Cama afuera

"Nena, el próximo cama fuera”, eso me dice mi mamá cuando me aconseja sobre temas de pareja, o cuando pregunta por qué hace tanto que no le presento a nadie. O, cuando analiza porque se terminaron mis relaciones, una por una, con una visión totalmente arbitraria del asunto, y agregando datos, que yo misma desconozco.
Las madres tienen esa capacidad de inventar cosas, que ellas mismas creen que son reales.
Es que las mujeres independientes, o los hombres podridos de las mujeres independientes, instalaron esta modalidad, que como todo tiene sus ventajas y desventajas.
¿Funciona el hecho de no estar todos los días juntos, para que una relación sea duradera?
Parejas de famosos como Woody Alen y Mia Farrow, tornaron mediática la cama afuera. Por como terminaron, no sé si será un buen ejemplo. Porque él, no sólo se llevó la cama, sino a su hija adoptiva, como pareja. Ejemplo, que bien podría usarse como una de las desventajas, pero es el que me vino primero a la mente.
El tema de la cama compartida, o no, todos los días, es un tópico de debate en más de un cumpleaños de amigos, tarde embolante de solteras no codiciadas, o discusión Mortal Comb entre los defensores de una y otra postura en una sobremesa del asado dominical.
Hubo una época, cuando salía con mi segunda pareja, que era yo la que iba a su casa, los fines de semana. Y en esos meses, vivía con el bolsito siempre a la espalda, como una especie de caracol, en vez de caparazón tenía la mochila siempre lista. Era la novia mochilera, pero alejada de la rutas, salvo la que me llevaba a zona norte. Santa Fe, Cabildo, Maipú.
Hay un detalle que no debe olvidarse: soy mujer. Por lo tanto, siempre faltaba algo en la mochila de fin de semana. O me olvidaba cosas, o la meteorología me jugaba malas pasadas.
Si llevaba musculosas, en pleno verano bajaba la temperatura a 18 grados, y terminaba el finde con un jogging de él, enorme, remangado en los tobillos, y con ojotas, con medias. Una cosa tan erotizante, como una mina con bigotes. Si llevaba ropa deportiva, surgía una fiesta.
Además, debía dejar de lado, la típica costumbre de sacar todo el placar para elegir qué me ponía. Creo que eso era lo que más extrañaba: el uso de la indecisión femenina. Sólo tenía dos míseros conjuntos, porque me iba directamente, del trabajo y no iba a estar cargando un bolso enorme.
El colmo fue una vez que llevé un zapato de cada par. Pero, como descargo, debo aclarar que eran negros los dos. Y sandalias.
Una de las cosas que adoraba de la cama afuera, es que cuando volvía a casa, el lunes por la noche, me acostaba en toda la inmensidad de mi dos plazas king size, y el silencio era sepulcral. Es que me faltaba la banda sonora de mi amado novio. Ronquido en do mayor, con la filarmónica Nidecostadosecalla.
Una de las cosas que más extrañaba en mi amplia y silenciosa cama, era el abrazo, luego de que hacíamos el amor, y el enredarnos las piernas, mientras hacíamos cucharita.
Sólo tenía que esperar una semana para estar así, arrullada por el masculino roncar.

41 comentarios:

Miada dijo...

Tienes razón, yo también agradezco las dos cosas... Estirarme todo lo que puedo por la gigante y solitaria cama y ese enredo de piernas "haciendo cucharitas". Me encanta esa expresión, es tierna como pocas...

Un beso.

Mafi dijo...

Mmmm, era una gran defensora de la cama afuera hasta que hace unos años conocí a una persona con la que hubiera querido vivir y convivir cama adentro en ésta y todas las vidas futuras. De no ser él no creo que pueda llevar a cabo la empresa de amanecer todos los días al lado de la misma persona, resignar mis espacios o vencer mis manías. Por eso sigo disfrutando sola de mi cama de dos plazas y media aunque a veces me parezca un territorio demasiado extenso para mí.

ella y su orgía dijo...

