No beses a un príncipe

Esto no se trata de cuento de hadas. Aunque en parte se podría decir que sí, pues hay un príncipe como en todo cuento de hadas. Pero, en realidad este cuentito no tiene más que un señor común que se convirtió en el príncipe de una señorita, amiga mía, también una chica común.
Fue verse y enamorarse al mismo tiempo, sería eso del amor a primera vista, o vaya a saber qué, la cuestión es que desde el primer encuentro no se separaron más.
“Es el príncipe de mis sueños -pregonaba la damisela a quien quisiera escucharla- lo encontré, lo encontré”. Y acto seguido iba describiendo una a una sus maravillosas características: cariñoso, atento, educado, buen porte, amante fogoso, recordaba todas las fechas, todos los detalles, incluso algunos que ella olvidaba.
Vestía bien, no tomaba mucho, le regalaba sin ningún motivo flores, o alguna cosa que le gustaba. Mejor príncipe que ése no existía, y nadie en el mundo la haría cambiar de idea de que aunque no fuese azul -porque gracias a Dios, éste no tenía problemas circulatorios- para ella lo era.
La señorita y el príncipe se casaron tal como en los cuentos. Los niñitos rubios y vestidos de blanco le llevaron los anillos al altar. La fiesta fue incomparable, transcurrió en un campo, y ni una nube enturbió el celeste cielo. Los invitados se comportaron excepcionalmente. Nadie vomitó, ni hizo algo indebido.
El cuentito seguía funcionando y el príncipe lucía su esbelto cuerpo enfundado en un jacquet color gris. El champaña estaba bien helado y la novia casi ni se había ensuciado el vestido. Todo perfecto. Todo soñado.
Pero... como en la vida, o en los cuentos, siempre hay una parte mala. Hace dos días luego de tres años de casada, ella entró llorando a mi casa. La desesperación era total, y yo no podía creer lo que me contaba.
El príncipe dejó de ser amoroso, sólo quería juntarse con sus amigos a ver fútbol, o jugar a las cartas, mientras chupaban hasta altas horas de la noche, de ser cariñoso pasó a ser indiferente, y luego maleducado; los detalles eran cosas que no existían para él, y su esbelta figura se había convertido en una abultada panza. Los buenos modales también se habían convertido en pedos en la cama, palabras soeces, e insultos sin sentido. Tampoco se preocupaba mucho por trabajar y la llama de la pasión era un fósforo consumido y pisoteado por la rutina.
El príncipe se había convertido en un asqueroso sapo, con perdón de los sapos. Y ella no sabía como sacárselo de encima.
La chica lloraba y juraba y perjuraba que no había sido ella la culpable de tales cambios. Y entre lágrimas y suspiros me dijo una frase que pienso recordar muy bien:
"Fíjate bien antes de casarte con un príncipe, que quizás sea un sapo disfrazado de tal".
¿Por qué los príncipes se transmutan así? Por las dudas buscaré un hombre con algún que otro defectito por ahí. Nunca me gustó la perfección. Tiene algo de mentira.

61 comentarios:

Gabu dijo...

Si bien sabemos que la "perfección" sólo existe en nuestra imaginación ó en su defecto en alguna película de Hollywood,en tiempo todo lo va mutando a veces hasta sin que nos demos cuenta...
Humildemente creo que nadie puede dar semejante vuelco como éste "príncipe" sin que la "princesa" no lo note,la mayoría de las veces somos tanto ó más responsables,lo importante y dificilísimo de comprender en ésta vida es que en los pequeños detalles de cada acto están las claves de los siguientes pasos...
Y no hay peor ciego que el que no quiere ver!
Nadie se convierte en "sapo" con un simple chasquido de dedos,creo que la "princesa" no se tomo la paciencia necesaria para trabajar como mujer para que su "príncipe" no desaparezca...
Porque será que a la mayoría de la gente le cuesta tanto andar por la vida sin caretas???!!!
MIL BESOS PARA VOS MALI...
GABU (seximentales)

El Padrino dijo...

Empezando que nunca se puede partir de algo perfecto para mejorarlo, porque habria de intentarlo?

Prefiero los detalles, esas pequeñas con las cuales uno puede decir "OK, vamos a mejorar".

Si la cosa no presenta un desafío, a mi me huele raro.

zorgin dijo...

a su amiga no le creo, ni cuando dijo que era perfecto, ni cuando dijo que cambió de la noche a la mañana, ni ahora que dice que no tuvo nada nada que ver...

Tenshi dijo...

