Ceguera voluntaria

“No hay peor ciego que el que no quiere ver”. Así dice un refrán. La sabiduría popular es muy exacta en sus citas. A veces los ojos no quieren ver, lo que tienen delante y una se convierte en el peor cegato del universo. No es problema de retina, o de visión; no, es un insulto a la inteligencia, o a los sentimientos. Es que una niega la realidad y así puede andar a tientas entre los acontecimientos que se la escupen en la cara, pero sigue sin verla.
Lo peor que los demás pueden decirnos esto o aquello, y lo negamos rotundamente, no, no puede ser, no jamás haría eso, no, es mentira de tal o cual. No, no, no es un monosílabo que repetimos incansablemente.
Con mi primera pareja sufrí de ceguera de amor, típica, tradicional, tortuosa, hasta llegué a pelearme con mis padres, y al tiempo me sentí una pelotuda, porque cuando la ceguera pasa, y se cae como un bólido en la realidad, esa es la pregunta que viene a explotar en el medio del cerebro: ¿Por qué fui tan pelotuda?
Una vez un psicólogo me dijo:
- No fuiste pelotuda, lo amabas y creías en él, ¿hay algo de pelotudo en eso?
Es cierto cuando una ama de verdad es lógico que crea en la persona amada. Pero hay límites y límites. No se puede andar negando cosas, como si fueran irreales, cuando están allí abofeteándote todo el tiempo, porque una termina como Rocky, hecha bolsa, con la diferencia que la pelea al final la pierde y por knockout.
Y se queda en el rincón del ring, pensando cómo no vio antes todo, porque la cortina de la irrealidad se corre en algún momento, y allí en ese preciso instante, tal como se hizo la luz que separó las tinieblas, allí ve las cosas como son, a pesar de tener los ojos tan hinchados por el llanto del descubrimiento.

42 comentarios:

JuanMa dijo...

Sabias palabras.
La ceguera emocional es tan grave que a veces uno deja de ver la realidad, y hasta se anulan los consejos de quienes nos ayudan o intentan hacerlo.
Lo mejor de todo, es que uno aprende, o al menos debería servir como experiencia :)

...y a la mierda todo!
JuanMa

susana dijo...

genial tu blog, volverè. besos su

C@rpe Diem dijo...

ME encanta lo que estoy viendo y leyendo en tu blog;)))
Enhorabuena y un saludito!

Asmadeus dijo...

Inmensamente agradecido por tu comentario, Malizia.

Me gusta mucho tu estilo. Y esta última reflexión particularmente. Me parecen muy bien traídas las imágenes de la ceguera y el boxeo para hablar del amor y del abatimiento. Un escrito sólido y muy bien hilado.

Te seguiré la pista.

EQAEG (El Que Antes Era Gayabuc) dijo...

Y cuando estás en el piso, hecho pelota, te das cuenta que los golpes eran previsibles, que todo era evidente.
Me gusta,Mali. Lo único que observo es que este post va en femenino, cuando en realidad es universal, creo.
Saludos

deapoco dijo...

que te de bronca bien, que sirva de experiencia bien, pero deprimirte?
no.
hacete cargo.
me parece mas sabio.

Montevideana dijo...

todo es parte de vivir, pero hay gente que parece tan fuerte o intocable que estas cosas no le pasan nunca.

con mi primer novio, todo era tan perfecto desde afuera, que negaba todo lo que andaba mal y sólo nosotros lo sabíamos. después me di cuenta de la sucesión de errores, de cómo me hizo daño y yo lo permití... y creo que aprendí la lección.

besos!

Pilu dijo...

Tal cual, sabias palabras
Creo que uno idealiza y llena de cualidades a una persona( o a una relacion) Uno tambien es un poquito culpable de esa ceguera, hay veces que nuestros principes destiñen tanto que es imposible no verlo, aun asi, los adornamos de cualidades para que sean como en nuestros cuentos.

Still single dijo...

