todos estábamos durmiendo, bueno todos no. Yo sabía que me iba a llamar y me quedaba leyendo en la cama, bajaba las escaleras corriendo y hablaba con él. El amor viajaba por el aire, cruzaba el Atlántico y se seguía construyendo palabra por palabra vía coaxil, casi todas las noches me iba a dormir pensando en él.
Eso fue el primer mes. El segundo todo cambio. Como si alguien hubiera tomar el guión de mi vida y hubiera convertido una película romántica en alguna de suspenso, porque sus email eran cada día más secos, más escuetos, más intrigantes. Obvio que yo pensaba que en algo andaba. Pero él que nada, que era la separación injusta y cruel que nos tocaba vivir. Mierda y recontramierda. No era la separación era que había conocido una mujer.
A los dos meses regresé a Miami. Yo volvía sumergida en todos los puntos suspensivos que cabían en mi vida. Todo era muy raro. Sentía el fantasma de otra mujer entre los dos. Porque si hay algo que una mina descubre es eso. Después que lo niegue, o no lo quiera ver, es otra cosa. Pero que lo sabe, lo intuye, lo presiente, no me queda duda. Los tipos cambian mucho cuando andan con otra. Se les nota. Por lo menos a la mayoría se les nota.
Un día él se fue a trabajar, yo me quedaba sola toda la tarde. “Pórtese bien”, me dijo. Ese “portese bien”, fue igual que el “no abrás la puerta” de Barba Azul, ni bien cerré la puerta, me fui directo a la compu, el email quedaba siempre abierto, leí sus emails, nada raro. Luego fui a la papelera. Y ¡voila! Beso a beso me enamoré de ti. Bueno me enamoré de otra, debería decir. Tal como le paso a Santiago Bal. La verdad que leer cosas eróticas que una mujer le escribe a tu novio, o al revés, es una sensación de la que no se vuelve, entre asco, decepción, una profunda tristeza. Es como cuando hay un accidente y no querés mirar pero terminás mirando. Es así.
Esos emails marcaron el final de mi relación con él.
Las estadísticas dicen que el 85% de las separaciones por infidelidad están basadas en descubrimientos hechos a través de los SMS, o los emails. Y yo creo que, seguramente, la mitad de esa cifra es porque alguno que otro tiró su mierda a la basura, pero se olvidó de apretar el botón.

19 comentarios:

MALiZiA dijo...

Volví, hola, vieron no me borré de todo, besos a todos!

La viajera ecuatorial dijo...

¡Volviste con todo!
Un beso

Anónimo dijo...

Que bueno volver a leerte Mali! Brindo por tu regreso.
¡Besos!

Moni-Nalufra dijo...

Mali una alegría volver a leerte, espero q ahora te quedes y nos deleites con tus cosas...una pregunta...q es de la vida de tu hermanastro????
besotes ♥

La Hilarante dijo...

uffff que momento... entre leer y no querer leer.... y horrible...

es como escuchar cosas que te dicen a vos, pero a otra.

una mierda.

Vicent dijo...

Lo mas curioso es que seguro que el novio te dijo que la culpa era tuya, porque no te fiabas de él, que mirar en su correo es algo muy muy feo y que demuestra inmadurez por tu parte y que está incluso dispuesto a perdonarte si prometes no volver a leer lo que no debes...

(al menos eso diría yo si me pillaran, jajaja)

Besos calurosos desde la madre patria.

Trapitos al Sol. Indiscreciones de una empleada doméstica dijo...

Todavía no me pasó. Pero creo que de leer algo así, sentiría ganas de sacarme los ojos con una cuchara

N dijo...

JAJAA...que fue este post, encuentra las 7 diferencias entre MALIZIA Y CARMEN ?...dios
asi somos los hombres concientemente despistados, y casualmente boludos !
aun asi, me duele cuando los hombres somos boludamente inmaduros para confesar que la pasion termino.
arriba malizia !

Armando Esteban dijo...

mmmm no es un reposteo???

Besos hermosura yo si estuviera con vos nunca te haria eso JAMAS dejaria los emails en la papelera

muchos besosss coshita linda

Ana dijo...

Un gusto leerte, nena.
Años en una relación. Él no es muy informático, pero la usa. De noche estaba en la sala usando la PC me levantaba a tomar agua y cerraba la ventana, como niño pillado en falta. UUhhmm nada bueno es eso. Me puse a revisar ¿y que es?. Entre ESPN, hipódromos, diarios nacionales y extranjeros….porno entre mujeres. Mi extrañeza es que los sitios no son de veinteañeras son de mujeres maduras 50, 60 . ¿raro? ¿no?.
Nunca estuviste más correcta cuando dijiste que una se da cuenta. Conozco a ese hombre mejor que a mi misma. Si me fuera infiel no lo verificaría en emails sino en sus cambios y principalmente en sus ojos.
Un abrazo desde Ciudad de Panamá.

MALiZiA dijo...

Ana, acabo de llegar de Panamá, me encantó la ciudad, pude hacer un stop de dos días, pero me alcanzaron para conocer un poco la ciudad.
Beso.

Ana dijo...

Que lastima, nena. Hubiéramos quedado para darles una vuelta pero de mi Panamá por dentro. Nada de City Tour y Canal de Panamá (aunque he tenido que admitir siempre quieren verlo) y conocieran un poco del Panamá que se queda en ti.
Nada de Metromall, al pulguero de la 5 de mayo te hubiéramos llevado te tomas tú “resbaladera”, te hacen las uñas como una princesa sentadita en una silla blanca en la peatonal y conoces la esencia de mi gente.
Con confianza, la próxima vez me dices, a Colón los llevaremos para que veas como mueven las caderas los congos, coqueteando con sus sexos en un baile erótico de pura percusión africana.
Mi casa es tu casa, guapa.

http://lodemirta.wordpress.com dijo...

intuyo que (inconcientemente) lo hacen a propósito: además de no borrar los mails, ¡dejan el correo electrónico abierto!

Lafrau dijo...

Vuelves? q alegría leerte nuevamente. Yo también regresé.

Toni dijo...

Que importante es darle al botón y al "play" también.
Pienso que si tenemos que ir mirando papeleras o sms para darnos cuenta con quien compartimos "piel a piel" pues jodidos vamos,... claro que en una ocasión encontré sencillamente un mail, en la bandeja de salidaaaa!!!! yo creo que se olvidaron también da darle al botón,.. supongo que cuando uno mira ese tipo de cosas es porque ya algo huele mal,.. y de verdad que a los tios se nos nota eso??? ahora me has dejado preocupado leyendo eso :o)
Saludos mil

Chivi dijo...

Hola Mali, hoy te encontré y me encantó como escribís :)
Yo he encontrado cosas en los borradores también, entre la curiosidad propia y el descuido ajeno todo termina saliendo a la luz :(
Un beso, te sigo leyendo

Anónimo dijo...

No vivis mas en Miami?

Anónimo dijo...

qué bueno que estés de vuelta, y qué bueno que yo también haya vuelto! muy lindo leerte
aniren

Azu dijo...

Hey nena ya no posteas mas??