Creo que todos somos sapos y príncipes... mientras estamos enamorados, viviendo en hermosas fábulas de amor y envueltos en velos de magia, es una historia de príncipes y princesas... pero cuando el amor se vuelve rutina, cuando las fábulas se evaporan y los velos se caen, es cuando el cuentito transcurre en un charco, con dos sapitos saltando y croando... y para mi que esa asquerosa metamorfosis nunca es culpa de uno sólo, es culpa de ambos.


Besos

Alex dijo...

sabés cuál es el problema de las minas? la tendencia a exagerar siempre todo: si es bueno es genial, no tiene parangón, es el sumun de la perfección, si es mal pibe es el pero, la basura más hedionda del condado, el cruel, el golpeador y el pisoteador de ilusiones.
Y obvio, si primero te creiste que era genial, al primer pedo decís que es un sapo. La vida real es otra cosa. Te lo digo yo que me casé con un sapo sabiendo que era un sapo esquizofrénico, el príncipe le salía bárbaro hay que reconocer y a mí me gustó creerlo por un tiempo. So, la culpa fue de él o mía? Mía, Mali, mía. Se solucionó con un divorcio.

garrobito_alado dijo...

..Por eso yo siempre aclaro que soy un garrobito con alitas disfrazado de persona.. por si acaso aviso no??

Sebastián dijo...

El embelezamiento inicial nunca dura de por vida. Son nuestros propios deseos e ideales los que al onocer más y más aspectos del otro van dando paso a desilusiones. Creo que siempre las relaciones cambian con el tiempo y trabajar para encontrarle la vuelta al no dejarse vencer por la rutina a la vez que ver realmente al otro, son claves en el éxito.
Besos.

A. dijo...

Ack! hay mucho sapo pululando por ahi.. cuidado! QUe feo eh1 pro muy cierto. jeje y yo me digo a mi misma, nooo hombre.. que si mi novio no va a hacer eso!! aja! bueno, ya le dije, al primer pedo.. cambiamos de cuarto! jeje casi :S

deapoco dijo...

la perfección no exite, una quiere creer que si, pero no.

zorgin dijo...

olvidé la parte final, apostaría que su amiga se ha dado cuenta de todos estos defectillos, porque tiene "otro principe" en la mira...

vueltaloca dijo...

Esto es muy cierto, es mejor tener un hombre de carne y hueso que un principe celeste, calipso o azul.

Los cuentos de hadas no existen y si! Todos se tiran peos en la cama!!!

Saludines

Jaime V. dijo...

Cierto Mali. La perfección, salvo la divina, no existe, y cuando vemos algo "perfecto" es obvio que algo camina mal. La moraleja es precisamente la que tu amiga cuenta: no por ver un principe olvides observar sus ancas.
Un saludo.

Caracol dijo...

Coincido con Zorgin, no le creo a la Srta.
Si fuera machista diría que ella lo llevó a ese estado.
Si fuera pesimista diría que era cantado que así terminaría la cosa y que esto recién empieza.
Pero como no soy ni una cosa ni la otra solo digo que la historia no puede ser tan así, que los procesos son paulatinos y que no tiene nada de malo juntarse con los amigos.
Y la última frase de tu post... es genial.

Cecilia dijo...

Uh!!! Como siempre se armó el debate o la catarata de opiniones!!!!!
Muy buen post!!!

Mira, yo coincido con muchos de los comentarios.
O ella se casó enseguida que lo conoció y se quedó con el idilio inicial (que generalmente es maravilloso) o bien mintió o bien (que es lo que creo que pasó) exageró la nota.

El hombre siempre tiene que tener algo que llamo de testosterona bruta para ser macho. La caballerosidad en extremo mmm a mi no me gusta y no creo que exista. Es mejor el sano equilibrio.

En realidad el hombre y la mujer perfecta no existen.
Y por eso creo que naufragan muchas relaciones, porque se espera del otro más de lo que hay que esperar cuando en realidad hay que aceptar al otro como es y falta dialogo y tolerancia.
Para esto creo que existe el noviazgo, para conocerse bien y no firmar nada antes de tener un conocimiento importante del "candidato".
No existe el alma 100% gemela o yo no la encontré. Existe el compartir algunas cosas y creo que también el saber amar en las diferencias. Porque independientemente de las cosas en común la vida está llena de temporales y si al primer temporal abandonas el barco estamos sonados!!!

Bueno Mali, esta es mi opinión como siempre.
Un beso!!!!

Jesús dijo...

Mali porque pasa esto?, porque lo mismo pasa con algunas princesas. Es el matrimonio letal para la pareja y el amor.

