Prohibido entrar (o hablar)

Hace un tiempo leí en el blog La Petite Claudine, algo que me pareció brillante en cuanto al tema del post anterior, o sea el sexo anal. Y que resumía un poco lo que se genera en torno a él y forma parte de los mitos. Se los transcribo:
“A lo largo de los años me he encontrado con una paradoja curiosa:
1. casi todos los hombres adoran el sexo anal, aunque muy pocos lo han practicado.
2. casi todas las mujeres odian el sexo anal aunque muy pocas lo han practicado”.

Ella llega a una conclusión:
"A la mayoría de los hombres les gusta el sexo anal por encima de todas las cosas. A la mayoría de las mujeres les gusta MÁS, aunque aún no lo saben".

Tema para debatir. Tema oscuro, y profundo, si lo hay. Yo coincido con ella, y por eso la cito.
Hablando con uno y otra la cosa sería así. A los hombres cuando una les dice que ya lo hizo (sea cierto o no), una extraña luz les brilla en los ojos. Ese redondo, pequeño y oscuro objeto del deseo, está allí en sus pupilas dilatadas por Eros. En cambio para las mujeres la sola mención de la experiencia sodomita trae una pregunta: ¿Y duele? Y tras cartón "A mi me lo pidieron pero…" Vaya a saber por qué, quizás porque fue bautizado con el horrible “contranatura”, porque quizás sea símbolo total de perversión al mejor estilo Marqués de Sade. O porque nos dijeron que era algo muy malo, y que mejor no hablar de eso, y menos practicarlo. Pues no se puede volver de tal infamia a lo que se considera natural.
¿Pero qué es lo natural? ¿Y quién puede decir lo que es natural o no?

Entonces haciendo zapping, de pronto aparece la venezolana hablando de sexo anal, como si nada, y que esto y lo otro, aconseja una y otra pose, y lubricación por aquí y por allá, con esa vocecita dulce como si estuviera contando cuentitos de hadas.: La princesa que quería y le daba miedo, o El príncipe al que le negaron el ortis.

La cuestión es que cuando se está en la intimidad con la persona amada -o no-, pero sí, con la persona deseada, aquella que pudo traspasar el límite impuesto por la ropa, que pudo llegar a ese momento en que los cuerpos desnudos piden, hablan por sí mismos, en ese momento sabrá si tiene o no ganas de hacerlo, y en todo caso será su propia decisión la que le diga sí o no al sexo anal porque en el lenguaje del sexo, los códigos los ponen las personas que crean un nuevo paradigma, el que existe entre ellos, y nadie más. Íntimo, placentero, embriagador.

25 comentarios:

Julie dijo...

Aplausos!
Por la cita, por la forma y sobre todo por el remate!

Mi voto es a favor!

Libertad e imaginación

besos

Damian dijo...

Aunque jamas probe con una señorita, para decir que me gusta o no....a mi particularmete no me atrae el sexo anal, aunque admito que lo he pedido y he sido rechazado como el mayor de los pervertidos jeje.
El otro dia cache a mi hermana escuchando a esa venezolana...y justo estaba hablando del punto G del hombre...cuando dijo "para llegar al punto g del hombre tienes que meter tu dedo por su orificio anal y acariciar suavemente la prostata"...en ese momento odie a esa venezolana...y recien ahi cai porque mas de una señorita con la que he estado ha tratado de meter su dedo en mi trasero en pleno acto sexual...siendo rechazadas por mi en su intento. Aunque admito que recibi un cosquilleo fuera de lo normal, quizas placentero, meter algo en el trasero de alguien en mi caso...me siento como vulnerable...y dudo que sea el unico. Me fui al carajo?

Salitou dijo...

Uy Damián, colgaste una frasecita por ahí que si la sacás de contexto...

Anyway, acá viene mi comentario Mali, que va en forma de un diálogo q tuve hace poco:

Caballero en cuestión: No entiendo por qué ninguna quiere...
Yo: sabés cómo se hace?
CeC: por supuesto
Y: contame
CeC: ......

