Simulación

¡Sí, sí, sí, yo también fingí orgasmos! No fueron todos, algunos por ahí metidos entre medio de los reales, de los poderosos, de los perfectos creadores de esa sensación tan difícil de describir. La muerte dulce como le dicen algunos, el instante en que el cuerpo vibra como si dejara de existir, el aliento del placer que recorre cada una de las células.
Pero tuve que fingir, me vi obligada a hacerlo. Ellos me obligaron.
Ellos, los hombres con los que cogí en ese momento. Porque a veces sentí que si no se los daba, su moral decaía, sentían que toda su labor estaba perdida. Error, pero se sienten así. Les impusieron su función dadora de orgasmos. Y reconozco que no hay nada más placentero que tenerlos, pero a veces no sé da. Y no es la muerte de nadie.
Es quizás cuestión de química; o de tiempos. Puede que no suceda un día, y otro sí. Somos tan jodidas como delicadas, somos una máquina tan compleja como un reloj mecánico con su extrema precisión, que sólo hay que entender. Pero hay señores que piensan que somos de diseño de cuarzo.
Y están los: “Ahora, ahora, quiero uno, uno, dame uno”. ¡Ahora no puedo, ahora no llego, me falta! Y me siento como un goleador al que le exigen en cada partido el gol deseado. Y entonces lo finjo. ¡Ahí lo tenés! ¡Gooooool! O los otros que no piden, ni dicen, ni preguntan, acaban y listo, y jamás se hacen problema si una lo tuvo o no. Ninguno de los dos dice nada y todo queda en la íntima soledad. Por suerte están los terceros, los expertos relojeros, que pueden hacer que el mecanismo funcione para lo que fue creado: la perfección. Es cuestión de sabiduría. Es el encuentro.
Siempre me quedo con el interrogante si ellos saben perfectamente cuando se finge, pero no quieren decirlo por sentirse ineptos, o por no hacernos sentir unas mentirosas. O si simplemente somos unas perfectas simuladoras.

18 comentarios:

garrobito_alado dijo...

..Un poco de cada cosa.. por alli son perfectas simuladoras y por el otro... a veces nos damos cuenta y no decimos nada de nada...
No se si soy un buen relojero... nadie me lo dijo nunca, nada como "papito, me mataste.." mas bien el mutuo sentimiento de algo irrepetible y hermoso...

tuga,nestor dijo...

ya me voy calzando el traje de amianto para aguantar las puteadas, pero el famoso chiste "por q las mujeres finjen el orgasmo? Por q creen q al hombre le importa" para mi es 100% fidedigno; jamas escuche a un amigo decir "como me gusta infringirle orgasmos a mi novia" o "la muy guacha me finje, mi masculinidad esta por el piso"...para mi esta bueno q ambos acaben, si juntos mejor, todo muy bonito, pero si no se da, lola! No me acuerdo q gurú del movimiento feminista (obviamente mujer ella) decia q el orgasmo femenino era trabajo de la mujer.

Si ella lo dice...yo caso le hago!

besos amiga!

garrobito_alado dijo...

..Lo dicho por nestor es interesante... los hombres somos responsables del orgasmo femenino?? Debemos hacernos cargos de sus simulaciones???? Quien nos endilgo la paternidad del placer femenino??? No digo que no pero tampoco todo pasa por nosotros no?? Como dice malizia, nos criaron a que debiamos satisfacer y si no, nada esta completo.. pero el orgasmo, a ver aclaremos.. no hay orgasmo "femenino y masculino" hay orgasmo, uno, juntos a veces y a veces separado pero la idea es de que haya placer conjunto no?? Pero tampoco un placer en el mismo momento, en el mismisimo segundo.. para eso hay que ser, en palabras de malizia, un relojero consumado...
Me quedo con el concepto... un orgasmo es un trabajo de dos.. como la pareja vio??

loca_como_tu_madre dijo...

No me gusta fingir, pero debo reconocer que más de una vez lo hice... por compasión, juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!

Bueno, che, tampoco soy una criminal... los hombres tampocos son unos santos... jejeje...

Besotes Mali!
Maru.-

MALiZiA dijo...

Uy!!! Esto va a traer cola (o lo otro) chicos, yo no hablo de que sea un trabajo exclusivo del hombre, sería muy egoísta de mi parte, nunca pensé eso.
La imagen del relojero,es porque me pareció que también es necesario conocernos, ya que somos un mecanismo complejo,delicado y muchas veces también nos cuesta decir lo que nos gusta por lo mismo que está mal, que la mujer lo diga, boludeces culturales, que por suerte se están borrando...
Y en eso de que el trabajo es de a dos, está el de conocernos, saber qué nos gusta, cuando un relojero abre un reloj sabe muy bien dónde va cada pieza, y pérdonenme si les molesta pero lo tipos que saben dónde va cada pieza...
mmm de esos no nos olvidamos,
No tiene que ser así, ni en el mismo momento, ni es pecado no acabar, tanto sea mujer u hombre, como dicen lo importante es gozar con el otro...junto, muy juntos...

PD: Uds, no serán así, pero hay alguno por ahí... que hablen las chicas, please!

Julie dijo...

que tema....!

NO POR MUCHO TRABAJAR SE GARANTIZA EL ORGASMO!... son muchas cosas que entran en juego...

si alguien está pendiente de que llegue es sólo porque no esta disfrutando realmente de lo que está pasando, solo quiere agregar un punto a la estadística.

El que no registró ni como te sentiste... ya está, nome interesa

Me parece que si solo tenemos relaciones y medimos su "EFICACIA a través del orgasmo estamos muertos

Aunque obvio que los quiero!

Una Pepina dijo...

