Cape-rusita roja

Quizás uno de los cuentos infantiles que más ha llegado a los oídos de todos, es el de Caperucita Roja, y –obvio- el lobo feroz. Porque sin el lobo, el cuento no tendría sentido, y ambos llevan muy bien los estelares. La abuela tiene un papel secundario, que bien podría merecer un Oscar. Pero secundario al fin, con perdón de la amable viejita.
Sigo con mi teoría de que los cuentos de hadas o infantiles, corroen, corrompen, compiten, coexisten con la realidad, ya que salieron de ella. Aquí va la historia de la Cape-rusita Roja y el Lobo feroz.
Ya sabemos que Caperucita desobedeció a su madre, fue por el camino más largo y se encontró con el lobo, que se manducó primero a la abuela y luego a ella.
Hay versiones que suavizaron el final -según de dónde se lo mire, para el lobo no lo suavizaron nada- en las que aparece un cazador, mata al lobo, le abre la panza y rescata a Caperuza. Incluso le llena la panza de piedras y lo arroja a un lago. O sea, sería un cuento con varios finales, tipo película hollywoodense. Elija el que da más rating.
Cape-rusita, era una chica con el pelo tan rojo, rojo natural, nada de tintura, que recibió ese apodo ni bien llegó a Buenos Aires, vía directa de Rusia. Ahora el apodo se había quedado sólo en Cape. Y así la llamaban todos los íntimos. Eso me contó ella en la cola para pagar impuestos, vivía a la vuelta de mi departamento y teníamos cuenta en el mismo banco.
Cape era una chica muy llamativa, es que parecía que su cabeza ardía cual hoguera. Y además tenía unas pecas muy simpáticas y ojos azules. Era bonita, de una belleza impactante, una auténtica zarina rusa.
Había estudiado, y se había recibido de contadora en su país natal. Aquí, había trabajado de manicura, y luego, consiguió entrar como recepcionista en una productora independiente, que producía algunos programitas de cable, y también espectáculos para fiestas y casamientos. Su madre, nunca estuvo de acuerdo con esto, pues, no quería ver a su hija, en nada que tuviera que ver con el ambiente, porque decía que era un puterrrrío.
Allí conoció a unos de los dueños. Un hombre muy seductor, de pelo muy negro y nariz aguileña, y sonrisa muy lobezna. Casi podría decirse que una baba corría por la comisura de los labios del tal señor, y que si uno miraba bien, hasta un bulto en la parte trasera de su pantalón indicaría la presencia de una cola enrollada, pero sólo eran suposiciones vagas. También le gustaba usar una pulsera gruesa de oro, y anillo con piedra negra. Y fumaba cigarrillos traídos de Holanda.
El señor boss en cuestión, le propuso hacer pruebas para participar en algún programa, ser la conductora de algún ciclo, o algunas de esas tareas. Esto por supuesto, se hacía cuando todos se iban, y ellos se quedaban solos en la productora.
Así Cape, fue cayendo en manos del depredador, que moría por su roja cabellera, y además moría por comérsela. Y cuando digo comérsela, no hablo literalmente, pues no era Hanníbal Lecter, sino tan sólo un calentón de primera, cuando digo comérsela, era con "g" de cogérsela.
Pero, Cape-rusita, tampoco era una niñita como la original, y tenía muy claro que, en esta oportunidad, tomar el camino más largo daría sus beneficios. Y día, tras día, resistió los ataques del lobo. Bien se sabe, que lo que se niega es lo más codiciado.
Sólo se dejó comer, luego de varios meses, cuando él, que se había vuelto loco por la mujer con el pelo color fuego, totalmente hambriento le juró que se casaría con ella.
Se ve que el lobo donde pone el ojo pone el semen, porque ya con la primera vez que lo puso, ella quedó embarazada. Y así, él, que ya era un señor no tan joven, aulló loco de contento con la noticia de que iba a ser padre, y enseguida le pidió casamiento.
Ella se puso para el civil un vestido rojo, tan rojo como su pelo, y se la vio, ya con una incipiente pancita, muy radiante; no tanto como él, que sonreía, como con la abuela en la panza, y que aún lucía un bultito debajo de las puntas del jacket que tapaba su culo.
Pero, como éste no es cuento de niños, no hubo perdices, ni finales felices. Al año, ella se cansó de él, y él al lograr comérsela todos los días, dejó de ser el lobo feroz, y se empezó a portar como un chancho.
Ella al final, según me contó mientras esperábamos para pagar el ABL del Gobierno de la Ciudad, le pidió el divorrrrrcio, y se quedó con la mitad de la prrrrrroductora, la casa y el deparrrrrtamento en Pinamarrrrr .
Y él se operó el bulto en la nalga, que al final resultó ser el absceso de una inyección mal dada. Todavía trabajan juntos, pero ella siempre se va primero.