Afortunadamente no cayó en la guarangada de "veni que mejor te muestro yegua!" ni nada similar, pero creo que entendió el punto, porque se quedó en silencio.

Hay gente a la q le gusta, gente a la q no, gente que probó y gente que no, hay de todo, y yo creo que en materia sexual, si me gusta tal o cual cosa y no jodo a nadie, cuál es el problema? Cualquier cosa pregúntenle a Alessandra ;)

Blonda dijo...

Conozco mujeres k prefieren el sexo anal, conozco las k probaron y les da igual, conozco a las k de solo escucharlo fruncen hasta las pestañas y huyen espantadas... y conozco y me incluyo en el grupo k "todavía no se animó"...
Besos!!!

Arigato Kumasai dijo...

Vamos todos a favor de la libertad de elección!!!

(Algo que se olvidaron de mencionar, es que llegado el momento, en que se produce ese paradigma del cual habla MAli, hay que tener un respeto absoluto por la otra persona si es que te dice NO.)

El sexo anal no es lo que se prefiere, en mi caso, prefiero la imaginación a toda marcha.

Rain dijo...

Mientras te de placer, por que negarte?
Me quedo con el remate y como me recordó una amiga este fin de semana todo consiste en explorarse, conocerse y conectarse.
Saludos Mali.

Una Pepina dijo...

Este como muchos temas prohibidos pasa por una cuestion cultural:
la nuestra es una cultura que parece liberada y tiene más pulgas que un perro.

A más de UNA se le cae la compostura por hablar del ORTO y se lo rompieron mil veces y no en forma literal.
Más de UNO se la dá de PIJA y garcha cuando lo dejan.

En nuestra cultura falta educación: la que dice que hablar de las cosas de la vida no es verguenza.

Anónimo dijo...

En mi humilde experiencia, tuve la oportunidad de practicar sexo anal con mi novia en más de una oportunidad. Les cuento la experiencia: a ella le encanta, aunque es cierto que le duele y tiene que estar muy caliente para pedirme de hacerlo. Es muy importante lubricar bien y que el hombre tenga paciencia (hay que ir bien de a poco y si ella lo pide parar inmediatamente).
Para mi fue y es una experiencia muy linda pero más por una cuestión de hacerme los ratones que por una sensación física distinta (en ese aspecto es casi lo mismo que hacerlo de la forma tradicional). Sin dudas físicamente creo que la que más disfruta es ella.
Espero que nadie se sienta agraviado con el comentario (traté de no ser grosero con mi intervención), mi intención es comentar mi experiencia para los que tengan curiosidad al respecto.
Saludos

Martin dijo...

Preguntale a Madonna, debe saber un poco del tema... Basta de Tabu... hombre o mujer, sexo anal, exitacion descomunal... la cultura es mala.

Lolita dijo...

Creo que todo depende del cómo estés con la otra persona, por la comunicación, si no hay "química" cualquier acrobacia puede resultar inútil. Pero si se dá hasta el sexo por el ombligo es lindo......
pero no hay que reprimirse.

Don Kace dijo...

No quiero aqui inmiscuir mi dortorado en ortología y demas temas relacionados ademas se ser titular de varias catedras, y mi ultimo libro de divulgacion cientifica intitulado "CON PACIENCIA Y SALIVA..."

mas bien quiero sitar mi experincia personal, basta para pedir que no te lo dan,
sin duda el sexo anal es uno de las fantacias masculinas mas populares (junto con las colegialas gemelas lesbicas)
pero lo cierto es que si uno pide tal cosa le cerraran la "puerta" en la cara, en cambio si uno no se pone ansioso, bastara la sola curiosidad para que ella intente exlporar esos caminos

saludos

pumpkincita dijo...

Totalmente de acuerdo..

y lo describis con tanta poesí.. me mató el final!

slds!
andre

garrobito_alado dijo...

...A mi particularmente me encanta... De las dos partes...

MALiZiA dijo...