Totalmente de acuerdo. No hay pareja que resista la prueba de una noche de ronquidos atronadores.

Besos orgiásticos.

EQAEG (El Que Antes Era Gayabuc) dijo...

Es tremenda la claridad con que me transportás a la situación en sí. (aunque yo no ronco).-
Según el caso... todo puede servir, pero voto por cama adentro.

tAmU dijo...

definitivamente cama adentro mali, salvo que sea una de esas relaciones por las q nada apostas y solo son un toco y me voy..ahi mejor tener el asunto bien lejos.
bueno, debo decirte que tu prosa es cada vez mejor , excelente nena, sigue asi de aplicada ( como lo escribian las señoritas en los boletines) ejej
besos!

Luc dijo...

De haber probado las dos situaciones, lo que puedo decir es que la convivencia es algo que parece natural y deseable, y lo es.

Pero no por eso es fácil o simple. Concuerdo con Mafi, resignar espacio y tiempo propio, respetar el ajeno, vencer las manías y tolerar las del otro, puede resultar extenuante. El decisión no es para tomarla a la ligera, y sin la preparación que realmente necesita.

Igualmente, los seres humanos somos unos inconformistas. Y cuando está la otra persona te molesta, cuando no, la extrañás.

Conclusión (¡temporal!): qué sé yo!

Miss Pink dijo...

dormi con él un par de veces, quizás más. A escondidas obvio y me encantó y me encantaría dormir así todas las noches, porq lo extraño. Pero en fin, tiempo al timepo y espero q pase rapido asi podamos vivir juntos en algun momento de nuestras vidas :)
aca soy yo la q por ah ironca :P

Anónimo dijo...

Hay algo peor que llevar dos zapatos de distinto par: que sean del mismo pie!

deapoco dijo...

me trajiste tantos recuerdos de esos fines de semana con bolsito al hombro...

Julie dijo...

Nunca tuve un cama adentro. Aunque si de visita. Y dormir juntos fue lo mejor aunque roncara. Me sentí una estúpida en varias oportunidades viendolo dormir, escuchandolo roncar o rechinar sus dientes como si fuera la más bella melodía.
Hoy extraño eso, la cama compartida, al menos por unos días. El hacer cucharitas, o el dormirme en su pecho. Hasta las patadas que daba cuando soñaba anda a saber qué...
Ahora mis únicas experiencias de dormir con.. se resumen a la chica con la que vivimos... o al compañero de viaje que me toca en el costera cada vez que visito a mis viejos.. flor de experiencia eh

Un besoo

flopir dijo...

La opción ideal sería cama adentro con opción cama "semiafuera", o sea, que también haya camas separadas.

sin sueño dijo...

jajaj exelente tu comentario , me gusto eso de que las madres simpre inventan algo y hasta se creen que es cierto juegan a hacerte la cabeza y no se como nunca pierden !! porque aunque le expliques un millon de veces, no lo entiendes MADRE MIAAA !!

Lucy in the Sky dijo...

Qué peligroso es acostumbrarse a un colchón interminable con el hueco de una ausencia del lado izquierdo. Cada vez nos gusta más y cada vez estamos menos dispuestas a volver a compartir ese territorio.

La ciclotimica dijo...

por el momento tambien estoy cama afuera (hasta julio) y detesto eso q contas de mujer "caracol".
Yo me mudo toda, porque me quedo tambien en dias de la semana donde llevo cosas para ir al otro dia a laburar, maquillaje, ropa de vestir, etc...
Siempre me juega en contra el tiempo q se digna a enfriarse cuando yo me lleve una musculosita...
Inexplicable la sensacion cuando me acuesto despues de unos dias en mi cama!!! Pero paradojicamente, comienzo a extrañarlo...

cyn dijo...

y nada es perfecto! yo por ahora me quedo con vivir en pareja, por ahora! tal vez en unos meses cambie! jeje no, era un chiste!

