¿Quién quiere un príncipe azul?


Mi vieja el otro día me preguntó si yo quería un príncipe azul. Yo no quiero un príncipe azul. Alguien dijo que los príncipes azules destiñen en el primer lavado. Y en parte tienen razón. ¿Pero qué vendría sería un príncipe blue? ¿Sería el hombre ideal?
Y qué es el hombre ideal. Algo muy difícil de definir, porque supongo que habrá tantos hombres ideales como mujeres hay en el mundo. Porque para cada una serán distintos los colores, palabras, valores, olores, sentimientos, los que conforme a su verdadero príncipe azul u hombre ideal. Morochos, rubios, pelirrojos, pelilargos, pelados, callados, extrovertidos, soñadores, prácticos, concretos, pobres, adinerados, románticos, locos, cuerdos, obsesivos, para cada mujer será un hombre diferente.

Hoy volvieron a preguntarme cúal era mi hombre ideal, y no supe que contestar. Creo que en diferentes etapas una tiene diferentes hombres ideales. Y cuanto más años vamos cumpliendo sin que esa categoría tenga un nombre propio, las condiciones van aumentando. Y
algunas empezamos a agrandar la lista de cosas que no toleraríamos, pero también se da lo contrario hay otras mujeres que empiezan a tachar las cosas por las que antes rechazaban, así unas no encuentran al susodicho y otras están con quien no toleran. Pero por suerte están las terceras, que si encontraron al hombre que pueden amar, con sus virtudes y defectos. Que si sucedió esa magia que se da inexplicablemente. Y esas terceras felices amantes amadas nos dan la prueba de que no es tan imposible el encuentro. Son las que brindan esperanza.

Cuestiones raras, imprecisas, diferentes lugares, tiempos, acertijos sin resolver, viajes cósmicos, vaya una a saber, el destino caprichoso de la vida que tuerce los caminos, que siembra desencuentros, y hace que cierta females sigamos en la búsqueda. El amor existe no es un invento de los libros, está allí en esa pareja que se besa apasionada en el colectivo justo delante de nosotras, en la otra que sólo espera el momento para irse a la cama luego de una reunión de amigos, o en los que se ríen como locos por algo que sólo ellos conocen.

A pesar de tantos interrogantes, sí hay algo que tengo muy claro: quiero que mi hombre no tenga ninguna corona encima (de las de oro y piedras preciosas), que su sangre no sea azul sino roja, roja pasión, roja amor, roja como la de cualquiera. Pero que me pueda contar a mi oído por las noches, historias de príncipes y princesas que se casaron, fueron felices y comieron perdices.

30 comentarios:

0221 dijo...

Creo que soy una de las pocas afortunadas del tercer grupo... Y tambien creo que las parejas no se dan por dos personas solamente, sino por dos personas en un mismo momento de la vida y de sus vidas...

Legally Blonde dijo...

yo tb estoy en el tercer grupo y pese a que ningún hombre es perfecto, uno encuentra su principe real,tarde o temprano,y creo que nunca es como pensaba....pero igual lo amamos y nos sorprendemos de cosas hacer o vivir situaciones que antes pensabamos imposibles...

Arigato Kumasai dijo...

Sonás a añoranza a flor de piel. Me gusta eso. Hay algo claro, cada uno tiene que saber que es lo que busca para saber reconocerlo (tanto con sus virtudes como con sus defectos). Creo que esa es la puerta de entrada al tercer grupo.

Saludos

garrobito_alado dijo...

..Y princesas no se consiguen por alli?? porque todo lo que encuentro son reinas pero ya como medias destenidas no?, medias venidas a menos...

Francho dijo...

Creo que entre hombres y mujeres lo que más abunda son los desencuentros, y solo una pequeña cantidad de encuentros que valen la pena la vida de a dos. Saludos

Taleb dijo...

Y yo que quería una princesa verde y amarilla....:(
Ahora entré en duda!

Anónimo dijo...

Mali, ya va a aparecer y vas a engrosar las que ocupamos la tercer lista, con alguien que no tienen nada que ver con lo que nos imaginabamos, y nos completa mucho mas de lo que imaginabamos nos iba a completar aquel a quien imaginamos....

Anónimo dijo...

