Quemá esos datos

No hay peor infiel que el que quiere ser descubierto. Ese es el peor, ya sea hombre o mujer. Porque es el que va dejando datos, evidencias, que a la larga y por efecto acumulativo hace que se destape todo. Y de la peor manera. Siempre y cuando el que porta la cornamenta no niegue (conciente o inconcientemente) todo de tal forma que aún con la evidencias en la punta de la nariz siga como si tal. Puede pasar.
Todo estos pensamientos respecto a la infidelidad surgieron cuando leí, hace unos días, en Clarín una extensa nota donde explicaban que en la mayoría de los divorcios la causa era un email o sms. Y claro, justamente no era un mensaje del tipo “quiero divorciarme”,“esto no va más tenemos que divorciarnos”, o “hablá con mi abogado”, no los mensajes eran del tipo “bombón no aguanto hasta el lunes para verte”, o “esto es un infierno sin vos”, "y pensar que estás con ese(a) idiota ahora", etcétera, etcétera.
Cada caso tendrá una motivación particular, pero creo que hay que ser muy estúpido, o malvado, para engañar y encima dejar las pruebas, ya sea en la computadora, y menos en el celular, de tan fácil acceso a cualquier persona. Esas personas no leyeron las reglas básicas de la infidelidad, que es: no dejar pistas.
¿Por qué lo hacen? ¿Por simple olvido o una premeditación de que ya quieren que el otro se entere? Porque vamos, nadie quiere decirle a la cara a su pareja, que se está encamando con otro, pero a veces es lo que quisiera. Y acá depende de si es una aventurilla que se perderá en el universo de los tramposos, y que pasará como un lluviecita del verano, o si es una relación que ya pasa de aventura y se mete en el ámbito de la doble vida, bien en el ojo del huracán.
Según el artículo, en el 43% de los casos que llegan a Tribunales, la primera prueba de la infidelidad fue un SMS y en el 29%, un e-mail. Le siguen los chats y las redes sociales. En el 85% de los casos se confirma la infidelidad y la mayoría de las veces los amantes son compañeros de trabajo o familiares. Y otra estadística para sacar conclusiones, el 60% de los divorcios lo inician las mujeres.
Lo que no quiere decir que esta sea la cifra de quién es más adúltero, hombre o mujer, algo que da para discutir largo y tendido, pero sí estoy segura de que aunque el hombre se quiera divorciar, o separar, la que toma la decisión la mayoría de las veces, es la mujer. Con pruebas o no.
Me siento dentro del universo estadístico, porque cuando me separé de mi tercera pareja el motivo fueron unos e-mails, que leí con la miraba incrédula de tanta pasión (re) volcada en letras. Esas cartas virtuales estaban en la papelera de su cuenta de e-mail, uno por uno, beso a beso, iban narrando una impresionante metida de cuernos mientras yo estaba trabajando en España. Había tenido el tino de borrarlos, pero no definitivamente. Claro, que él se enfureció y me acusó de invadir su privacidad, ¿Y yo? Me fui y le dije, que se vaya a la mierda, con su privacidad y todo. Un caso más. Un número más de ese 29%.
Ahora, ustedes no piensan que los que dejan huellas tan fáciles de encontrar es porque en el fondo desean de todo corazón que su pareja sepa que la están engañando. Si no cómo se explica tanta desprolijidad.

21 comentarios:

Mariana dijo...

Yo pienso que tiene que ver con que no es un juego logico y premeditado. El que engaña no se pone a pensar en lo que puede perder o lo que puede dañar, se da a los impulsos naturales como un animalito y por ende no tiene la capacidad de calcular friamente los detalles.
Claro que el que lo hace es calculador y es un juego mas siniestro.
Participo de un foro en donde hable y comente muchas veces sobre la infidelidad. No estoy entrando porque no quiero darme manija y confiar en mi pareja actual y bueno, no es que tu post me tire mala onda jajaja.
Siempre fui de las que justifican esa breve infraccion que es revisar algunas cosas en pos de la verdad.

Santo Ángel dijo...

Dice un viejo, conocido, vulgar y cierto refrán popular, "No busques lo que no quieres encontrar"; dice otro "No preguntes lo que no quieres saber".

A donde voy con esto?, pues a que definitivamente si alguien está engañando a su pareja y no quiere que lo sepa, simple y sencillamente va a hacer todo lo posible por mantenerlo en secreto, caso contrario, si la idea es que se de cuenta la pareja de la infidelidad y con esto motivar un rompimiento, pues entonces va a hacer lo necesario para que se de cuenta 'accidentalmente'.

