Elige tu propia aventura

-¡Me muero! ¡Me encontré con el flaco que me toqueteó en el auto, luego de una cita y nunca más me llamó!- exclamó Mona ni bien entró a mi departamento.
Viole y yo, la miramos y no pudimos decirle nada. No, porque no nos saliera, sino porque empezó a putear, y, a preguntar y contestarse ella misma. Estaba como loca.
-¡En el ascensor! ¿Hay peor lugar para encontrárselo? No tenés escapatoria, no podés hacer nada, y encima lo tuve que saludar. Resulto que se mudó al mismo edificio de mi tía. ¡En el ascensor! Eso se llama: puta mala suerte, porque si lo ves en la calle podés salir corriendo o hacerte la boluda, pero en el ascensor…- y seguía su perorata en la que la palabra “ascensor” aparecía cada tres segundos.
La primera vez que salís con alguien, ya sea cita a ciega, o no, todo puede suceder en la despedida. Puede haber diferentes finales: el tipo te besó, te tocó, terminaste cogiendo frenéticamente en un hotel, en un pasillo o en el auto, un beso en la mejilla sin ningún futuro, o simplemente un “te llamo” que nunca se concretará. O la combinación de todo eso.
Lo de Mona fue una cita con un ex compañero de la facultad. Ella reconoce que en esa época los kilos de más que tenía no la favorecían, y encima hizo lo contrario que una chica hace en esos casos, se comió todo. Entrada, plato principal y postre.
-Es que es patético una gordita que encima come, como un pajarito, para no parecerle gorda al flaco. El tipo debe pensar "la gorda me está tomando el pelo" – explica ella con provocadora convicción.
Cuando terminó de devorar el postre, y el café y los chocolatitos también, el chico en cuestión la llevó a su casa. Estacionó el auto en la puerta, y allí sucedieron los hechos que hoy la atormentan.
Mona aduce que como ella se quedó hablando, y no bajó enseguida, él se vio en la obligación de meter mano en el asunto, aunque ... más que en el asunto, las metió en las tetas de ella que sí se veían favorecidas por los kilos de más, pues estaban más abultadas que hoy con su exquisita delgadez.
La señorita jura que no tocó bulto. La cuestión que luego él desapareció.
Por eso ella está enojada y avergonzada al mismo tiempo. El destino se lo puso de nuevo en el camino. Como alguien dijo: “se encuentran los que no se tienen que encontrar”. (El del 4º ni asoma la nariz, mierda)
Nos volvió a contar por enésima vez todo, como si no lo supiéramos, preguntándose y preguntándonos una y otra vez, ¿le gustaba o no?, ¿para qué me apretó?, ¿le habré parecido una gorda pedorra?
-Por lo menos el tipo estacionó, el mío dejó el auto en marcha en el medio de la calle – exclamó Viole.
Si realmente hay un lenguaje de lo no dicho, ésa es una clara declaración de que el señor no quiere que pase nada. Pero, Viole asegura que, cuando se conectó al otro día al MSN, él le dijo que le gustaba mucho y que lo había pasado bien. Así y todo, ella se tuvo que bajar rapidito con el auto en marcha. De besos nada.
-No se quejen, yo hice sexo oral en una primera cita por sentirme en deuda- les confesé con un poco de vergüenza, ya que jamás les había contado esto.
Se quedaron mudas.
Salí con un chico, que ya conocía, pero nunca habíamos salidos solos, me llevó a su casa en un country, allí nos peleamos mal, y entonces yo me quise volver a la mía que estaba muuuuuy lejos, él dijo que me llevaría de vuelta.
Al principio ninguno de los hablaba, era una situación muy incómoda. En el viaje me empezó a pedir disculpas, mientras me acariciaba la mano. Yo estaba a mitad de camino entre el enojo y la calentura. El tipo me gustaba, pero era un hijo de puta.
A medida que avanzaban los kilómetros, el clima se iba poniendo más caliente. Me decía cuánto le gustaba, que le perdonase su mal humor. Pensé en todo lo que había manejado y que debía volver, y... fui débil, aunque sabía, cuando cerré la puerta del auto, que jamás lo volvería a ver.
Es el peor recuerdo que tengo de toda mi vida sexual. Me sentí muy mal. Reconozco que fue muchos años atrás, todavía no contaba con mucha experiencia.
Y no en hacer sexo oral, sino en decirle más de una cosa a un tipo. Con el tiempo me volví más dura, y, a veces, un poco sarcástica también.

