Fragilidad

He construido castillos de naipes y me metí a vivir en ellos. Ignoré abiertamente su fragilidad. Intenté sostener con mis brazos su estructura. Me mantuve inmóvil cierto tiempo, traté de no respirar fuerte, espirando suavemente el aire de mis pulmones, susurré las palabras, no me rasqué la nariz cuando me picaba, permanecí en letargo casi mortal pero igual e inevitablemente me fui al carajo y terminé debajo de un pila de corazones, picas, tréboles y diamantes, que me sepultaban impunemente.
Es que los castillos de naipes siempre zozobran frente al viento de los desamores.
Cuando ya no podía negar su peligrosa inestabilidad, me sentaba en uno de los cuartos, construidos con piso de diamantes, y me acurrucaba. Sobretodo cuando su aliento vibraba con palabras hirientes, cuando su aliento destilaba un veneno que desconocía y para el cual no estaba inmunizada.
Todo comenzaba a moverse peligrosamente, y es cuando deseaba cemento, vigas, parantes que sostuvieran mi cariño, mi amor. Una estructura de metal que no se desvaneciera con su mirada desencantada.
A veces -demasiadas veces- pretendemos que las cosas sean como no lo son. ¿Por qué ese eterno encubrimiento de la realidad, esa manía de construcciones precarias intentando ser fortalezas del medioevo?
E insistimos en vivir en una torre visualmente hermosa, pero que puede caer al menor paso en falso o brusco movimiento, y que inevitablemente nos hará ver la realidad con su estruendo interior de corazón roto.

53 comentarios:

Angel y Demonio dijo...

Porque a veces somos unas santas pelotudas Mali, por eso... y porque cerramos los ojos hasta que los abrimos y estamos tapadas de mierda, de toda la que aguantamos (una vez más) por pelotudas. Por eso mejor me quedo piolita y sola, no quiero mas guerra. Abrazos!

Agustin dijo...

Quien no ha fabricado un castillo de naipes. Hermosa la metafora aunque desgraciadamente certera!!
Cada dia escribis mas lindo. Congratulatios.

Ale dijo...

Te leo siempre, pero es la primera vez que comento. Tal vez porque en este momento estoy viviendo en un castillo de naipes y me niego a salir de el hasta q se me caiga encima y me aplaste por completo...pero a quien no le paso?

montevideana dijo...

Hasta la fortaleza más inexpugnable puede desmoronarse en un abrir y cerrar de ojos. Aquéllo que creías sólido como la piedra (tu familia, tus amistades, tu trabajo, ¡hasta tu país!), también puede derrumbarse como un castillo de naipes, y por algo más trivial que el desamor.

No lo olvides, mi reina de corazones.

Gaby dijo...

Hola... al igual que ale, te leo desde hace tiempo, pero es la primera vez que comento... en este momento de mi vida estoy viendo como de a poco se me va derrumbando el puto castillo de naipes, ese castillo que llegó a ser alto, que me permitió estar en las nubes, ese castillo que era hermoso y me hacía un Ser feliz por el simple hecho de existir... de a poco se rompe... se cae... se me caen naipes en la cabeza, me golpean fuerte... y no sé como hacer para que deje de derrumbarse, no quiero que se desplome por completo... no quiero... pero no sé como evitarlo... y cada naipe que cae rompe una ilusión... y duele... mucho...

la pequeña padawan dijo...

qué bonito modo encontraste de describir eso que todos y todsa hemos hecho...

zorgin dijo...

se la ve llena de optimismo...,uno hace eso porque es un pelotudo a repetición, sin embargo la casita del chanchito práctico, tambien se puede caer, lo importante es guardarse los diamantes...(¡!)

deapoco dijo...

never underestimate de power of denial.
a esta altura del partido creo que la negación mueve el mundo.

Alex dijo...

Ya han dicho cosas sensatas, inteligentes y sensibles así que sólo me queda adherir a los comentarios de Montevideana y Zorgin.
Serrat decía que la verdad no tiene remedio, la realidad tampoco, aún aquella que nos creamos nosotros mismos.
Besos

Martin dijo...

