Recortes de felicidad

Estuve mirando fotografías en que las que quedó retratado el pasado. Mi pasado. Y mirándolas me di cuenta que siempre las fotos son recortes de felicidad. Son un pequeño pedazo de papel -o ahora un conjunto de pixeles-, donde quedan momentos radiantes, sonrisas, gestos payasescos, miradas perdidas, besos apasionados, abrazos, paisajes compartidos, en todas ella la vida se ve tan plácida y despreocupada.
¿Es que a nadie se le ocurre sacarse una foto en medio de una discusión, como para que quede registro de que también pasó esto entre los dos?Quién fotografía a un hombre cuando te dice adiós, y sólo es su espalda la que se aleja para siempre de vos, o cuando está armando el bolso antes de que abandone el hogar, o su cara de tristeza cuando le decimos que no lo amamos más. ¿Quién fotografía la bronca, el desamor, o el engaño?
En cambio allí está él, recién salido del baño, sorprendido por la cámara en nuestro primer día de convivencia. Allí estoy yo tapándome con la sábana porque no quiero salir desnuda. Hasta puedo escuchar mi voz riéndose en alguna, y sus palabras amorosas en otras. O aquella vez que escalamos y plantamos nuestra propia bandera del amor - un forro recién usado sostenido por una rama- en la punta de una sierra cordobesa. Asquerosa foto.
Y cuando miro esos albúmenes, a veces con hojas que el tiempo tiñó de amarillo, siempre la felicidad está allí. Es cuando la nostalgia se hace recuerdo de los momentos felices compartidos, como si lo malo se hubiera borrado misteriosamente. Todo parece tan perfecto que me pregunto por qué terminó. Y tal como Alicia, en vez de atravesar el espejo, quiero meterme en esos recortes de felicidad.

36 comentarios:

Blonda dijo...

Tengo mis fotos ordenadas cronologicamente desde que naci en adelante...
Antes vivia sacando fotos con mis amigas y las mirabamos mil veces, todo el tiempo...
Ahora, ultimamente ma pasa que me pongo a mirar fotos y me da una nostalgia!
Seran los años?... no lo se, pero estoy segura que todas ellas me recuerdan momentos felices.
Besotes!

loquita dijo...

Las discusiones y los momentos feos quedan tal vez fuera de foco... por eso no se guardan nunca... y pasan al descarte... lo importante... no es quedarse aferrados a ellos... lo importante es tomar lo que sea necesario y aprender de esos momentos, forma parte de la vida (aunque no de los albumes)

Mafi dijo...

Ahora que te leo caigo en la cuenta de que yo tengo fotos de ese momento en el que él está armando el bolso para irse de mi casa. Y también tengo fotos de aquél día en el que sentí que nada tenía sentido y fotos de.. o de ...-
En fin ...

gusgo dijo...

Recuerdo una tia que tiene una foto del cuerpo de su hermano, asesinado en Estados Unidos cuando era joven aún...es una manera de recordar que no se está mejor allá, y que debe tener cuidado al elegir amigos, segun ella...


Saludos, Sis!

mago dijo...

Los recuerdos felices son pocos o mu valorados, por ello es necesario recordarlos. Los malos se clavan en el alma. Besos,

Cristibel dijo...

¡Hermoso post!

Yo no boto ninguna fotografía... Si miras con detenimiento cada foto, al menos mis fotos, no todas son felices. Hay sonrisas de ojos tristes, alicaídos, o simplemente ojos que no están ahí.

Y las de las personas que no quiero volver a ver(hombres por lo general), están para no olvidarme de los errores que cometí.

garrobito_alado dijo...

...Tengo tan pocas fotos!! Pero tengo buena memoria...

Gabrielus dijo...

Malizia, considero esos momentos fotografiados como alegres y no felices, es diferente. Y mi teoría es que la felicidad se edifica con la suma de todos los momentos alegres, siempre que sean más que los tristes, claro.
Cuando revisas tu pasado y ves cuántos ratos alegres hubo, tiene que hacerte sentir felíz. Si agarra nostalgia o infelicidad es porque, justamente, confundimos felicidad con alegría.
Si ganás en algún juego un millón de pesos no te sentís felíz, sino muy alegre. La felicidad la tendrás quizás después según las demás alegrías que te traiga ese dinero con el tiempo.
La gran felicidad se siente más aún de muy grande, cuando podemos disfrutar de hijos y nietos, cuando se juntan las nuevas alegrías con los alegres recuerdos.
Saludos.