C. dijo...

Si, creo que lo de cama afuera tiene sus ventajas, porque la convivencia es bastante jodida.
Aunque tambien tiene sus desventajas como eso de andar con un bolsito a todos lados, siempre viajando de aqui para allá, y también extrañarlo,y tener que esperar una semana para recien estar juntos.
Es como que pierde esa espontaneidad de : tengo ganas de verte y listo nos vemos.
Pero bueno, todo en definitiva tiene su lado bueno y su lado malo.. asique el balance lo hace cada uno.

Saludos

Paxzu dijo...

Me hiciste recordar viejos tiempos, recuerdo como la cama afuera se fue haciendo cama adentro y derepente mitad de la ropa aca mitad de la ropa allá.

Algo mas lindo q dormir con el calor de la filarmónica?

Rufián Melancólico dijo...

Creo que es otra ramificación de la vieja tendencia humana a despreciar aquella que tiene y añorar lo que no tiene.
Si dormís siempre con él, el interés decae. Si dejás de dormir con él, el interés sube. Y así se cocinan las relaciones.

Anónimo dijo...

Yo me quedo seguido en lo de mi novio, y tambien ando con el bolsito a cuestas. Él tiene una cama simple, pero con una "cama cajon" abajo. Asi que cuando me quedo, compartimos la misma cama hasta el momento de dormir (o despues de habernos quedado dormidos juntos), y entonces alguno se muda a la otra cama... y todo el mundo esta comodo y feliz :-)

Jaime V. dijo...

Los casados tenemos una sensación curiosa (al menos yo): la cama cuando estoy yo solo me parece el peor de los sitios para estar, cuando llego a sentir ese "silencio de estar uno solo", quiero ya urgentemente el sonido de "dos en la cama". Te mando un abrazo.

RAIB dijo...

Esto, has escrito algun libro con todo esto que cuentas, y muy bien contado

loca_como_tu_madre dijo...

jajjajajaa es lo que me dijo mi vieja recien, nena, el próximo no lo traés acá.. buahhhhhhhh!!!!

Debo reconocer que extraño dormir con él, es lo más lindo del mundo...

Beso Mali, graxxx por todo!!!!
Maru.-

loca_como_tu_madre dijo...

jajajaja me mató el usuario anónimo jajajajajaja!!!! =)

loca_como_tu_madre dijo...

Voto por cama adentro! =)

montevideana dijo...

la cama afuera me parece el MUST de la vida moderna, auténtico termómetro de la evolución sexual (no me gusta la palabra "liberación" para esto).

pero es tan complicada para nosotras y nuestros atuendos...

¡malizia, me encanta tu blog! ¡gracias por compartir tus ideas y tus puntos de vista"

Acéfalo dijo...

"Cucharita"...¡Qué-bonito!

Lo-demás,gaitas.

Un-saludo.

alma dijo...

Según que veces, según quer pareja...cama afuera, o no

A. dijo...

Debe de haber algo que hacer... yo tamien amo dormir con mi novio, esa cercania de dormir abrazados, aaah y la cucharita! esa es genial... pero tamien, llega un momento en que como que medio asfixia, que me quiero estirar y el no me deja lugar en la cama porque esta encimado en mi (con medio km de cama del otro lado) ah y los ronquidos. de eso ya mejor ni hablamos! Un saludo Mali!

Ana C. dijo...

Las mamás están en otra, me parece, por eso recomiendan cosas que no vienen al caso cuando una necesita otro consejo. Yo voto por la cama adentro, también.

¿Alguien me explica lo de la cucharita?

MALiZiA dijo...

Hola a todos,
evidentemente va ganando cama adentro!

lo de los dos zapatos del mismo pie, brutal!

Ana, vos que querías saber que era "cucharita", se le dice cuando dos personas duermen juntas espalda de uno con el frente del otro, como si juntaras dos cucharas, es muy tierno, a mi me encanta dormirme así... y extraño mucho a veces esas dormidas con mis ex.

Gracias a todos los que siempre me expresan que le gusta lo que escribo, me hace feliz saberlo.