Un tema delicado, en el que han expresado lo que verdaderamente sentían, experiencias, deseos, gustos...miedos.
Qué bueno un aire de libertad sopla en este blog, y lo respiro con una sonrisa.
Gracias por su complicidad de siempre!

Santxo dijo...

Por lo poco que conozco, de amigas con las que he hablado, hay quienes lo disfrutan mucho y quienes no, así que depende de cada una, supongo. Lo bueno es que ahí tienen un pequeño poder donde son uds quienes deciden si dejan entrar o no al susodicho por ese lugar.
Respecto de lo que dice Damián, es cierto, la próstata ES el punto G de los hombres, por eso disfrutan que les metan el dedo, o lo que sea, en el culo, y por eso a los gays nos gusta el sexo anal, pero no es por puto, sino por la próstata. Probalo! no te vas a arrepentir, y no te hace menos heterosexual ;)

Ro ~ dijo...

y bueno.. yo ya lo dije, a mí me gusta el sexo anal, y mucho. La clave está en estar sumamente relajada y que el hombre te sepa excitar mucho, perder la cabeza, sino no te animás. Pero lo vale... es una experiencia y una sensación diferente, y sí.. como alguien dijo, tiene que ser despacio y el hombre tiene que parar en el momento en que se lo pidas.
He estado con hombres a los cuales el dedo los asusta terriblemente, y otros que son más liberales y me lo piden, lo disfrutan, y chicos... es lo máximo. No significa que sean menos "hombre", menos heterosexual.
Es cuestión de confianza, comodidad y probar

MALiZiA dijo...

Debo aclarar que la tal venezolana que nombre y es la misma Alessandra que mencionaron ustedes no es venezolana, sino puertorriqueña...
Que vaina, le cambie la nacionalidad!

Julia dijo...

probé y me gustó. pero siempre se me hace dificil volver a acceder. tiempo dedicación y muuuuchas ganas.

Oprimido PP dijo...

creo que el problema es el NO de la mujer y el ser fiaca del hombre.
A no ser que ella lo haya hecho varias veces y crea que le gusta el hombre siempre va a tener que laburar y mucho para lograr saciar su deseo...
y algunas veces el problema es el acartonamiento del sexo, que se da en matrimonios o noviazgos de unos cuantos años y pocas ideas...
el problema es cuando a los hombres nos plantean que si, pero que tenemos que dejar que nos metan un cosolador en el culo... ahi se acaban los machos!!!
como cuando uno revela su fantasia de hacerlo con dos mujeres y te plantean... y despues lo hacemos con otro hombre... te matan, y no hay forma de sostener ideas locas ;)

MALiZiA dijo...

Con todo esto podemos armar un manual de sexo anal!
Hay mucha sabiduría de por medio,
me mató lo de las 2 mujeres para elhombre, y la negación de 2 hombres con 1 mujer, totalmente cierto.
Mmmmmm que buen tema para un post, me hizo acordar de algo.

Seguiremos investigando,en cualquier momento publicidad de Jhonson&Jhonson.
Besos,

Patricia dijo...

Increíble...jamás me atreví a imaginar así lo que puede ocurrir por animarse a realizar tanta fantasía.
Tímidamente había empezado a hablar eso con mi marido, porque mi cabeza vuela a mil cuando sueño con cumplir mi sueño oscuro.
Ahora iré a fondo......

OLGA dijo...

MALIZIA, a qué te hizo acordar lo de las 2 mujeres para un hombre y viceversa?
Contame...

El sibarita dijo...

Esto del sexo anal, sin dudas, trae cola.

Gontxu dijo...

Arriba Alessandra Rampolla y su "bamba" (es la vagina de felpa cpn velcro que usa para explicar algunas cosas).

Y si, no es de Venezuela, es de Puerto Rico y ahora va a tener su propio programa en Canal 13.

Genial como siempre, Malizia!

Dani dijo...

buenisimo el remate... las mujeres que no lo prueban, no saben de lo que se pierden!!
Besos