Un consejo desinteresado:

Si realmente estás en la búsqueda... ¿por qué no aprovechás el considerable tráfico que tenés en este blog y ponés algunos datos tuyos, foto y un mail como para recibir contactos en privado?
Te puedo asegurar por experiencia propia que uno se puede enamorar por email y llegar a establecer una relación totalmente seria y real. Requiere tiempo y paciencia, pero también requiere saber mostrarse. En tu caso, ya tenés a favor que quien lee tu blog disfruta de tu humor, por ejemplo. Pero sin posibilidad de contacto privado la cosa queda ahí. También podés probar con Te Busco y demás sitios, hay mucha mentira pero también hay gente de primera.

Lamentablemente, cuando encuentres a tu príncipe (siempre y cuando no sea un sapo), este blog se acabará :-)

Anónimo dijo...

Leyendo tu blog y el comentario anterior, te cuento que conoci a mi marido por internet, en un sitio de encuentros, y estamos muy felices de la familia que estamos formando, ya tenemos dos nenas, y pronto iremos por mas....

Rain dijo...

Es bueno eso... dejar la corona, bajar del palco y caminar con voz... en fin, que sea humano, sin idolatrías.
Besos.

Pregunta: Si al ideal de la mujer se lo llama "Principe azul" ¿Cómo se llama al ideal masculino? Me entró la duda!

Josie Janeway dijo...

yo tengo miedo de nunca encontrar al amor de mi vida, principe azul o lo que sea....No quiero quedarme sola!

Anónimo dijo...

tampoco te quedes sentada esperando que aparezca por el balcón de tu dpto.
Le preguntaste a tu mamá si su festejante tiene hijos??...sigo insistiendo con el tema pero...quien te dice tenes un principe azul entre la familia.
Besos , Romina

MALiZiA dijo...

Varias cosas...
Para nada me quedo en el balcón esperando al indicado...lo más probable es que me cague alguna palomita.

Si me leen se darán cuenta que voy en su búsqueda, y no pierdo las esperanzas, a veces decaen, no se los niego, pero ahí de nuevo en el ruedo...

En cuanto a encontrar alguien por Internet, por qué no?
Aunque no es la esencia de este blog y no quiero perderla, sino la de compartir mis experiencias, además todavía no les conté la que tuve hace muy poco con un amor por email...estoy un poco quemada!


Y tampoco creo que dejaría de escribir si tengo pareja, porque seguro que los temas serían quizás otros, pero siempre tendría tela para contar, no?

En cuanto a como se llamaría la mujer ideal, podría ser
la princesa rosa, puaggg!!! suena espantoso no? Por eso quizás no tiene nombre, o porque para los hombres no existe la mujer ideal, oops!

Y con respecto a saber si el pretendiente, (como ella le dice) de mi vieja tiene hijos, no larga prenda la guacha, creo que debe ser un espía porque no quiere contarnos nada... grrrrrr!!!!

Besos, a toditos, no se me quede ninguno afuera.

loca_como_tu_madre dijo...

Malizia, me encantó el final, que el HOMBRE tenga sangre roja de pasión.. Excelente post!

Creo que todas buscamos un príncipe, de cualquier color, que nos atienda como una reina y que armemos un castillo para siempre..

Me fui de tema jajajajajajaj!!! Vos me haces volar che!
Beso!
Maru.-

lolita dijo...

a lo largo de mi vida he tenido amores que los viví en cada etapa de mi vida intensamente. No me ato a nadie, y creo que se pueden tener varios principes azules. Hay que saber aceptar cuando empeiza y cuando termina su reinado.
El último es un hermoso encuentro por e- mail, ahora somos dulces amantes.

Don Kace dijo...

dato: el primer disco de Ismael Serrano, se intitulo "atrapados en azul" para mostrar cierta paradoja que implicaba el buscar un ideal y quizas quedar atrapaos en esa perfecion o en esa busqueda.

en relacion al amor creo mas que nada firmemente no en buscar requsitos, sino en salir a mostrase uno, mostrar al mundo lo que uno tiene y de ahi en mas la que compra... compra,
muchas veces lo que yo considere defectos resultaron ser cosas que al final me atraparon.

ademas las mujeres tienen la venjata, las que inician las relaciones son uds. y no la espejimo que nos hacen creer que notros las "lavantamos"

saludos

Seba

Una Pepina dijo...