Parece que estuvieras hablando de la historia de mi vida.
Y lo más grave es que creo que todavía no aprendí del todo.
Nos vamos de un extremo al otro: cerramos tanto los ojos que no vemos nada, o los abrimos de tal forma que se nos secan y todo se distorsiona. Lo ideal sería encontrar el punto intermedio, aunque no sea para nada fácil.
Besos

Nando dijo...

Hola! Necesito hablar contigo... pero no encuentro tu direccion de mail en el perfil... ¿me puedes escribir a nan_garrido@hotmail.com? Gracias!

Bohemia dijo...

Muy interesante, voy a leer algunos post anteriores...
Abrazos

Maurus dijo...

Si uno se enamora de la idealizacion de una persona... cuando cae esa "idealizacion" el dolor es muy grande.
Si uno se enamora de la persona... se enamora de la realidad... eso no quita que esa realidad no nos pueda lastimar. Pero el dolor es diferente.
Cuando uno flota en un mar de irrealidades, la caida es dolorosa por que flota muy alto y la caida es terrible... cuando uno camina sobre el piso la caida es menor y por cierto, mucho menos dolorosa.
Por desgracia... la unica manera de aprender esto es... cayendose, levantandose... muchas veces.

Por otro lado, Mali, noto que esta nota hay una carga emosional importante... te ha pasado algo de esto hace poco? Por que pareciera que la escribiste desde el dolor de una herida aun abierta... (y si es asi, espero que sane pronto)

Saludos y Suerte

PD: Y como dice Juanma: Y a la mierda con todo!!!

lolita dijo...

Totalmente de acuerdo, parecen fragmentos de mis historias, a veces me he culpado y otra acepté resignadamente, a veces quisiera borrar el pasado y otras lo asumo, complicado...

CirCe dijo...

Una algo sabe, siempre.
Algo se huele, algo se intuye . . .
De pronto algo no cierra bien, bien, pero una -siempre tan naturalmente curiosa y cerradora profesional- se dice que no todo tiene que cerrar y que puede ser que eso que hace ruido sólo sean boludeces de una. . .Intenta olvidarse del tema porque, como cualquiera, rema desesperada por la felicidad.Y después por eso una se acusa de boluda, una sabe que de haber indagado mas por acá esto saltaba antes. Pero antes es menos tiempo de felicidad. Aunque sea felicidad prestada."Mentime que me gusta" no es una invención de una loca mente perdida. Es terrible ver a las amigas engañarse con respecto a un pibe.Una sabe perfectamente lo que está pasando, el tamaño de los cuernos de la amiga y debe callar. Porque DEBE callar. Nuestra amiga quiere ser feliz. Y la de veces que mis amigas habrán callado ante las mismas escenas patéticas.El amor es un sueño y como cuando una duerme y el inconsciente transforma en sonidos del sueño a ruidos externos que podrían despertarnos, de la misma manera logramos convencernos que si EL llegó tarde y tan cansado es porque estuvo jugando con los amigos a la pelota, a pesar del olor a imitación de perfume importado que traiga encima. Si, quizás es para gritar: QUE PELOTUDA. Pero no sé si es taaaaaan de pelotuda el querer ser feliz.
besossssss

Palinair dijo...

Y por dicha que uno llega a abrir los ojos... y lo unico que queda es tomar las cosas buenas de las experiencias y aprender lo malo para no volver a cometerlo...

Óscar dijo...

Lo malo es que la vida no tiene un letrero como algunos espejos de los coches que diga: Precaución, los objetos están más próximos de lo que parece.

cronopio antiheroe dijo...

¿Porqué ceguera como palabra negativa? Acaso no somos felices siendo ciegos todos los días?
Un poco contradictorio me encuentro, chau me voy al sol.

Mafi dijo...

Delicado tema. A veces los de afuera tienen poderes clarividentes y suelen marcarnos cosas que desde adentro no se ven ni en sueños pero qué están viendo en realidad? porque cada pareja es un mundo, hay códigos, secretos, tratos, convenios, precios que se quieren pagar a costa de cualquier cosa. Y cuando el velo se corre, por qué lloramos? lloramos porque nos damos cuenta o porque al final se corrió y nos quedamos sin nada? No sé, todo es tan subjetivo como personal lo que no quita que llegado el momento duela.

leandro dijo...

el gancho al riñon que me encajó mi primera novia me dejó pelotudo por mucho tiempo

koQUE dijo...