Ana C. dijo...

Según mi experiencia, eso es lo que tenés que hacer. El día que yo decidí que los príncipes azules no existían, encontré a mi marido. Resultó ser uno de esos que, como alguno de tus vinos, mejoran con los años. Nada de sapo, no. Todavía a veces le encuentro alguna nueva virtud y me desilusiono al revés.

Un beso

Ma®ia dijo...

Ay Malizia, cuan cierto es, siempre es preferible buscarse uno imperfecto pero real, pq de hecho, nosotras tampoco somos "princesas"....por eso desde le 1er dia, supe q mi 50% era sapo...q a veces se disfraza de principe solo para hacerme cagar de risa!
Saludos!!!!

Anónimo dijo...

Los comentarios de Sebastian son imperdibles...todas teorias de un pelado fraile que esta virgen de toda experiencia.
Por una red sin Sebastian.
Cariños

pipita dijo...

jajajaja perdon me dio risa, ahora sabemos que hay que buscar sapos para encontrar principes.....igualmente nunca le dio desconfianza esa tan desconfiada perfecccion del hombre con el q se casaba???
despues de todo....ella no lo conocio del todo o el cambio abruptamente???....
bueno mali me voy a tomar mate con mi sapo...prdon marido....
besotes

Dracula con Tacones dijo...

Lo dijo Stendhal "Cuando se ama, basta pensar en una perfección para verla en la persona amada".
Es triste pero real

Gaby dijo...

mi mamá toda la vida ha dicho que el príncipe se termina siempre conviertiendo en sapo.
En vez de príncipes o sapos, mejor busquemos hombres normales. Si, les gusta el futbol y juntarse a jugar al poker con los amigos, pero también les gustamos nosotras ^^D, y mientras no sean indiferentes, no hay nada mejor que eso.
Los cuentos de hadas nos hacen bastante mal realmente... como bien contas en tus post relacionados anteriores.

besos,

Rouge dijo...

Que buen debate con 50% femenino y otro tanto masculino, y lo mejor es que casi tod@s estamos de acuerdo: no somos ni sapos ni principes/princesas, sino mezclas en diverso grado. Mientras partamos de esta realidad, creo que las relaciones serán más fáciles para tod@s. Un beso para prinsapos y sapocesas

Cristibel dijo...

No todo lo que brilla es oro, ni todo lo que es oro, brilla.

Caracol dijo...

Che, los principes existimos, que tanto !!!

Y al amigo anónimo, prefiero una red sin anónimos, aunque en mucho de lo que habla no estoy de acuerdo con Sebastián.
Prefiero gente que de la cara...

Y perdón Malizia por contestar pero hay actitudes que me sacan.

Anónimo dijo...

Querido Caracol...que queres saber de mi?importa?lo unico que no tolero es al pelado fraile...lo sigo,lo combato...donde aparezca ahi estare yo para luchar..contra su falsa sabiduria,su estrecha banda mental...
Quien soy?Uno mas de la resistencia...cada vez me cuesta mas completar las letritas que te pide el blog para poder postear..
Sabes quien soy?Guillermo Nimo!!!!
Algun dia se interpretara mi lucha contra el pelado,pederasta,pedofilo,pedante,pedorro,pelotudo,papa frita,profiterol,protozoo.
Cariños
Fuck the rest!!!

Anónimo dijo...

Lo bueno del Pelado es que nadie nadie nunca nunca lo podria confundir con un principe....pucha digo!mira que me hiciste enojar!!Me subio la presion....seguro que el Pelado en este momento esta comiendo una gelatina y....ni me quiero imaginar que feos debe tener los pies ese pelado...me subio la presion...es que solo yo veo el poder nefasto de Mr Fraile??

Anónimo dijo...

Y si meto en un tubo de ensayo lo siguiente:
A Bucay
B De LA Rua
C Lexotanil
Saben que sale??????Un pelado Fraile que escucha Soft Metal!!!!!!!

Anónimo dijo...

El Pelado siempre me censura en su blog espantoso...mi unica lucha es aca.El blog del pelado ....lo digo con envidia...es maravilloso.
Dame un motivo,dame un causa...
Shit con este puloy del demonio!!!!

Angel y Demonio dijo...

Ay! Coincido con Cecilia, y con Caracol... los principes y princesas de cuentos NO EXISTEN, pero en conocer bien al otro y amar tanto las similitudes como las diferencias, radica la estabilidad que uno busca a la larga... Besos Mali!

PD: Te dejo un link de algo que escribi a propósito de príncipes por si quieres ir a ver.

http://blaueschmetterling.blogspot.com/2006/05/vivir-en-un-cuento-de-hadas.html

Krestian dijo...