Nadie es perfecto, ni ellos ni nosotras.
Lo importante: no engañarse a uno mismo y no engañar al otro con lo que no se es y nunca se será.
Amar no es garantía de ser amados y ser amados no es garantía de amar al otro.
Ahh las cosas del querer...

Salitou dijo...

Yo pertenezco al primer grupo, y no tengo apuro, y la lista de intolerancias crece cada día... hasta que aparezca el que haga que tire la lista a la basura.
Y si aparece el que cumple con todos los requisitos? Sospecharía, no hay nada peor que idealizar a la persona para después darse cuenta que era otra cosa. Ya me tocó que me dijeran "me mentiste, creí que eras diferente", y yo no le había mentido, se hizo una imágen errónea, quizá porque jamás me escuchan cuando hablo.
Anyway, para mujer es príncipe azul, para hombre podría ser "princesa encantada", no?

CC dijo...

El único ideal es el que se te cruza en ese momento. Cuántas veces pasa que te imaginás a tu ideal de cierta forma y después terminás con el opuesto? Idealizar es un lindo pasatiempo, y sólo eso.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con 0221 (será q somos platenses??) Pertenezco al 3º grupo...y creo q lo más dificil cuando conocés a alguien es q los momentos de sus vidas coincidan...Si eso no está, no se puede hacer nada.
Buenisimo este post! Felicitaciones, Malizia.
aniren.

Legally Blonde dijo...

mali:estuve leyendo cosas viejas tuyas y somos muy parecidas,yo tb mori llorando mi planta de naranja lima!pense que era la unica en la tierra!te felicito por tu blog

Blonda dijo...

Al principe azul lo idealizamos tanto desde chicas; que por eso en la vida real no lo encontramos y cuando termina la etapa del "enamoramiento" creemos que se nos convirtió en sapo.
Pero tarde años en entenderlo eh!!

cyn dijo...

te cansas de buscar al principe azul porque no existe. Lo idealizas en cualquiera y te das cuenta que te das la cabeza contra la pared otra vez. Entonces terminas encontando y viendo cosas que te parecian negativas en positivas en la persona que finalmente te enamoro.

Anónimo dijo...

Uno puede encontar o no a su principe o princesa azul (como para llamarlo de alguna manera). No hay que perder de vista, que si eso no sucede, hay que saber disfrutar tambien de otras cosas... como de la busqueda aunque esta mas de una vez sea nula... de los amigos (que estan incondicionalmente) y tambien de la familia. A medida que pasa el tiempo, es bueno saber que se agregan cosas y se sacan otras de la lista... forma parte de crecer y madurar.

Nancy dijo...

Yo pertenezco al grupo de la terceras, esas que aman a un hombre con sus defectos y virtudes y que saben perfectamente que no es ningún príncipe pero que lo aman con toda su alma. Y eso que vos decís en muy cierto, a veces me pongo a pensar en como era el hombre de mis sueños hace algunos años y me mato de risas (nada tiene que ver con como es la persona con la que me case y tanto amo).

Julie dijo...

por suerte los sueños cambian... se renuevan.
Y, por suerte, hay hombres que al conocerlos nos hacen sentir como en un sueño... aunque nunca hayamos soñado con el..
Auch.. escribiendo esto me acorde qu mi ex me repetia siempre que yo no era la mujer con la que el habia soñado.. aunque salimos 5 años

auch

pido gancho

Caudor dijo...

En inglés es "prince charming" parece que los lavados no lo afectan.
Ah! Y ad hoc agrego que los gatos de habla inglesa tienen dos vidas más.
Príncipes y gatos son más perdurables en inglés.

MALiZiA dijo...

Qué interesante, no me deja de asombrar con sus observaciones.

Zebra dijo...

yo fui poco a poco bajando mis expectativas. A los 15 tenía una super lista llena de cosas que tenía que tener mi príncipe. Ahora me conformo con que no use zunga, botas tejanas ni riñonera (ni pulmotor!!)

Anónimo dijo...

que hacer cuando ya encontraste a un principe azul que viene a rescatarte de todo peligro y tu ya estas abajo del pedestal siendo una simple mortal que solo quiere ser amada pero... el quiere una reina rosa