A veces tenemos el árbol tan cerca, que no nos deja ver el bosque...
Es cierto que perdemos la cabeza por amor, pero bendita locura, porque el dolor de amor me hace creativo, y puedo llegar a decir cuanto odio, pero con palabras hermosas...
Pasare otro día por tu blog

adiosss

la pequeña padawan dijo...

hola, primera vez por acá y me gustó montones, leí y leí y finalmente puse un vínculo en mi casita para poder volver luego a leer más cosas. saludos...

Todesengel dijo...

A mi me ha pasado... y es horrible... ves las pruevas, ves todo y seguis sin querer ver... feo,feo...pero suele suceder...
En fin... creo que se aprende... a los golpes,pero se aprende...

Un beso...

Romy

MALiZiA dijo...

Hola a todos!

Si, sin duda uno aprende, pero dicen que el hombre (mujer) es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Por eso a veces cometemos los mismos errores.

A todos los que me visitaron por primera vez:
Me alegro mucho de su aterrizaje en esta tierra de corazones!!!

Y a los que vienen siempre, ya amigos,
a todos gracias por seguir aportando con sus comments tantas buenas reflexiones, sentimientos, experiencias, entre todos construimos este blog.

Maurus y deapoco, estoy bien, son cosas del pasado, escritas con la emoción del hoy.

Besos, con los ojos bien abiertos.

Mar dijo...

Es que a veces, quizás vemos y lo justificamos pensando en que mañana veremos lo que realmente queremos ver.

Malizia, gracias por tu visita a mis Palabras del Mar. Me gustó los temas que tocas en tu blog. Saludos desde la Isla del Encanto.

Gilelito dijo...

Hola a todos....
Pero como, Malizia, ¿no vas a contar cual era el defectillo que tenia ese muchacho y nos vas a dejar con la intriga? A ver a ver, que puede ser....¿un defecto físico? No creo, si es algo que tus padres vieron y vos no, debe ser algo más sutil. Es algún hábito de él, alguna actividad. ¿Drogas? El relato parece expresar que convivían y que había objetos en la casa que lo denunciaban, ¿jeringas? ¿cucharas? Pero el tono de la historia es como si de esa persona conviniera alejarse, si fueran drogas a esa persona habría que ayudarla, no abandonarla. ¿Qué puede ser entonces? Algo ilegal entonces, o algo inmoral y vergonzoso. ¿Un ladrón de estereos? ¿Había muchos estereos en casa? ¿Un asqueroso pederasta? No, creo que ya lo tengo. Un ñoqui del Senado!! Dejaba sobrecitos papel manila y carpetas de proyectos en la casa y no sospechaste nada....

Ojalá se pueda contar; si se puede contar, espero ansiosamente el "ensayo sobre la ceguera" parte II
gracias x contestar el otro día.
bye!
Gilelito

loca_como_tu_madre dijo...

Excelente post, está dedicado a mi?
Soy tannnnnnn pelotuda como enamorada... pero prometo que se me va a pasar!!!

Beso Mali, graxx por tus palabras!

lanamberguan dijo...

suele pasar
no te agobies
besos

thejed dijo...

hace bastante que no andaba por acá...pero como uno puede llegar a olvidar a una de las mejores escribas del mundo moderno (por no llamarlo ciberworld) que alguna vez hemos logrado encontrar.
lo que hace las coincidencias justo me había pasado algo con la ceguera pero al reves, una niña que realmente es un angle a la que me gustaría capturar con una red, viendo con el novio continuamente en un decir, la caga cuando quiere.
y ella sigue en un limbo mágico de hadas y colibries, que es lo que ella no puede distinguir.. sé que o sabe, pero saberlo y aceptarlo son dos cosas diferentes, es decir...sabemos que hay un dios, pero lo aceptamos?, sabemos que hay sandwiches de bananas, pero aceptamos comerlo?, y podría poner miles de ejemplos más, pero siempre terminaremos en un mismo circulo vicioso, donde el amor cegueragistico atrapa tanto a hombres como a mujeres, y donde tarde o temprano nos atrapará a nosotros tambien.

garrobito_alado dijo...