Muy buen post como siempre, y el debate en los comentarios, imperdible... coincido con muchos, zorgin, caracol, cecilia...

Mirá, esta historia estoy ya saturado de verla, tanto al derecho como al revés, y realmente me tiene pensando desde hace mucho: quién fue primero, el huevo o la gallina? Porque también está la "princesa rusa", si tú me entiendes, que a la primera semana del papelito firmado se vuelve más difícil que claudia schiffer, cambia para siempre camisolín de raso y portaligas por jogging de osito dormilón, y mira para otro lado y se hace la boluda el 101% del tiempo...

Reconozco estar en plena mutación, aunque realmente creo que tengo motivos de sobra. En la relación cada uno debería evitar dos cosas mortales: acostumbrarse y relajarse, y debería volver a casa todos los días a seducir y dejarse seducir. Las relaciones no son recibir y recibir lo que el otro da y da.

Estar enamorado de una estatua es posible, pero qué sentido tiene?

Croak croak... perdón, besos, besos...

carlos martinez dijo...

Yo no creo que nadie se transforme tanto, seguramente ella se cegó. Se ofuscó de tal manera que no se enteró que se habia enamorado de un hombre vulgar y corriente.

Anónimo dijo...

Las mujeres se enamoran por que sos camionero...y si al sexto mes..seguis siendo camionero...te dejan por camionero!!!!!
Igual no me olvido del Pelado Fraile....no prisoners in this battle!!!!

Krestian dijo...

Ah siiiii!!! Anónimo, te pasaste!! o la otra: se enamoran del pibe trotamundos, bohemio y aventurero y después quieren que se vuelva un tipo de su casa, fiel, trabajador, que vaya al super y cuide bebés!

Ya, pero ya, YA, estoy escribiendo sobre eso...

Lolita dijo...

Mali, sin ánimo de ofender, me parece muy infantil el planteo.
Creo que quien ve las cosas de ese modo, tan esteriotipadas, aún no ha vivido, o no ha crecido.
Diría que hasta es ridículo el planteo.

MALiZiA dijo...

Hola a todos,
estoy en estos momentos en Salta, por eso ando lerda en comentarios. Aunque no pierdo de leer ningún comment.
Realmente creo que se generó un debate, y bueno, yo también pienso que si bien como dijo alguien enamorarse de alguien, lo convierte inmediatamente en alguien perfecto, también es cierto que eso dura un tiempito.
Nada mejor que saber con quién estamos, y que todos podemos cambiar, quizás somos al principio príncipes y princesas, pero el tiempo va deteriorando el título de nobleza.

Párrafo aparte, anónimo x 5, ?????además de aumentar mi ranking de comments, no entiendo por qué ocupás este espacio de esta forma,en mi blog nunca puse censura, ni la pienso poner, porque realmente pienso en la libertad de este medio. Es cierto que a veces hay quién la sabe usar, y otros en los que la catarsis prima sobre todas las cosas...

En fin, puede pasar... también se puede subir una escalera de a 2 peldaños.

Un beso a todos, gracias por comentar!

Diet Bridget dijo...

Mali,
buenísimo post. yo no sé hasta dónde los tipos mutan tanto (que se van relajando y mostrando hilachas con el tiempo es real) Quizás también sea nuestra responsabilidad, quizás algunas de esas hilachas ya las asoman desde el comienzo pero una se niega a verlas (Como decía Sabina, eso de "vestir de azul al príncipe gris")

¿Para cuándo novedades del príncipe del 4º? ¡¡¡No nos dejes en suspenso!!!!

Saludos!

J I dijo...

Yo creo que las personas se enamoran de la idea que tienen de la persona, transcurrido un tiempo la idea se desvanese y recien ahi ven de que se enamoraron, el loco para mi siempre fue igual nada mas que ella lo estaba idiolisando o no se como se dice.

Damian dijo...

Fuera de que el razonamiento de Malizia es correcto y muchas veces nos damos cuenta que no nos gusta una persona con el tiempo..porque la llegamos a conocer a fondo...los comentarios de anonimo me causan gracia...

carlos martinez dijo...

Tanto los principes como los sapos ya van excaseando bastante. No creo que ninguno de los dos pueda engañar a una mujer...a no ser que ella quiera.

¿Porque me desaparecen los comentarios en algunas bitácoras?

Ro ~ dijo...

pobre tu amiga... que triste...

asumo que fue de ingenua tambien, pero bueno -como dirian los yankis- shit happends

besos mali!