YAYA dijo...

Me dejó pensando en que tal vez cometemos el error de no fotografiar también esos momentos fuleros.
Hay amigos y amores que vuelven cíclicamente amparados en el prestigio que nuestra memoria les da en esas fotos felices de vacaciones inolvidadas. Pero sólo porque no fuimos cautos para tomarles la foto del desengaño y la traición.

Sé que su post era nostálgico y comparto su nostalgia, disculpe mi disgresión.

tAmU dijo...

yo tampco tengo fotos de momentos tristes, pero si creo que tengo fotos que a pesar de la sonrisa...esconden cuotas de errores y momentos q quizas si no hubieran estado hubiera sido mejor, ..me explico?..
me encanto el post y la ocurrencia,..podriamos fotografiar momentos dificiles tb no? despuse de todo tb son parte de nuestra vida
un abrazo!

Ex-lvna. dijo...

Pues a mi si me agrada fotografear momentos tristes y vagos, es muy interesante lo que nos pueden demostrar y reflejar, la historia que se hila en nuestro pensamiento, con la imagen cuando nosotros creamos las historias y aparentemente se forma una eternidad muy fugas en ella.

Lulet dijo...

Yo tengo varias fotos, muchas que ni quiero ver, ortas que veo todo el tiempo...

me encantó el texto...

besos...

Lolita dijo...

Cuando recordamos hacemos una distorsión selectiva, lo mismo ocurre cuando fotografiamos. lo que produce angustia no recordamos como mecanismo de defensa, o lo elaboramos de otra forma, como cuando se lo plasma en obra de arte.
De una cosa estoy segura, si el que fotografia nos tiene envidia seguro nos saca una foto con los ojos cerrados, ja

Armando Esteban dijo...

Que bueno que hablaste de fotos Mali!!!

Contanos de una vez, pls, esa foto que aparece en la descripción del blog, sos o no sos vos?????

BESOS

Sebastián dijo...

Es que las fotos de los momentos tristes quedan dentro nuestro, en un álbum que elegimos no hojear y dejar en el desván de los recuerdos reprimidos. Igualmente, esas fotos de momentos felices pueden ser hirientes al ponernos cara a cara con la imposibilidad de repetirlos. Las fotos me gustan mientras todo va bien, luego, son sólo dagas filosas si lo fotografiado era hermoso y ya no lo tengo...
Decenas de álbumes que he tirado prácticamente al mismo desván que las otras...
Besos.

Martin dijo...

Hola, me duele la cabeza... las fotos?... que bajon a veces ver fotos, otras es lindo... los recuerdos a veces son una mierda viejo... hay una tendencia positivista aca, jaja... besoooooooooooooooooo, en la nalga que no conozco, al igual que tu cara la cual en post anterior nunca respondi a tu respuesta de mi comentario... besooooooooooooooooooooo.

loca_como_tu_madre dijo...

Con razón soy una psicópata fotografa perdida.. Amo los momentos, sean buenos o malos, y retratarlos.
Creo que tengo cerca de 1.000 fotos de familia, amigos, viajes, novios,plantas, animales, lugares, etc, etc etc...

Me encantó el post, Mali. Besos!

MALiZiA dijo...

Hola a todos!
Veo que algunos sí sacan fotos de momentos no tan alegres o felices, se ve que yo no. Y que muchos prefieren ni mirar albumenes de tiempos pasados.

Ahora cuál es la diferencia entre un momento alegre y otro feiz?

Con los recuerdos malos o tristes, hago como dijo Sebas, o Mago, lo guardo dentro mío, y eso de que los tiro en el desván es así, pero de vez en cuando vaya a saber por qué... lo tomo y los miro, debe ser ataques de nostalgia.

Más allá de eso, me gustan las fotos, y lo que ellas hablan de nuestra vida, con nostalgia o no.

A veces nos obsesionamos con alguna, a veces rompemos otras, pero al final, como dijeron ustedes igual los recuerdos buenos y malos están en nuestra mente. Y de allí es imposible borrarlos, quizás algunos logran una amnesia selectiva, no es mi caso.

Besos para todos, me encantan que pasen!!!

leandro dijo...

impecable...

mi memoria fotográfica de los malos ratos es todo lo buena que no es mi memoria a secas

Carlos Martinez dijo...