36 comentarios:

Blonda dijo...

Mona odio el ascensor... pero en tu caso seria un aliado para encontrarte con el vecino del 4to!!! jajaj

Caracol dijo...

El que debe estar loco es "el de mona" si cuando estaba gordita la quiso atracar, despues de compartir el ascensor con una Mona mas en forma se debe haber quedado "al vapor"

deapoco dijo...

me encanta escuchar los relatos de los hombres (o sea el otro lado de la historia) de estas anécdotas.
sin adornos, sin asco y de frentemanteca.

Alex dijo...

Eso de encontrarme con un "touch and go" en un ascensor no me pasó jamás, pero sí me pasó de encontrarmelo años después con la pareja oficial al lado y tener que bancarme esa mirada maliciosa que te recorre entera y que grita " a esta la conozco bien". Grrr...
Pobre Mona, yo que se lo que es estar más gordita y relacionarme en ese contexto y después adelgazar y relacionarme en ese nuevo contexto (cómo cambia Mona, no? No te da como odio, como si el estar flaca te convirtiera en otra persona), entiendo la perorata.
Mali, al del 4° ya te lo vas a encontrar, él nunca se va a olvidar de la tanguita, en cambio vos bien podés hacerte la distraida y aprovechás para analizarle la expresión. Si no pertenece al grupo de los "insondables", que son pocos gracias a dios, vas a poder cómo se forman los pensamientos en esa cabecita que tienen y ahí armar la estrategia, aunque llegado a ese punto podés preguntarte si vale la pena.
Besos

Alex dijo...

fe de errata: "vas a poder ver"

Still single dijo...

Odio esos momentos incómodos en el auto!

Ana C. dijo...

¡Qué valiente, Malizia! Yo a los peores recuerdos de mi vida sexual trato de evitarlos por completo. De vez en cuando se me cruzan por la cabeza y todavía me da una mezcla de vergüenza, dolor y ganas de llorar. Cierto que son cosas que nos pasan por la inexperiencia, pero nos pasan con chicos igual de inexpertos. Bueno, no sé. Cuando yo era joven e inexperta, los chicos venían con más experiencia, pero supongo que muchas veces más traumática. Igual, una de las buenas cosas de cumplir años es que una aprende a decirle más de una cosa a un tipo.

Roy dijo...

este post me deprimió... ojalá todas las mujeres a las que tuve que llevar a su casa lejísimos luego de una noche mala o de enojo, me retribuyan como vos... y eso que yo soy de los que piden disculpas acariciando manos!!!

Porrita dijo...

el sexo x gratitud no es bueno, la sensacion q queda es horrible...

Angel y Demonio dijo...

Buff! Que mal esos encuentros cuando no queda escapatoria posible, sobre todo con alguien queno se portó muy bien que digamos con nosotras. Que maaaal! Y si de malas experiencias se trata,pues nada Mali, yo creo que cada una de nosotras tiene un archivo al que llama "esto nunca ocurrió" con algunos ejemplos como el tuyo. ;) Cariños Mali! Y dateuna vuelta por casa, dejé un post bueno hoy. Besos!

Alex dijo...

Mali, tengo una idea que quizás pueda funcionar con el del 4°. Ponete Dolce&Gabbana, puede que no te vea pero es imposible que no te huela.

Gaby dijo...

pero que pasó con Mona y el del ascensor? le dijo algo en el ascensor? le dio a entender algo más o saludó nada más?
Al del 4to capaz que podés tirarle algo al balcón de nuevo... aunque eso sería muy obvio. O capaz que un día tendrías que ir directamente a inviatrlo a tomar algo, un postre a la tarde, o algo así, pero algo!

Cristibel dijo...

Jajaja... fijo mataste a tu amiga... Todo lo que tenía que hacer es relajarse y disfrutar las circunstancias del ascensor.

Y sí, el tiempo endurece. Lástima que no endurece todo. Por eso hay que aprovechar ahora, jeje...

Elena dijo...