El sexo es un trabajo compartido entre dos personas. Cuando más se conozcan y se quieran, más van a trabajar en conjunto para llegar a una mutua satisfacción, en tiempo o nó. En forma, o nó.
Caso que se puede dar o no en el sexo mercenario, casual, tipo touch and go. Ahí nadie se preocupa por nadie. Cada uno cuida lo suyo. A lo sumo su imagen de macho o hembra.
Con lo cual, una de las funciones mas simples del ser humano se vuelve muy compleja. Los hombres preocupados ya sea en satisfacer o en mostrar una excelente performance y las mujeres en lo suyo.
Por lo que siempre se vuelve a lo complejo de las interrelaciones humanas cualesquiera sea la naturaleza de ellas.

lolita dijo...

Quiero preguntar algo, el orgasmo del hombre con la eyaculación es siempre de la misma intensidad? Porque la mujer, creo, tiene orgasmos de distintos grados de intensidad y es más lerda en llegar, a veces recién en la segunda o tercera del hombre que no todos se la bancan. No quiere decir que no disfrute de todo el acto en si mismo,y como bien señalan los varones es de a dos darse el placer mutuo y todo vales (lengua, dedo, tacto, etc, etc). Ahora quiero preguntar si el hombre con ponerla y sacarla llega al orgasmo o es como la mujer que necesita clima especial, estimulación, tiempo, ?

garrobito_alado dijo...

Lolita: Los hombres no necesitamos tanto precalentamiento como las mujeres; casi casi te diria que estamos "siempre listos para la accion"; las mujeres a veces por impericia del hombre (que apura) o de la mujer (que no tiene mucha idea de su propia sexualidad..) los hombres terminamos primero.. y el orgasmo femenino a veces llega en el segundo que suele ser menos intenso y mas calmo no??
..Sigo insistiendo en el concepto... nadie es responsable del placer del otro, cada uno debe conocer a fondo su sexualidad para realmente explotarla a fondo; la coordinacion llegara con el tiempo.. y ojo un sexo "touch and go" a veces es mas satisfactorio que el sexo semanal (con suerte) con nuestra siempre predecible pareja...

deapoco dijo...

un hombre que dice que le da lo mismo que la mujer acabe o no es comparable con la mujer que dice que nunca finjió
:-)

Caudor dijo...

Bueno, es la muerte de la "muerte dulce", Malizia.
Y como toda muerte, exige su pena, su solemnidad y su luto.

Anónimo dijo...

¿Qué "pena", "solemnidad" y "luto"'?, si es lo más sublime de la vida y lo que más acerca al placer terreno supremo, gocen, gocen, busquen los orgasmos que es vida y no muerte.......

Anónimo dijo...

No se si aporta, pero yo siendo hombre también fingí orgasmos. O al menos la intensidad del orgasmo. A las mujeres también les preocupa y mucho que el hombre goce y lamento decirles que con acabar solamente no garantiza que hayamos disfrutado nada. Es cierto que han sido las menos, pero me pasó acabar teniendo solamente un leve cosquilleo.

Arigato Kumasai dijo...

Para mi es un dar placer mutuamente, y recursivamente hasta que los cuerpos no den más.-

Ahora, no se puede pretender en un "touch and go", lograr que cada uno "explote" en orgasmos. Es mi parecer que hace falta conocerse y conocer a quien se tiene delante, para poder disfrutar y gozar mutuamente

Rufián Melancólico dijo...

Que el cuerpo de la mujer es una maquinaria exquisita no tengo dudas.
Así como un mal relojero conlleva a que la hora sea falsa, un hombre sin técnica merece sus orgasmos falsos.
Por mi parte me interesa muchísimo infligir placer en mi compañera sexual.
De hecho, hasta cierto punto me importa más que ella disfrute que mí propio disfrute. Primero intento hacerla llegar y luego me ocupo de mí mismo. Y creo que de eso se trata precisamente tener sexo: compartir.
Para placer solitario siempre queda la autocomplacencia.

Caudor dijo...

Anónimo, el ejercicio de leer es anterior al ejercico de comentar. Hasta que no domine lo primero, no conviene que haga lo segundo.

Anónimo dijo...

Los que te apuran y apuran y te exigen un orgasmo me pudren pero mas curiosidad me dan los que ni siquiera registran, que pasa por sus cabecitas huecas?
Rufian Melancolico, si supiera que le interesa le dejaria mi mail, su post me desata tantos deseos!!!

Salitou dijo...

Uy, esto si que genera polémica Mali. Va mi granito de arena, pero qué granito? va el arenero completo.
Si nos matamos para complacer al caballero de turno y en todo el proceso nos olvidamos de disfrutar nuestro momento, cuando se termina el asunto no tenemos derecho a queja alguna. Es un poco para cada uno, nada de me concentro en mi y que el otro la pase bien de rebote, un poco lo que me gusta a mi, otro poco lo que le puede gustar al otro. Nadie viene de fábrica con un manual de instrucciones infalible, hay que pedir, preguntar, imaginar, el órgano sexual más importante del humano es el cerebro, hay libros, mucho material en serio en internet, novelas eróticas y no tanto. Hay que mandar a pasear a la vergüenza y a los prejuicios, si somos de los pocos animales que además de reproducirse practicando el sexo lo disfrutamos, no hay que negar la última parte, hay que disfrutar. Qué importa si el orgasmo le llega al otro primero, me llega a mi, o a los dos al mismo tiempo, o no me llega como quiero, si disfruté de todo el proceso? Cuando nos sacamos el peso de "lo que debe ser" de encima es cuando podemos disfrutarlo en serio. Porque el asunto es disfrutar, que para algo somos de los pocos animales que disfrutan del sexo.