La ultima vez que las conté iba por las 10.000 diapositivas, blanco y negro y color, en digital recién empiezo.
Pero como el que las hace soy yo pues cambia el punto de vista.
Yo no estoy en ninguna foto.
Sí tengo fotos de lo malo y lo bueno. Algunas que no quisiera haber hecho y otras que se me escaparon. Pero siempre de los demás. Si, se que estaba detrás de la cámara...pero no es igual.

Aviso: hay páginas web de exparejas que publican fotos intimas para dañar a sus ex.

zokato dijo...

Mil besos

Gontxu dijo...

Yo SIEMPRE guardo las fotos de mis Ex...para poder pincharlas en el momento que mas se me antoje.

Pruebenlo: Es una buena Terapia! Pinchar las fotos de tus ex es una buena Terapia.

Besos Pijos.
Gontxu

MALiZiA dijo...

Holiss!
Leandro, hace algo con esa memoria selectiva para lo malo, plis!

Carlos, que bueno que tengas tantas fotos! me impresionó la cantidad!

Zokato, van otros mil para allá, besos digo.

Gontxu, me hiciste acordar que mi novio de Miami, colombiano él, decía que las argentinas tenemos la costumbre de romper las fotos de los ex (mea culpa veces lo he hecho) pero eso no va para todas las nacionalidades???
Ahora eso de pinchar, me suena muy vudú, jajaja.

Besos!

Vicky dijo...

Prefiero no mirar fotos, de tiempos pasados felices,
yo también he roto alguna que otra, ahora no sé si es algo argentino o del género femenino. besos.

Ale dijo...

Las fotos son recuerdos, y bueno o malos es parte de nuestra vida. De vez en cuando me doy una veltita por esos lares, aunque a veces me hacen poner un poco triste.

Lars dijo...

Sabias palabras, habría que sacar fotos en el medio de una pelea de esas.... el problema es que la cámara no termine volando por la ventana.

Isthar dijo...

La memoria tiene tendencia por sí misma a recordar vivamente las ausencias, las pérdidas, el dolor, los agravios... es una suerte que los albumes estén llenos de momentos felices con los que contrarrestar ;)

deapoco dijo...

lo malo esta en tu memoria, lo demás aparece en la foto.

Pilu dijo...

Creo que es como en la cabeza, mi memoria va borrando o al menos cajoneando los momentos mas feitos. El cuore es otro tema.. un cajon mas grande y menos selectivo!

María Eugenia dijo...

yo también vuelvo a ver fotos antiguas, y también me pongo un poco triste, pero jamás rompí ninguna de nadie, me da pena.

Sebastián dijo...

Yo siento que romper algo del pasado es romper una parte de mí.
Guardo fotos, mails, cartas, servilletas escritas! Lo que sea.
Si, sí, ya sé... Puede traer problemas esa costumbre pero soy así.
Besos.

Solo en la Oscuridad dijo...

Esos recortes de felicidad que revocan voces en silencio en nuestra mente, frases y palabras grabadas en nuestra alma que sangran momentos de depresion, recuerdos de esa esperanza de dicha que albergara el resto de nuestra existencia.

Gracias por recordarmelas.

Anónimo dijo...

Mi ex por cuestiones ajenas a nosostros no estams juntos , pero el sigue diciendo que cuando mira mis fotos siente una terrible nostalgia...nostalgia es vivir en el pasado y no en el futuro ¿no creeis?

Martin Alejandro Torres dijo...

yo muchas veces vi las fotos con una ex novia mia, y cada ves que las veo, me gustaria volver con ella por que en esos momentos, era feliz...
pobre maru malizia, me porte feo con ella, pero creo que era una gran falta de madurez mia....
todos crecemos....

gaston dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gaston dijo...

Hoy mientras almorzaba en el trabajo lei tu columna del diario el argentino, me quede por un momento callado y luego sonrei al recordar un comentario que escuche una vez, donde dijeron en los albunes de fotos solos hay recuerdos lindos los malos momentos, las peleas y los llantos no se ven pero estan!! No dejen que un mal momento empañe sus vidas, los recuerdos siempre estan solo nos queda elegir cuales quedan para sentirnos bien y los malos a igual forma hay que vivirlos...

Gaston Meza