Por otro lado, la persona que busca en la vida privada del otro (leáse mails, sms, mms, cartera, bolso, etc etc etc.) simplemente se está exponiendo a encontrar lo que quizá no quiera encontrar.
"El que busca, encuentra"

Saludos y besos infieles ;)

La solitaria dijo...

La excusa de invasión de privacidad le vino como anillo al dedo, no?

Anónimo dijo...

No tienen huevos para decidir, para decir en palabras "te dejo". Cuesta menos el retiro voluntario del que fue engañado. El que fue cagado esta furioso y no intenta remontar una relación de inmediato. Para el sujeto cagante es mas comodo porque el fracaso de toda una relación de traslada a un cuerno. Se liberan de charlas profundas y sobre todo de la desición de ruptura. De esta manera, zafan de ver una mujer, del otro lado de la mesa y en clasico cafetin neutral, con lagrimas en los ojos y pera temblorosa. Los ojos eyectados en sangre causan menos culpa.
zara

Juan dijo...

Centrandono en tu pregunta, la respuesta es NO.

El/la que engaña, no lo hace pensando en la pareja. Lo hace pensando en el/ella mismo/a.

Y las pruebas por descuido son solo eso: descuido (o ignorancia).

El caso de la papelera de mails... el tipo borro los mails... no sabia (o no penso en) que no se borraban definitivamente.

No siempre el que engaña quiere cortar la relacion. Simplemente a veces quiere algo nuevo.

Para redondear: la fidelidad es un invento social que va en contra de los instintos de los hombres y trata de reprimirlos. A veces lo logra, muchas veces no.

Susana dijo...

Creo que en el fondo quieren ser descubiertos, no queda otra, quizás lo hagan inconscientemente, puede ser, pero conozco tipos que tienen amantes y no se les escapa nada, y la tienen desde hace años.
Igual, leí que si el email lo encontrás como vos entrando sin permiso a su cuenta, no se toma como dato fiel en un divorcio, por el tema de la privacidad, y etc. etc.
Y bue... qué se le va ahacer.
saludos.

Agustina dijo...

la verdad...estuve leyendo...y es lo q yo estuve pensando el otro dia!...mi novio me dice q si algun dia me es infiel yo me daria cuenta(mmm no se si me querra dejar tranquila con ese "sos tan astuta q te darias cuenta mi amor"...para q yo " ay me quedo tranquila, total me voy a dar cuenta de la nada")...pq soy demasiado detallista...igual yo le decia q se q el es bastante vivo como para no dejar rastros de una infidelidad...(" ojos q no ven corazon que no siente" dice el dicho")...y que sabiendo q el es muy parecido a mi, cuidadoso y meticuloso...no dejaria nada al descubierto como para q yo me entere...pero...que me preocuparia si alguna vez me fuese a enterar de algo...pq ya ni se tomaria la molestia de ocultar evidencia...por lo tanto ya ni le imortaria q yo me entere.

Anónimo dijo...

El que engaña y se descuida es por mera calentura. Los hobmres no lo hacen tan bien como las mujeres. Vos una vez dijiste que el tipo se encama con la que tiene a 3 cm de su nariz o de su ... pero la mujer lo medita, lo planifica, aunque a veces la calentura le gana también. Creo que, al margen de la discusión ético-moral del adulterio, quien engaña y se descuida, en cierta forma juega con el peligro de ser descubierto y calarle en lo mas hondo al otro.

Alma dijo...

comparto, cuando dejan tantas pistas, o pistas fáciles de borrar es porque en el fondo quieren que todo salga a la luz, me paso, lo mande a la mierda, y después pensé al final logró lo que quería, sin nada de su parte, sin charla, ni nada.
me gustó el post! aunque me hizo acordar tiempos feos.

Etereo Desliz dijo...

muchas veces se da cuando -por ej en facebook- el infiel además de ser infiel gusta de ostentar a toda la gente que (supuestamente) le coquetea hasta que un día se le va de las manos y un/a amante deja algún mensaje que contiene la infidelidad implícita y zas!

Anónimo dijo...

puede ser que la calentura obnubile las neuronas,jajajaja.

Doctora Yvonne dijo...

Yo en cambio, pienso que hay mucha gente ignorante que piensa que lo que escribe en un teclado y envía por email, se pierde en el ciberespacio. Hay estudios que revelan que la gente es mucho más sincera e intimista cuando se enfrenta con un monitor, de ahí que escriban tantas zarpadeces. me encantó el tema.