Y gracias, por sus valiosos comments.

Un beso tierno para todos!

virginia dijo...

Malizia, vengo desde lo de Duda y ya te estoy agregando a mis links, me encanto el post, y como prueba viviente t edigo que si excisten las relaciones cama adentro, llevan trabajo, pero yo vivo una hace 8 años y no la cambio por nada. besos mil!

Víctor Manuel Ramos dijo...

Sé que no es el tema, pero me gustó esto que dijiste, porque me sonó a cierto:

Las madres tienen esa capacidad de inventar cosas, que ellas mismas creen que son reales.

Cama, afuera.

Ro dijo...

Soy una adolescente que todavía vive con sus padres, así que no tengo mucha experiencia en la materia, pero las pocas veces que dormí con mi novio toda la noche me parecieron de lo más tiernas y dulces. Creo que no hay una sensación tan reconfortante como la de estar a punto de dormirse, abrazada por la persona que amás...así que hincho por la cama adentro...
No sé si voy a opinar lo mismo en unos cuantos a;os, mis viejos por ejemplo son felices hace mucho tiempo con sus cuartos separados.

Lulet dijo...

Cama afuera x600.

Vivo sola, y el día en que a alguno se le ocurra traer el cepillo de dientes patada en el orto automáticamente.

Cristibel dijo...

Prefiero que sea mi cama, la de mi apartamento. Ojalá fuera la de El Lado Oscuro del Corazón.

En cuanto al abrazo... creo que he de escribir un post sobre el abrazo y el dormir con las piernas entrelazadas, que no a todos gusta, pero buena falta que hace...

gota de tinta dijo...

pues...yo tenia unos tios-abuelos que dormian en camas separadas, ya eran muy viejitos, pero siempre estaban juntos, y se amaban con ternura y cotidianeidad, eran una pareja hermosisima (david y chofis)....creo que lo importante no es dormir con alguyien sino que esté en tu corazon, y en tu vida, aunque claro...debe sentirse bien padre despertar con alguien , y que te abrace, te bese la espalda y te lleve el desayuno (aunque creo que lo ultimo es a veces una utopia, jejejejeje)....

un abrazo, hasta pronto!!!

Julia dijo...

la verdad es q me gusta la cama adentro, cuando la viví en carne propia fue una buena experiencia hasta q se terminó. pero no voy a negar q esperar 4 o 5 días para volver a dormir con él no tiene sus encantos. el encuentro, el prepararse, el combinar, hablarse por teléfono, extrañarse, y dormir mas q apretados cuando llega el momento... eso sí es lindo. ayy el amor, el amor...

Nazareno dijo...

Cama dentro, cama fuera... esa es la cuestión.
Por estos dias paso penurias, de esas que mejor tenerlas. Ella vendrá en algún tiempo a que mi casa comience a ser nuestra casa.
Y el caso es que me vinieron los miedos. Panico escenico, lo llamo yo.

¿que será mejor? No lo sé.
Pero quiero probar esto de Cama dentro... veremos que resulta!

koQUE dijo...

cama adentro, pero no para dormir...
cama afuera, para dormir..
Real y hasta divertido tu post

besosss

Jorge Alberdi dijo...

No será la filarmónica, pero he formado parte del duo folklórico 'los yacansan...'
besos

Anónimo dijo...

Me encantó tu post...Yo tengo 41 años,vivi 20 años de matrimonio,luego conviví con otra persona casi 2 años...Y para mí cama afuera,si es un fastidio eso de ser mujer caracol,y nunca tener lo adecuado,para una salida espontánea...Pero dormir sola,me gusta mucho,no se que edad tienes,pero no extraño nada...serán los años...Yo vivo sola,y creo que ya no soportaria la convivencia...No tengo ganas de ceder nada,me gusta asi,como,duermo,escucho musica cuando quiero,me depilo,tomo baños de Tina cuando se me ocurra,jamas esta ocupado el baño,charlo por telefono tranqui...Esto es vida!!!