47 comentarios:

koQUE dijo...

Cuantos lobos capullos y prepotentes como el de tu cuento caén en brazos de caperucitas que al final se comen a ellos...¡¡se lo merecen por chulos!!

Me encanta como escribes

besosss

mago dijo...

Esto si q es un final edificante. D culebron, el cazador cazado. Pues la caperucita no era tan ingenua, ni el lobo tan astuto. Bravo. Un beso,

Agustin dijo...

Y es por eso que al crecer, descubrir que la fantasia era un acto de fe, corrompi mi mente a quimica realidad claun. Saludos.

ella y su orgía dijo...

Buenísima tu versión para adultos del clásico infantil, Malizia.
Lista tu Caperuza.

Besos orgiásticos.

Legally Blonde dijo...

jajAJAJA
algo muy común...he visto muchos casos, y la verdad, que el tipo se joda por pelotudo!besos

Gontxu dijo...

Digamos que tu amiga Cape*Rusita no tenia nada de ingenua...Era mas fria y calculadora que Becky Sharp en "La Feria De Las Vanidades" de Thackeray!
Igual, la aplaudo. Retomando uno de tus posts anteriores, el mundo es de los HDP.

Mali, genial como siempre.

Besos Pijos

Gontxu

loca_como_tu_madre dijo...

Como todo boss, queda en pampa y la vía.. muchos lobos feroces dando vueltas, y mirá como terminan !!!

Excelente, el cuento para adultos.

Beso Mali!

Jaime V. dijo...

Mali, efectivamente, la vida se confunde en los cuentos o los cuentos en la vida. Tu historia tan cierta y real como siempre. Un abrazo.

Tanguera dijo...

Jeje! Parece una de esas historias en la cual hay que elegir el final... en este caso identificar quien era el lobo: si él o ella... :)
Buenisimo el cuentito..
un beso

Ro_© dijo...

Te das cuenta Mali? Un año de sacrificios y luego una vida de beneficios... Yo deberia aprender a ser un poquito HDP. Mas fria y mas calculadora.
Grande la rusita.
Un besote Mali.

pipita dijo...

bueno nada boba la nena....digamos que se sacrifico y ahora vive felizzzzzzzzz
beso

Martin dijo...

En este caso el tango seria... mas que Porrrrrr una cabezaaaaaaa... Por un agujerooooooooooooooo... en fin... un pelo de concha tira mas que una yunta de bueyes... una concha entera tira todo!... si no existieraaaa... por diooooo... el mundo daria un vuelco terrible!!!

Lolita dijo...

Sé que el gusto es subjetivo. Últimamente no engancho con tus blogs y en especial éste último que me quedó una sensación de vacío. Igualmente te saludo porque te sigo.

C. dijo...

ja jaa!!! me encantó la versión 2006 de caperucita, ( muy adecuada por cierto)

Saludos

.:{María}:. dijo...

Me encantan tus posts de cuentos versión "la vida real".
Yo me pregunto cuál será mi cuento al final del día... ¿?
Besos Mali!!

garrobito_alado dijo...

jejejeje.. la clasica version del lobo vestido de oveja.. porque no me sorprende que haya sido una rusa??
Tienen un olfato espectacular para casamientos interesantes por decirlo de una manera suave...

Jorge Alberdi dijo...

Me atrapó la transmutación de lobo en chancho. Ya no se trata de una rana en príncipe.
La muñeca de la foto me rompió la croqueta. Haceme un favor, Mali, acercale mi fotito, a ver si hay onda...
Cariños

gabriel dijo...

¿Es Manzano?

Lady F.- dijo...

Muy bueno! La boluda le decian a esa Cape-Rusa. No se si quiero eso! A mi me gustan los finales felices e ingenuos en estos cuentos...

Miada dijo...

Vaya, una versión muy original de Caperucita roja, es más casi preferiría contar este cuento a mis hijas y no el de siempre...

Un beso.

Lulet dijo...

Excelente vers de caperusita!!!

jajajaajaj!

superior, Mali... su-pe-rior...

Sasha dijo...