Mali, sigo enojada con ud. porque después de haber perdido el calzón, los alemanes nos dieron el pase de vuelta a casa, pero mi odio disminuyó cuando la escuadra azzurra venció a los hijos de ...Hitler y Goethe, y nos vengó (dolce vendetta).
Me resultó divertido lo del sexo por gratitud, pero ojo, tampoco sea tan agradecida todo el tiempo, porque sino van a caer miles a su puerta a querer hacerle favores (sí, también de esos) para ser gratificados luego con su inimaginable bondad. A propósito del chico nuevo, ¿no estará pensando en agradecerle? ¿o síii?
jajaja...
Un abrazo.

cronopio antiheroe dijo...

No tengo auto, ni jamás tendré, por lo tanto no sé mucho de éstas experiencias. Sólo una vez me pasó que ua chica me dejó varado un día de paro general a kilómetros de casa.
nunca mas la ví.

DudaDesnuda dijo...

Pasa que ahora te estás convirtiendo en más sabia... pero seguí mirando la puerta, a ver si pasa el del 4º y no lo ves.

Besos y contradicciones.

Anónimo dijo...

Ja, yo una vez dejé el auto andando para no dar lugar a nada. Era una señorita que me había gustado mucho pero que no me había correspondido en su momento. Volvimos a vernos una vez luego de un par de años, y por su actitud tuve la certeza de que esta vez ella sí tenía interés. Pero para entonces yo ya estaba en otro rollo, y ella ya no me inspiraba nada. Además, no creo que haya segundas oportunidades en esto (bah, las hay, pero suelen ser de terror). Así que no le ofrecí pasar por mi casa y la llevé directo a la suya. La saludé con el auto en marcha y en doble fila. No nos comunicamos más, y nunca supe nada más de ella.

Carmen dijo...

Creo que todos hemos tenido alguna mala experiencia en nuestra vida sexual, seguro, el que calla otorga... pero por eso mismo luego nos convertimos en más fuertes y sarcásticos porque la experiencia si es un grado, no?

montevideana dijo...

Qué dolorosa contradicción, cuando alguien te gusta pero sabés que es un hijo de puta. Qué humillación, rendirse a un instante de placer y después que un recuerdo atormente la paz del sexo.

Con respecto a tu tanga voladora, en los días que estuve en BA me fijé, a ver si veía alguna volando libre por ahí o presa en la mano de un señor, pero no. Ninguna ví. Besos!

Jaime V. dijo...

Mmmmmm, no entiendo bien a tu amiga, quizá peor se debió sentir el tal flaco, y sin embargo pasó el mal momento supongo que con cierta rapidez.
Un abrazo.

cecy dijo...

Hola Mali! Eso de sexo por gratitud...no funciona. Menos cuando el que lo recibe es un hijo de puta, tengo una situacion mas o menos parecida, que igual al recordarla (como hoy), me averguenza haber sido tan debil, porque guapo, era guapo...lastima que mi calentura me gano aquel dia. Buena historia. Gracias por compartirlas. Saludos desde el otro lado del continente.

Bilintx dijo...

Bueno, al mal tiempo buena cara. En el caso de ustedes, deberían ufanarse de haber tenido esas experiencias. Y si se los vuelven a encontrar, que ellos sean los que se sientan mal.

Zoimanzanita dijo...

Que mala leche!!!
Valga la redundancia.
Un saludo!!!

María Eugenia dijo...

Creo que a las chicas no nos gusta encontrarnos con alguien que apretamos, es eso, quizás el tipo ni se inmuto.
Yo la entiendo a Mona. Y vos, Mali también, he hecho algún que otro acto por gratitud... y la experiencia no fue buena.
Hay que ser egoísta, que tanto.

Besos

Anónimo dijo...

a mi también me deprimió, carajo, nunca fueron agradecidas.

Alma dijo...

que historia! mali, hay que olvidarse de esos recuerdos, lo que pasó pasó. Y a otra cosa, y con respecto a ser más dura, a la larga las experiencias nos van endureciendo, o haciendo más inteligentes?

MALiZiA dijo...

Hola a todos!
Blonda, espero que se produzca el milagro ascensoril...

Caracol, eso haría feliz a Mona, y lo hará cuando lo lea.

deapoco, sería lindo tener las otras versiones, no??? delicioso.

alex, de terror, vos si la comprendés, gracias por expresarlo.

still, no hay peor cosa... mi too.