Belladonna dijo...

Ay mali,
Me ha fascinado esta entrada.
Concordamos la mayoría en que primero, dejan todo suelto sin importarles que lo descubran mucho a lo mejor porque eso quieren..Segundo, sacan la excusa de la privacidad, como si se tratara de que andamos en sus papeles médicos o legales..Curioso, esos papeles la mayoría los respeta (a mi entender) y nos concentramos en esa privacidad de ellos que realmente es tambien nuestra..Caramba,porque encontremos lo que encontremos en su "privacidad", nos dana directamente a nosotros..se trata de su privacidad, pero tambien de nuestras vidas..

Un besote..

Anónimo dijo...

Juan yo no creo en esa corriente que opina que la infidelidad es un tema social/ cultural... Recuerdo estudios donde familias de muchas esposas o esposos- el última caso en islas de bajo indice de natalidad- hombres y mujeres se celan y compiten de la misma manera. Es decir no se sanciona moral ni juridicamente porque las "normas" son otras pero el sentimiento animal mas que social esta incerto en todas partes. Reprimidos o no... rompemos las bolas igual.
zara

Your_Little_Cupcake dijo...

amiga:

Creo q el q deja pistas quiere ser encontrado pues no tiene bolas/ovarios, o por que tiene otro problema. Una muchacha q eramos mejores amigas enganno asu marido y llevo al amante a la casa, lo metio y lo hizo crear amistad con su esposo, juraba y rejuraba q el marido la cfreia incapaz y q nunca la descubiria, pero estaba muy equivocada. El marido jugaba su propio partido, el de no darle en la yema del gusto y enfadarse (?!) terminaron reconciliados. La una no queria perder el status ganado con el marido, el orto no queria perder a la mama q lo cuidaba.

YO me aleje de ellos pues ella me puso de su escudo y pantalla, ademas ambos juegos me parecen muy insanos. NO se que tan felices sean en verdad o q tan conveniente sea mantener su matrinomio, pero si se q fue un juego tortuoso, especialemnte para sus hijas.

Hay a veces un ingrediente de intriga y competencia en estos "juegos de adultos" q son muy insanos y llenos de issues en mi opinion.

Excwelente post amiga, sienrpe brillante tu!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

LA PERSONA Q ENGAÑA, DEMAS ESTA DECIR Q ESTA SIENDO EGOISTA, ESTA PENSANDO SOLO EN EL Y EN SU SATISFACCION, POR LO TANTO, PQ PENSARIA EN SU PAREJA?...Y EN QUE ELLA NO SE ENTERE!

Madie dijo...

Por supuesto, yo creo que cuando uno deja huellas y no es cuidadoso, es porque en el fondo quiere ser descubierto. No quiere sentir esa carga de tener que contarlo o dar el paso para terminar con una relación que evidentemente no sirve.
Espero nunca sentir esa necesidad y que si a mi pareja le sucede me lo haga saber. Detestaría esa situación de ir notando los indicios hasta hacer 2+2, debe ser una mierda con todas las letras.

Juan Pedro dijo...

estoy de acuerdo con la mayoría, si dejan pistas es porque quieren ser descubiertos, yo conozco mil casos, y encima que después lo negaban, y decían: cómo pudo darse cuenta, dios no había que ser muy vivo para darse cuenta.
Otra, las minitas son muchos más astutas a la hora de engañar que los hombres.

Edith dijo...

no sé, voy más por el lado de la calentura que no te deja pensar, jajaja.

Peralta dijo...

Mirá, Mali, la infidelidad se construye de a dos también. El otro día me contaron de una mina que le encontró al marido una carta de amor, lo esperó para echárselo en cara y le dijo que la carta estaba encima de la mesa de luz, y el tipo fue y se comió la carta, y negó, negó hasta morir que no había tal carta. Y la mina se dio por vencida y aceptó que la carta que tuvo en sus manos y leyó fue fruto de su imaginación. Párrafo aparte para los comentarios poco felices que creen en la fidelidad como un valor y hasta justifican invadir la privacidad "en busca de la verdad", qué verdad? Si, somos animalitos, también, y como tal actuamos muchas veces, por ejemplo cuando se nos para la garcha y no tenemos a mano la persona que firmó la libreta o que vive con uno o que se llama novia.

Cecilia dijo...

(Y)