No quiero parecer desagradable, pero me has mostrado que un blog es un excelente espacio para que una escritora frustrada puede publicar lo que no le publicaría ni un editor ciego...

deapoco dijo...

como siempre las cosas no son como en los cuentos, nada es blanco y negro y nada es por mucho tiempo.

cyn dijo...

es como que lo cago o se lo merecia?

tAmU dijo...

ups! como hubiera cambiado la historia si el cuento de caperucita clasico se asemejaria un poco a este!
abrazos!

Anónimo dijo...

En la versión original de Perrault, como bien decía Malizia, el Lobo Feroz se disfraza de la Abuela y se come a Caperucita. Lo interesante de esta versión es que el lobo se disfrazó de Cape-rusita y se zampó al inocente Abuelito Jefe.

Sasha nos ha mostrado que los comentarios de un blog es un excelente espacio para que cualquier pobre resentido pueda descargar su agresión contra el autor del blog.

Ariel

Bataclana dijo...

muy buena version 2006 de este clásico!!!!
No terminó como un cuento de hadas pero terminó bien...no?

Real Academia Internacional de los Blogs dijo...

La tipica caperucita trepa, chupapiiiiiii. Estas son las que dan mala fama a las mujeres. Sobre todo a las pelirrojas.

Valdivieso (El Secre)

Maurus dijo...

Lastima por el niño/niña que nacio de la mezcla del lobo y cape-rusita... pero seguramente no le va a faltar nada economicamente hablando y emosionalmente hablando...
Por lo demás... la rusita la tenía mega clara... su pelo brillaba aun más por que emanaba la astucia de su cerebro!!!

Sabina dijo...

Pero que hábil resultó ser esta caperuza... ojalá la tomaran como ejemplo a seguir...

Beaumont dijo...

original si que lo es.

angustiado dijo...

caigo de casualidad en tu blog y es cierto. Los hombres no queremos casarnos. Igual no lo disfruto. Me angustia

Sasha dijo...

Y Ariel nos ha ilustrado en la habilidad de leer algo y no sentirse afectado. Ah..., no, el sí se sintió afectado! Bueno, cada uno hace lo que puede! Y yo también :)

MALiZiA dijo...

hola,
koque,a veces las tortillas se dan vuelta. no?

mago. no hay duda de eso.

agustín. y lo bien que has hecho?

ella..., lista la chica no?

legally, es muy común, es cierto.

gontxu: a veces las apariencias engañan... grax!

loca: los lobos pueden resultar no tan feroces, y las cape, no tan crédulas.

jaime: frase remanida, pero no por eso menos cierta: la realidad supera la ficción.

tanguera: si, los papeles están cambiados.

pipita: y si , vio?

martín: me hiciste reír, es cierto qué pasaría en el mundo?

lolita: es cierto que siempre me lees. que pena que no te gusten, pero qué se le va a hacer. igualmente te agradezco que puedas expresarlo con tanta educación. Gracias.

caroks. qué bueno que te gustó, bienvenida a este blog. saludos!

maría. yo también me preguntó eso, como terminará el mío.

garrobito. bueno, pero todas no?

jorge: sí, hacen linda pareja. ojalá se dé.

gabriel. no es, pero bien podría serlo.

lady F: sorry, parece que los finales felices están en baja.

lulet: thanks, señora!

sasha: cuando alguien empieza algo con un "no quiero parecer desagradable", seguro que lo que sigue es desagradable.
Te puede no gustar lo que escribo, por qué no? Sería muy pedante de mi parte pretender que a todos les guste lo que hago, pero podés decir lo mismo sin recurrir a la agresión.
Además, quién te dice que este blog llegué a algún editor ciego, (tal como el director ciego de "Final de película" de Woody Allen)y se convierta en un best seller.
Para mi el fracaso no es hacer algo mal -en este caso escribir- sino tener ganas y no hacerlo nunca. Son diferentes puntos de vista.
En fin, me extendí demasiado en esta respuesta.

de a poco, todo es relativo...

Cyn, habrá un poco de cada cosa.

Tamu, sí, tal cual, qué hubiera pasado?

Bata, las remakes son siempre tan diferentes, jajaja.

Valdi, tiene toda la razón señor.

Maurus, bueno, bueno, es ejemplo?

Angustiado, uf, no se me angustie, please.

Ariel, últimamente creo que a las personas les cuesta mucho disentir con el otro, sin entrar en descalificaciones o agresiones personales. Y no sólo en los blogs. Gracias.

Gracias, a todos por dejar su valiosos comments.
besos muy rojos!

A. dijo...

comoque me gusto que ella se quedara con la mitad de todo.. jeje bueeno, al menos el lobo se caso con ella.. otro lobo mas "vivo" hubiera corrido despavorido!!

ALCON dijo...