Ana C, no sé si valiente o loca, pero al fin y al cabo eso es tiempo pasado, y ya no hace mal.
Ahora, no te cuento las cosas que le dije a más de uno.

Roy, me parte el alma su comment, es muy injusto, un alma solidaria para usted, es lo que pido al universo...

Porrita, es asi nomás.

Angel, publico estas respuestas y paso por tu casa. Todas tenemos recuerdos que mejor olvidar, pero para algo pasaron esas cosas, para que aprendarmos o no?

Alex, estás segura ?porque es muy caro el Dolce, y si el tipo es alérgico o algo así, lo voy a pensar...

Gaby, hablaron en qué andaban, conversación cortada e incómoda de ascensor. Tirar cosas por el balcón descartado, e ir a tocarle el timbre ... no sé, no me convence ...

Cristibel, me hiciste reír con tu conclusión, sería bueno que endurezca todo!

Elena, no se me enoje, please.
La gratitud empieza por casa, sobretodo con Felipe y Gusi, y tampoco es cosa de andar dando limosna a troche y moche...

Cronopio, ese puede ser un problema, o algo que te haga más creativo...

Duda, si tuviera tiempo me quedaría mirando todo el día, pero además de enamorarme tengo que comer... snif... qué pena que no soy más etérea.

Anónimo, siempre agradezco a quien confirma de alguna forma mis teorías...

Carmen, vaya si lo es!

Montevideana, la pasaste lindo en Baires? No la vas a ver volando porque la tengo bien guardada, no te olvides que tiene poderes!
por el poder de tanga!

Jaime, las mujeres somos así...

Cecy, gracias por compartilo vos, es cierto a veces podemos ser débiles, pero eso (por suerte) no nos hace idiotas.

Bilintx, bien dicho, es cierto!

Zoimanzanita, glup! por la redundancia.

María Eugenia, hay muchas veces que ser un poco egoísta es bueno.

Otro anónimo, y bue... a levantar el ánimo!

Alma, tal cual, es como le decía a Cecy.

Un beso a todos, gracias por pasar!

Chiribina dijo...

Me recomendaron este blog y la verdad me gusto mucho !! Voy a pasar seguido ...

Con respecto al ascensor, que garron !! pero el tipo la reconocio? le dijo algo ?

Y lo tuyo, todas algunas vez nos mandamos algunas de esas, pero como decis vos, con el tiempo vamos avivandonos un poco !!

besosss

Roy dijo...

un alma solidaria... dónde se esconderá esa mujer?? que alguien me lo diga!

loca_como_tu_madre dijo...

Me agarraría claustrofobia, y me desmayo ahí encima de él...

Le tengo fobia a los ascensores, y también a los ventiladores de techo.

Besos!

Laura dijo...

odio los ascensores, si puedo subo escaleras...
son lugares sin escapatoria como dice Mona.

carlos martinez dijo...

Bién hecho. La meor manera de callar a un pesado que vuelve una y otra vez a contarnos lo que sabemos y ya no nos interesa es contarles "lo nuestro".
Yo creo que ya he pasado "todas" las operaciones, enfermedades, experiencias, gozos y desgracias del mundo.
Lo que me falta es contarlas con la gracia de vos. Un beso

Tontiton dijo...

gracias por decir: "toquetear" y no "manosear", como dicen la mayoria de las mujeres que tuve oportunidad de escuchar refiriendose al acto de tocar con consentimiento, ya sea de un lado como del otro. Me gusta su blog.

Bye

Tratando de ser yo dijo...

Al igual que los otros varones que opinaron, nunca me encontré con una chica agradecida...
Pero una vez sí me sentí obligado a tener sexo por "gratitud"!! Mala suerte para la flaca, me quedé dormido. Lo peor es que al otro día (si! al otro día!) me desperté y le dije lo más pancho "buen día,dormiste bien?" y me fui. Yo estaba cansado y ella enamorada...

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. Online valtrex canada phonecam pictures upskirt Flat earth model video lolo ferrari panic ware pop up blocker internet monitoring compact flash card reader Free sexy nude blondes

Anónimo dijo...

Where did you find it? Interesting read » »