..el amor es ciego, sordo y mudo... lo se por experiencia propia...

Lulet dijo...

Claro, la cosa es que sirva como para decir "por ahí otra vez no paso"

Besos cuidadosos...

Bataclana dijo...

es que..."ojos que no ven, corazon que no siente".
Buenisimo como siempre!
Besotes

*Natacha*Cocó* dijo...

me he sentido ciega mas de una vez...

saludos

Richard Clayderman dijo...

Buenas pastillitas sra. malizia!

El amor es ciego y cuando empieza a ver es que deja de ser amor. Estar enamorado es esa voluntad ingobernable de adorar al otro. Empezar a desenamorarse es atar cabos. Pero lo peor de todo es cuando uno está haciendo toda la fuerza para mantener bajos los párpados y tu amante te los corta (a los párpados!) para que nunca puedas dejar de verlo con otro.

Vuelvo a felicitarla, my lady.

Emi... dijo...

Hoy me siento ciega!!!!!!


necesito un poquito de luz por favor!!

microcosmos dijo...

"...a pesar de tener los ojos tan hinchados por el llanto del descubrimiento".

la copio y me la llevo, ta bien?
besos.

Maurus dijo...

Tampoco se puede vivir la vida SIN GOLPEARSE... Ninguno es un experto en vivir... y cuando lo es... ya está demasiado viejo para que sirva de algo...
Esa es la ley de la vida... No se puede vivir sin arriesgarse a ser lastimado... por que entonces NO VIVIS...
y entonces... vale la pena???

Creo que si... vale la pena arriesgarse a ser lastimado mil veces antes que pasar por esta vida como un vegetal... peor... como una roca...

A bancarse el dolor y a vivir!!

Sebastián dijo...

Uno no quiere ver porque no quiere dejar de sentir lo que siente. Sería reconocer que eso lo está en gran parte inventando uno. Sería tener que reconocer que ya no se puede seguir sosteniendo eso. Uno a veces trata de no caer y filtra, filtra, filtra, busca, busca, busca y cuando finalmente encuentra, sin querer puede enceguecerse de nuevo. Parece irónico.
Besos.

.:{María}:. dijo...

creo que esa ceguera es la que más me ha lastimado y generado dolor en todos los años de mi corta existencia... ja! de ceguera pasé a anteojera (no miraba a nadie al costado: hombres; nomás mi objetivo en la vida), de anteojera pasé a unos anteojos culo de botella que desfiguraban todo, es decir me creía que lo que veía era lo que era... ahora estoy en fase de aprender a ver de nuevo...
BeZoz meditabundos, Mali!

Claudio Joker dijo...

muy asertiva.

El amor produce seguera, se necesita de un buen acompañante para cominar derecho y no caer.

Solo en la Oscuridad dijo...

Vaya glaucoma volntario derivado de sentimientos en una novela rosa, plasmadas de letras rojas en tientes negros.

Sabrina dijo...

Padezco de ceguera emocional y siempre la he padecido. Si me pusiera como expectadora de mi propia vida, observaría lo triste (por no decir patético) que es, la ilusión con la que hago las cosas, y la cantidad de cosas que paso por alto.
El final de la historia, un mar de lágrimas, el reproche por lo que no supe ver y en las cosas que tendría que haber sido distinta.
En fin, creo que en mi no hay solución, predestinada a ser la novia del bastón blanco.

Besos.

Wilhemina Queen dijo...

Mi abuela decía:

a caminar se aprende a los porrazos.


En fin, son experiencias. Por suerte esa ceguera emocional no es incurable.

un abrazo!