Creo que de un clasico, puede ser una buena versión corregida y aumentada.. me he divertido mucho con tu post, lindo.

Un abrazo-

Armando Esteban dijo...

Mmmmm..... rusas y pelirrojas de ojos celestes?
No sabés si tiene una hermana?

Yo seré un lobo, pero también soy un caballero.

BESOS

PD: SASHA sos un imbecil, aprendé a respetar, ojalá seas atropellado por una jauría de hipopotamos en pleno ataque de diarrea.

Turca dijo...

Muy bueno!!!!!

Primera vez por acá, creo.

Besosssssssssss.

Montevideana dijo...

para mí esta caperucita no fue tan astuta, o sus objetivos en la vida son muy distintos a los míos.

a mí me importaría un bledo la productora, el apartamento en pinamar y qué sé yo... andar por la vida como madre sola, con el lobo feroz de ex-marido (que seguramente siga buscando caperucitas), no me parece un premio ni ahí. más bien todo lo contrario.

pero bueno, pero si ella encontró lo que buscaba, la felicito! y además la envidio, porque daría cualquier cosa por ser pelirroja verdadera.

besos!

pd. no entiendo por qué los que dejan un comment diciendo "este blog es una mierda" nunca tienen blog propio ni ponen su verdadero nombre. a mí cuando un blog no me gusta (por malo o por agresivo) no vuelvo nunca más.
los blogs malos se hunden solos.

DINOBAT dijo...

Hola como estás?, buen blog, interesante!, nos leemos, saludos,



JD
n76pf@hotmail.com

CirCe dijo...

Si quiero decir lo que opino y ser original tengo que hacerlo antes que Montevideana.
La verdad es que sólo me gusta coger a los que me gusta coger y no dudo. No tardo varios meses en hacerle justicia al que me revolucionó las hormonas. Eso se llama histeria o frigidez.
Tampoco querría darle a mi hijo como padre al baboso descripto por mas guita que tenga. Ninguna persona se arregla con plata, gralmente empeoran.
Y que chasco la mamá de Cape, a las mas puta (su hija) la fue a prevenir de puteríos.


Hoy leí un chiste muy a tono: una niña nace, va a la escuela se hace amigos, estudia, se divierte, coge con todos los que le gustan, baila, se recibe, sigue cogiendo, trabaja un poco, sigue cogiendo y muere feliz. Si hubiese sido ese el cuentito que nos contaban de niñas . . .

SALUD!!!!!!!!!!!

MALiZiA dijo...

Holiss,
a., si se casó, pero ... a qué precio?

alcon, que bueno, me gusta tanto cuando me dicen que se divierten, gracias.

armando, te averiguo, dale?

turca, bienvenida, creo que si es la primera vez que te veo por aquí, y espero que vuelvas again.

montevideana, siempre muy acertada e ingeniosa, yo también quisiera ser pelirroja pero natural, me encanta, y sabes que tenía una tataraabuela con el pelo muy rojo, pero nadie en la family salió así.
Por otro lado, opino igual con lo del blog, pero aparte siempre me preguntó por qué no tenés uno tuyo,sería muy, pero muy gracioso.
Y....para cuando???? besos.

Dinobat, ya pasaré por el tuyo, gracias.

Circe, si tenés razón con lo de montevideana, por otro lado qué cierto es que si nos hubieran cambiado los libretos la historia sería otra. salud, a vos!

Y besos a toditos, los que dejan su huella en este blog. Me voy al bosque...

tuga,nestor dijo...

mali...mientras el lobo no esta, me decis en q parte del bosque te ubico asi jugamos?

MALiZiA dijo...

tugui,
atrás del alerce, doblando en la segunda vuelta del camino, pasando la casita de Hansel y Gretel. (pasa sin mirar que si no te perdes con los chocolates)
te espero no vengas tarde, que de noche el bosque me da miedito.
juguemos en el bosque, mientras el lobo no está...larali, larala.

Roy dijo...

si de chico me hubieran contado esa versión, hoy sería mucho más despierto.

Malditos cuentos infantiles... arruinaron una generación entera

Ana C. dijo...

Con este cerraste la serie impresionantemente. Me encantan los cuatro.

Lo de cerrar la serie fue un decir. Para mí son los cuatro clásicos, pero siempre hay otras heroínas en otros cuentos, como fuente de inspiración.

Anónimo dijo...

El cuento de Cape rusita se lo voy a contar a mis pibes, me copa el relato tan fantarealista (todo parecido con la realidad ¿es coincidencia?).

Besos osculos (dijo el chino).