Batman dijo...

Yo me paso la vida disfrazado pero no soy un sapo.

Robin dijo...

Vos sos un Murcieeeeelago!

Batman dijo...

Y vo' quien te pensa' que so', El Principe Valiente? Enano disfrazado de pitufo.

Robin dijo...

Juaaaaa...juaaaa...buenisima esa Murcielago. No te enojes, vieja. Lo importante es el contenido y no el envase.

Batman dijo...

Yep! El problema es que en las relaciones sentimentales muchas veces compramos por el envase y no por el contenido

Robin dijo...

Lamentablemente es asi. Compramos una Coca Cola y cuando la tomamos es aceite castor.

Batman dijo...

Puaaaj! Si me habre tomado Cocas con gusto a aceite castor. Man!

Chechi dijo...

Una vez me dijeron que tarde o temprano... la princesa se convierte en bruja y el principe en sapo...!
besote!

loca_como_tu_madre dijo...

Me pasó lo mismo, estuve de novia con un príncipe y resultó ser un soberbio del carajo...

Era un sapo disfrazado y ahora con el tiempo me dije, como pude ser tan ciega y no haberme dado cuenta!!!

Si el amor engaña y hacer ver espejitos de colores...

Besos Mali.

Anónimo dijo...

maldito velo cubre ojos del enamoramiento, muchas gracias Malazia por hacer estos dias de duelo mas ligeros para mi,me identifico por completo contigo, mi sapo me mando al carajo y la princesa no deja de llorar, todo mundo me dice ke el era un sapo y ke debi dejarlo yo por eso de la dignidad, pero no pude, ahora el sapo se lanzo al estanque y yo me quede fuera , pero dejare en paz a los batracios pobrecillos ellos que tiene la culpa de que la "especie pensante" los compare con los seres mas infames del mundo no?
saludos desde Mexico
Sandra

X'stian dijo...

No será que los príncipes no existen????
son un invento de Migré.

Josie Janeway dijo...

Es que el que se muestra perfecto, es porque tiene mucha cacona escondida bajo la piel. Las personas "normales" son como uno: llenos de defectos. Y la cosa está en quererlos con esos deffectos.

La perfección me da miedo, y bronca, porque sé que quien se muestra perfecto me está mintiendo descaradamente.

un besote Malizia

voyeur dijo...

todo esto está bien, se entiende, pero no hay que tener miedo. no hay nada peor que el miedo.

saludos.

Julie dijo...

se me hizo tarde pal debate.. acuerdo con la mayoria.. todos somos principes y sapos o princesas y brujas a la vez, como decia la mama de gaby creo.
coincido con lo de querernos aun con nuestros defectos y con lo de evitar el miedo, que solo paraliza...

un beso a todos
tarde pero seguro

Ruben dijo...

Hola Mali, hace mucho que no entro a tu blog, pero realmente me gusta, me sorprendio para bien el nuevo formato, con las flores de fondo.
Segui asi , te felicito !!

ella y su orgía dijo...

Descorazonador relato. Cierto, como la vida misma. ¡Ay!, Malizia, querida, ¿qué va a ser de nosotras? Qué mala pinta tiene esto.

Abrazo orgiástico.

cavasko dijo...

El amor es como un tinajero, cargado de un líquido vital que gota a gota va filtrando impurezas para luego beber y disfrutar de la frescura que nos brinda.

Migraña dijo...

Vos y tus amigas, son tan inmaduras, Dios....

Es al pedo, Dios los cria y el viento los amontona

Lindo Blog

Alma dijo...

La verdad, Migraña, no creo que Malizia y sus amigas sean inmaduras, eso que le pasa a ellas, nos pasa a unas cuantas. Sólo hay que conocer historias para decir que es así.

Your_Little_Cupcake dijo...

sabio, cierto y triste. Acá decimos "Mientras más perfecto, más grande es el defecto"

Besitos

YLC

Una chica blond dijo...

Es culpa de quien se engaña x estar "enamorado" y no ve las cosas como realmente son.

Es preferible aceptar que el otro tiene defectos (como uno , claro) y no solo magnetizarlo de virtudes.

Mi padre me dijo un día luego de una desilución: "vos no estás enamorada de él, sino del amor"

Uno idealiza situaciones, personas, momentos...
Yo no quise enamorarme nunca mas, xq sufrí mucho. Enamorarme es sinónimo de estar "idiotizada" sin ver la realidad.
Hoy estoy muy bien acompañada, contenta y con los pies en la tierra. Me siento mas segura, mas tranquila y feliz.

besos