Puro apego, simple.

Khabiria dijo...

Cuántos castillos y cuantas fortalezas no sa han caído??? todo puede derrumbarse en un abrir y cerrar de ojos...pero muchas veces nos empeñamos en mantener una máscara falsa, nos autoconvencemos de que todo está perfecto aunque lloremos en la habitación de los diamantes...es la vida, simplemente es la vida...
Un abrazo

Ana C. dijo...

Qué imágenenes más lindas, Malizia!

Krestian dijo...

A veces, uno *sabe* que la casa se cae a pedazos, pero resiste, a veces por no aceptar la desilusión, pero también por causas de fuerza mayor.

La vida tiene un aspecto práctico más importante de lo que uno piensa a primera vista. Siempre hay una causa de fuerza mayor que no permite obrar segun el corazón o la conciencia.

Besos... desde la demolición.

Cecilia dijo...

Yo creo que lo que queda es LEARN,aprender, y darle para adelante. Así es la vida toda y en todos los ámbitos.
Y luego aplicar la lección en la próxima.
Me gustan tus reflexiones.
Un beso y buena semana.

carlos martinez dijo...

¿Y que?Pues levantamos otro. Con el material que tengamos, y después otro, y el siguiente y otro. SIEMPRE, y ya oensand en el siguiente.

zorgin dijo...

oiga krestian, no se ofende si le presto un paraguas?

Krestian dijo...

zorgin, mejor un lugarcito en el jardín para armarme la carpa un par de días? :)

Legally Blonde dijo...

tan triste pero a su vez tan cierto!no se por que lo hacemos...

Lalodelce dijo...

Yo digo, el día en que una se anime a mostrarse greñuda y ojerosa, tal cual nos levantamos de la cama todos los días; o eruptemos después de una comida, como lo hacemos a menudo cuando estamos solas; digamos palabrotas en la primera conversación telefónica, como cuando hablamos con nuestras amigas; o nos tiremos un pedo en la cama cuando estamos durmiendo con el habitante del castillo de naipes, como cuando estamos durmiendo solas. Ese día, y sólo ese día empezaremos a vivir en una sólida aunque sea choza, pero auténtica, nuestra y sin miedos. Ése día nada se caerá nunca más. Pero hasta que pase, la estática estética nos domina.

siempresol dijo...

Malizia que verdadero lo que has escrito. Me esta pasando ahora ,mi castillo se esta cayendo poco a poco y no quiero sostenerlo....no hay ganas ni fuerzas de sostener nada. BESOS para vos!!!

siempresol dijo...

Ah! me olvide! me llegaron los coments de khabiria y Krestian.. besos para ellos tb.!

Caracol dijo...

Coincido de cierto modo con Montevideana, no hay fortalezas.

Todas las casas sufren los mismos sismos, algunas con cimientos mas solidas lo soportan mejor.
Otras, al reves, sobreviven a toido gracias a su flexibilidad.

Pero no hay casa sin fisuras.

Vio ? A veces puedo comentar sin decir boludeces. Cuando el efecto del chimichurrí se me pasó...

loca_como_tu_madre dijo...

El post me hizo mover la estantería. =(

Beso Mali!

zorgin dijo...

krestian, si ha pasado por allá ya sabe como es, busque una palmera y relájese,... fíjese que caracol no la esté usando...

Commentor dijo...

Superlativo, Malizia. That´s it.

leandro dijo...

ilusión, un gran enemigo con muy buena prensa

Cristibel dijo...

Porque vivimos de ilusiones y La Vida es Sueño.

Batman dijo...

Mira la pichona de Vitoria Ocampo con el post que se despacho.

Robin dijo...

Escribite algo Mali! A ver si te pones las pilas y empezas a ver editoriales en vez de seguir regalandote en el internet. Posta! Va de onda el comment, no se me enoje patrona.

Julia dijo...

uyy! si, como entiendo yo de esto!
besos!
ah, y no vale reirse taaaaaaaaanto cuando alguien llama y se confunde de redacción, ;)

LUCRECIA dijo...

Vivimos muchos amores enfrascados en castillos de naipes pero si bien duele la caida diganme sino disfrutan a m orir mientras dura la ilusion, casi como un cuento de amor de Poldy Bird, donde hablaba de la duracion del amor, era una chica re enamorada de él y le decia a su amado: -No importa cuanto dure nuestro amor, si es un dia, un mes,un año o un siglo pero mientras dure decime que es para siempre!!
Decime si no es esa contencion y sensacion de refugio que buscamos en el amor, que cual oasis en nuestro camino dificil de la vida nos aligera el paso.... besos, Lu.

Sebastián dijo...

Ay, Mali. Yo me rehuso a entrar en uno de esos y lo unico que hago es encontrar personas valiosas perdidas entre esos escombros e incapaces de salir. No puede ser que nadie se de cuenta de su verdadero valor y quiera construir algo sano fuerte y con cimientos. No puede ser, Mali. No puede ser... :-(
Besos.

MALiZiA dijo...

Hola,
debo reconocer que leí todos los comments,(aunque conteste en general)
y me conmovieron mucho, porque me doy cuenta de que a muchos nos pasa lo mismo, y porque veo que a otros se les está moviendo sus propios castillos. Y todavía más cuando me dicen que "el post les hizo mover la estantería"..., o que los motivó a escribir por primera vez un comment, todo eso me llega muy, muy profundamente, línea directa al corazón.
A los que me dicen que estoy escribiendo bien, y que publique, gracias, no saben que linda caricia a mi espíritu son sus palabras...
a veces pienso que ya no tengo nada más que decir, y si debo cerrar este sitio, pero cuando veo que siguen conmigo, me alienta a seguir escribiendo, contándoles mis sentimientos.
gracias, amigos!

Gabu dijo...

Es doloroso pero así es la vida...
Tal vez el primer error lo cometen nuestros padres al decirnos que la vida es bella y nada más,a esto le agregan mientras somos niñas,que somos unas princesitas dignas de un príncipe que vendrá a buscarnos en su caballo blanco...
Quién no se ha dejado llevar por la ilusoria fantasía de creer que ése castillo por el que tan denodadamente nos esforzamos en construir se derrumbará tal vez a la mañana siguiente cuando notemos que en nuestra alcoba palaciega sólas estamos?!
El problema debe estar en las BARBIES!!!
Me juré que si tengo algún día una niña,jamás la dejaré creer que la vida SOLO es un sueño...

Nancy dijo...

Ayyyyyyyy a quién no le ha pasado Malizia ... pero usted lo dice tan lindo... tan poético... ahhhhh...

Cecilia dijo...

Creo que la vida no es solo sueño, creo que es soñar y trabajar por los sueños. Lo que no existe (o estadísticamente es así) es que un día te sacás el bingo -metafóricamente hablando- y se resuelve todo. Ese es un pensamiento mágico que no sirve. Que el bingo, (si un dia me lo gano) sea una especie de yapa.
La vida es trabajo personal y si estamos en pareja es un trabajo de dos (o por lo menos para mi lo es)y nada es todo el tiempo 100% alegría.Muchas veces hay que hacer el esfuerzo (o mejor dicho yo hago el esfuerzo) de ver las cosas con otros ojos. Y a veces me gana la tristeza, pero así es la vida. Hay que seguir dándole para adelante con una sonrisa que se haga carne.

Un beso Malizia, realmente un hallazgo tu blog.

ella y su orgía dijo...

Qué maravilla de post, Malizia, perdona que te haga un comentario tan simple, pero, chica, qué delicia. Después de leerlo me he dado cuenta que me he pasado la vida mudándome de un castillo de naipes a otro.

Besazos orgiásticos.

solita dijo...

Era justo lo que quería decir...

Besos

Luna dijo...

Te leo siempre , y la verdad que tu post me hizo pensar, mientras lo leía me dí cuenta que a mi me pasa lo mismo.
Yo tambien vivo en catillo de naipes, y en cualquier momento se me cae ensima.
Se que no nos conocemos pero tus palabras, fueron las indicadas en el momento justo. Quizás me diste, sin quererlo, el baldazo de agua que necesitaba para reaccionar y sé que a la distancia, me aydaste mucho. Gracias.
Y espero que puedas salir de "castillo"...

Salitou dijo...

Cuando era chica hacía castillos nada más que para destruirlos cuando los terminaba. A veces porque no me gustaba como habían quedado. Otras, por el puro placer de ver el derrumbe. Quizá conservo esa costumbre, no se. Ahora estoy en mi casa, de ladrillos, y se me están cayendo de a uno encima de la cabeza. De ladrillos, de naipes, de chapa, de lo que sea, siempre se pueden caer.
Lo importante es cómo quedamos después del derrumbe no?
Sigo anestesiada.
Besos

Juan Pablo dijo...

Creo que la imagen es tan certera que impacta directo al corazón, que más justo que ver ese castillo de naipes, para darse cuenta de la fragilidad de algunas cosas...
excelente, también opino como otros, que tenés un gran talento.

Alma dijo...

me llegó tanto, que quedé sin palabras. Lloro, porque sé que tenés razón.
un beso desde mi descubrimiento

Miada dijo...

Te has lucido bien Mali, un texto estupendo, lleno de bellas sensaciones, las buenas, y con algunas situaciones de la vida que duelen, pero que son necesarias Mali, si no, nunca apreciariamos la belleza del castillo creado...

Un beso.

mila dijo...

Ánimo, princesa.
De aquí un tiempo lo mirarás con la distancia y te parecerá todo un pequeño bache. Te lo dice una experta en demoliciones.

Jesús dijo...

Así es el juego del amor. Una partida de poker de apuestas altas.

DudaDesnuda dijo...

Porque tenemos ovarios de amianto y aguantamos hasta no poder más de no poder más.

Besos y torres.

Carmen dijo...

... no sé si me quedaría con el as de corazones o de trébol, amor o suerte... mejor suerte en el amor, no?

Josie Janeway dijo...

Pero es mejor construirlos, que se te caigan encima y sufrir, a no construirlos o construirlos con falsas certezas.

Viste esa frase recontra repetida de "prefiero haber amado y perdido (y sufrido) que no haber amado nunca"? Debe ser así. Yo hace como dos años que no me enamoro locamente de nadie, y extraño muchísimo eso...más allá de que siempre,pero siempre terminé llorando de tristeza.

Anónimo dijo...

ese pibe..sebastian...siempre con comentarios muy pelotudos...ahora por lo menos en la foto se tapa esa pelada de fraile que tiene...tan espantosa por cierto
buenos aires big tierra travesti

Mikaelina dijo...

(¡Vaya con el anónimo, con el buen ambiente que se estaba creando!!)

Resulta que has encontrado una figura que a todos nos gustó. Es verdad que todos alguna vez nos hemos sentido viviendo en un castillo así, siempre frágil, siempre guardando el equilibrio. Pero cuando jugamos a los castillitos nos empeñamos en recomenzar una y otra vez. Lo importante no es la fragilidad, la alegía está en hacer las torres más altas!!

Besos

Anónimo dijo...

es cierto que la imagen pegó mucho en todos, debe ser porque quién no ha construido castillos de naipes, reales, y también de los irreales.
bueno, muy bueno tu texto. saludos.
Juan Ignacio

Zeithgeist dijo...

Si vamos, castillos que se derrumban a diario.. pero nadie se ha dado cuenta de lo grandioso que resulta salir de ahi dejabo, lleno de opolvo y con una sonrisa secreta?
los Fenix, solemos disfrutar a lo agridulce de las catastrofes....

Andrea dijo...

He llegado a tu blog por casualidad, a trave´s de google, buscando un texto. Y me ha gustado mucho como escribes! Me he visto reflejada en muchas de tus palabras, sobre todo en este post, ahora que estoy viviendo en un castillo de naipes al borde del derrumbe. Gracias por tan lindas palabras!